YUL BRINNER

    Yul Brynner (nacido como Yuliy Borísovich Bryner, en ruso), nació en Vladivostok, Rusia (otras fuentes indican que lo hizo en la isla de Sakhalin, en Siberia), el 11 de julio de 1920. Fue hijo del matrimonio formado por el ingeniero e inventor ruso llamado Borís Yúliyevich Brynner (de ascendencia en parte suiza y mongola) y Marusia Dmítrievna Blagovídova, que él describía como una «gitana pura» de Besarabia (hoy zona dividida entre Moldavia y Ucrania) . Su nombre lo heredó de su abuelo, Jules Bryner.
    Pasó su infancia en Pekin y a los 10 años sus padres se trasladan a París, donde el pequeño Yul estudia en el exclusivo Lycée Moncelle, y luego fue aprendiz de actor en el Théâtre des Mathurins, con la supervisión de Jean Cocteau.

    Comenzó su carrera en el mundo del espectáculo en los círculos gitanos de París, donde toca la guitarra y canta en un night club hasta debutar en el Circo de Invierno de esta ciudad como acróbata. A los 17 años tuvo una mala caída que le produjo una permanente lesión en la espalda. Abandona el circo y trabaja como electricista, escenógrafo y actor en la compañía de George y Ludmilla Pitoeff. Es fotografiado desnudo como modelo por George Platt Lynes y estudia el bachillerato y Filosofía en la universidad parisina de La Sorbona.

    En 1941 viajó a los Estados Unidos con la compañía teatral de Michael Chejov. Durante la Segunda guerra Mundial trabaja en la Offie of War Information. Su primer paso a la fama fue con su representación teatral de «The King and I» («El rey y yo»), la cual representó 4.626 veces durante su vida artística. Con esta obra ganó un Óscar a la mejor interpretación cuando fue llevada a la pantalla grande, coprotagonizada por Deborah Kerr, en 1956.
    La apariencia un tanto exótica fue lograda con su carismática cabeza rapada, en la película «Salomón y la Reina de Saba» uso un bisoñé para asemejar la apariencia al actor que sustituyó (Tyrone Power, que había fallecido en Madrid durante el rodaje), dirigida por King Vidor y coprotagonizada por Gina Lollobrigida. Todo esto hizo de Yul Brynner un actor cotizado para papeles de egipcio, ruso, mongol y orientales en general.
    Ese mismo año apareció en otras dos importantes producciones: «Los hermanos Karamazov», «Anastasia», junto a Ingrid Bergman (papel que le valió el Óscar a esta actriz) y «Los diez mandamientos», donde interpretó a Ramsés II; posteriormente apareció en filmes considerados clásicos como «Los siete magníficos», «Taras Bulba», «Los reyes del Sol», «Invitación a un pistolero», «El regreso de los siete magníficos», «Triple Cross», «Mi doble en los Alpes», «Villa cabalga», «La batalla del Río Neretva», «Almas de metal» o su secuela, «Mundo futuro».

    Además de su trabajo como actor, Brynner fue un fotógrafo activo y escribió dos libros. Su hija Victoria compiló en otro libro sus fotografías familiares, de amigos y colegas actores, así como también aquellas que tomó mientras servía como asesor para refugiados de la ONU. El libro se titula «Yul Brynner: fotógrafo». Estudiante de música desde su infancia, fue también intérprete de guitarra y cantante. En los primeros días de su estancia en Europa, solía tocar y cantar canciones gitanas en clubs nocturnos de París, junto a Aliosha Dimitrievitch. Cantó algunas de estas canciones en el film «Los hermanos Karamazov». En 1967, él y Dimitrievitch editaron un álbum, «The Gypsy and I: Yul Brynner Sings Gypsy Songs». Fue elegido presidente honorario de la Unión Romaní, cargo que mantuvo hasta su muerte.
    Yul Brynner estuvo casado cuatro veces: Con la actriz Virginia Gilmore entre 1944-1960; tuvieron dos niños llamados Yul Brynner II (1946) y Lark Brynner (1958). Entre 1960-1967 estuvo casado con la modelo chilena Doris Kleiner; tuvieron una niña, llamada Victoria Brynner. Entre 1971-1981 se casó con una activista francesa llamada Jacqueline de Croisset; no tuvieron hijos propios. Y en 1983 se casó con la bailarina china Khaty Lee, su última esposa. Tuvo un romance además con la actriz Marlene Dietrich, en los años 50.
    Yul Brynner desarrolló un cáncer de pulmón (era fumador empedernido) y el 10 de octubre de 1985 falleció en Nueva York, a pesar de haber luchado por dejar el tabaquismo. En enero de 1985, nueve meses antes de su muerte, dio una entrevista en el programa televisivo estadounidense «Buenos días, América», expresando su deseo de hacer un spot contra el tabaquismo. Un clip de esa entrevista se convirtió en un anuncio público por la American Cancer Society; fue estrenado después de su muerte. En él, dice: «Ahora que me fui, te digo: no fumes». Sus restos descansan en una abadía de Luzé, cerca de Poitiers (Francia), llamada Saint-Michel-de-Bois-Aubry.