WILLIAM HOLDEN

    William Franklin Beedle Jr., conocido artísticamente como William Holden, nació en O’Fallon (Illinois), el 17 de abril de 1918. Creció el seno de una familia acomodada; su padre era químico industrial; y su madre, profesora. Cuando William tenía tres años, la familia se trasladó a Pasadena (California).

    En 1937, mientras estaba aún en la universidad, William Holden fue contratado por un estudio cinematográfico. Su primer papel, de carácter secundario, fue al año siguiente en «Prison Farm» y su primera interpretación como protagonista la realizó un año más tarde en «Sueño dorado» («Golden Boy»), película en la que dio vida a un boxeador que desea ser violinista. Comenzó a tener éxito a su regreso de la Segunda Guerra Mundial cuando apareció en papeles en los que se combinaba su aspecto atractivo con su expresión cínica de desapego.

    Películas como «El crepúsculo de los dioses» («Sunset Boulevard», por la que consiguió su primera nominación al Óscar de Hollywood), «Traidor en el infierno» («Stalag 17», por la que ganó un Óscar al mejor actor principal en el año 1953), Picnic (donde su semidesnudo provocó todo un escándalo en Estados Unidos), o «El puente sobre el río Kwai»; fueron etapas importantes en su carrera y convirtieron a Holden en un actor popular entre el público y los profesionales de Hollywood. Con filmes como «Nacida ayer» («Born Yesterday») y «Sabrina» demostró que también era un buen actor de comedia.

    Holden no sólo actuó en películas memorables, sino que tuvo que intervenir en un gran número de producciones mediocres obligado por sus contratos con los estudios cinematográficos. Esta circunstancia, unida a su afición por la bebida, tuvo su precio. En algunas películas se le veía moverse de una manera sospechosamente inestable. Aun así, en todos estos años y hasta el final de su carrera Holden intervino en películas de calidad, como en «Network, un mundo implacable», junto a Faye Dunaway, donde consiguió su última nominación al Óscar, en 1977, aunque se lo llevó su compañero de reparto Peter Finch de manera póstuma, en «Fedora» (1978), de nuevo con Billy Wilder con un personaje no lejano del que le lanzó en «El crepúsculo de los dioses», y en «S.O.B.», su última película, junto a Julie Andrews.

    Holden estuvo casado durante 30 años con la actriz Brenda Marshall, hasta 1971, cuando se divorció. Tuvo dos hijos y adoptó a la hija del primer matrimonio de su esposa. Una buena parte de su tiempo libre Holden la dedicó a su reserva de animales en África, actividad que compartió con su nueva pareja, la actriz Stefanie Powers.

    El 24 de junio de 1968 fue entrevistado en la ciudad de Torreón, Coahuila, durante la filmación de la película «Grupo Salvaje» (The Wild Bunch). Declaró al reportero que al terminar la filmación iría a descansar a Kenia donde reconoció que pasaba la mitad de su tiempo —cuando no rodaba— y que su hogar estaba en Europa. Mencionó entonces, que guardaba especial cariño a «Los Puentes de Toko-Ri» donde interpretó al teniente Harry Brubaker.

    En 1978 aceptó el papel de Richard Thorn, el tío de Damien, en la secuela de terror clásico «Damien: Omen II». Primeramente, en 1976, se le había ofrecido el personaje de Robert Thorn para la primera parte de la saga, pero este lo rechazó por motivos laborales.

    Holden falleció el 16 de noviembre de 1981, a los 63 años, como consecuencia de una caída en su casa en Los Ángeles. La actriz Barbara Stanwyck, gran amiga durante toda su vida, le dedicó el Óscar honorífico que le concedieron en el año 1982, poco después de su muerte.