WARREN BEATTY

    Warren Beatty es uno de los personajes más importantes de la industria del cine americano, en sus múltiples facetas de productor, guionista, director y, sobre todo, actor de gran carisma.
    Beatty nació en Richmond (Virginia) en 1937. Hermano pequeño de Shirley McLaine, se graduó en la Northwestern University en 1959. Tras estudiar arte dramático con la prestigiosa Stella Adler, debutó con 22 años en un programa de televisión. Dos años después, Elia Kazan le escogió como protagonista junto a Natalie Wood de una película que le iba a hacer famoso en todo el mundo: «Splendor in the Grass» («Esplendor en la hierba», 1961). Su personaje en este film, a caballo entre el cinismo y la ternura, determinó su primer éxito, prolongado en «The Roman Spring of Mrs. Stone» («La primavera romana de la señora Stone»).

    Muy pronto, el guapo actor demostró que era mucho más que una cara atractiva, mediante su interpretación en títulos como «Lilith» (1964) y «Mickey One» («Acosado», 1965). En 1967, Warren Beatty y Faye Dunaway protagonizaron uno de los films emblemáticos de la década, «Bonnie and Clyde» («Bonnie y Clyde»), una película que iba a imponer la moda retro en el mundo. En los años 70, Warren Beatty escribió y protagonizó títulos como «McCabe and Mrs. Miller» («Los vividores», 1971), de Robert Altman, o «Shampoo» (1975), de Hal Ashby, ambas con Julie Christie como compañera de reparto.

    Perfeccionista y exigente consigo mismo, Beatty tardó tres años en preparar su debut como director: «Heaven Can Wait» («El cielo puede esperar», 1978), película con la que consiguió cuatro nominaciones al Oscar: actor, director, productor y guionista. Tres años después, dirigió «Reds» («Rojos»), en la que encarnó al periodista John Reed durante los años de la Revolución Rusa. Interesado en las nuevas técnicas formales y en la investigación plástica de la imagen, se arriesgó en un proyecto experimental en la película «Dick Tracy» (1990).
    En 1991 protagonizó junto a Annette Bening «Bugsy», de Barry Levinson, retrato de un gángster de Hollywood que obtuvo varias nominaciones al Óscar. Más tarde trabajó de nuevo con Bening en «Un asunto de amor» (1994, de Glenn Gordon Caron), nueva versión de la producción de 1939 «Tú y yo», de Leo McCarey. Esta película supuso uno de los últimos trabajos de la veterana Katharine Hepburn. Hombre de izquierdas, expuso sus ideas progresistas en la provocadora «Bulworth» (1998), una sátira política dirigida y protagonizada por él mismo.

    Hasta su matrimonio con la actriz Annette Bening, Beatty había tenido la reputación de ser el amante y el soltero más codiciado de Hollywood. Su larga lista de romances más o menos públicos incluye a divas de varias generaciones como Brigitte Bardot, Maria Callas, Vivien Leigh, Natalie Wood, Diane Keaton, Cher, Joan Collins, Daryl Hannah, Madonna, y motivó una famosa frase de Woody Allen: «Me gustaría reencarnarme en las yemas de los dedos de Warren Beatty». egún su biógrafo Peter Biskind, Warren Beatty ha mantenido relaciones con 12.775 mujeres. El escritor lo narra en el libro «Star: How Warren Beatty seduced America». Según se cuenta en el libro, el actor no perdió la virginidad hasta los 20 años, sacando la estadística que ha tenido una amante cada tres días. Sin embargo desde que conoció a Annette Bening en el rodaje de «Bugsy» en 1991, ha sido absolutamente fiel, con matrimonio y cuatro hijos. Mirando hacia atrás, el propio Beatty reconoce que pudo haberse casado con cualquiera de sus mujeres. «No hay un solo amor en la vida», le reconoció a su ex novia Delaune Michel. «Todo se resume en la habilidad para escoger el momento oportuno».
    Warren Beatty reúne en su figura la tradición del Hollywood clásico y el riesgo del cine independiente.