VANESSA REDGRAVE

    Vanessa Redgrave nació en Londres el 30 de enero de 1937. Su padre era el actor Michael Redgrave, su madre la actriz Rachel Kempson. Desde pequeña, Vanessa vivió el teatro y más tarde el cine, como algo que formaba parte de su vida natural. Hasta los 30 años se dedicó prácticamente sólo al teatro, pero en 1966 el director italiano Michelangelo Antonioni la escogió para ser la imagen del Londres más moderno, abierto y libre en uno de los filmes fundamentales de la época, «Blow Up”.

    A partir de ahí su alta figura de pómulos marcados y ojos transparentes se convirtió en un símbolo del renacer del cine británico de la mano de los nuevos directores ingleses: «Morgan, un caso clínico”, de Karel Reisz, por el que ganó el premio a la mejor actriz en Cannes de 1966, «Camelot”, de Joshua Logan, donde compuso una Ginebra inolvidable, «Isadora”, de nuevo con Karel Reisz. Comprometida con su tiempo y con la lucha de las clases más oprimidas, no dudó en encarnar un personaje que le permitía expresar muchas de las cosas que ya entonces pensaba y defendía en «Julia”, dirigida en 1977 por Fred Zinneman.

    ACTIVISTA POLÍTICA

    Desde entonces, Vanessa Redgrave ha compaginado su trabajo como activista política con una carrera cinematográfica llena de grandes actuaciones. Su militancia no le impide interpretar con enorme elegancia personajes de la alta burguesía inglesa como la adorable «Mrs. Dalloway”, basada en una obra de Virginia Woolf, y le impulsa a trabajar con jóvenes debutantes de gran talento, como Paul Auster con el que colaboró en «Lulu on the bridge” o ayudar a un amigo al que respeta, Al Pacino, ofreciéndole generosamente su conocimiento sobre el teatro en «Looking for Richard”.

    Hija de actores, casada con gente del cine, Tony Richardson primero, Franco Nero después, su compañero en «Camelot”, madre de dos actrices, Natasha (fallecida en un accidente de esquí) y Joely Richardson y de un joven director debutante, Gabriel Carlo Nero con el que que protagonizó «The uninvited guest”, Vanessa Redgrave es una de las grandes figuras no sólo del cine, sino de la historia del siglo XX.