TOSHIRO MIFUNE

    Toshirō Mifune nació en Qingdao (en la provincia china de Shandong) el 1 de abril de 1920. Ha sido el actor japonés más conocido en occidente, sobre todo por sus papeles en las obras maestras de Hiroshi Inagaki (en el papel del mítico samurái Miyamoto Musashi) y en varias películas de Akira Kurosawa de los años 1950 y 1960 como «Los siete samurais» y «Rashomon».
    De padres japoneses metodistas, debido a su nacimiento en China, sus padres dieron también a Mifune un nombre en chino mandarín (Sanchuan Minlang) además de su nombre de nacimiento en japonés (Toshirō Mifune). Su padre Tokuzo, un hombre de negocios emigrado a China, lo familiarizó con la fotografía. Después de terminar la escuela cursó estudios de bachillerato en el Instituto de Port Arthur, y fue admitido en la Armada Imperial Japonesa cumpliendo con el servicio militar durante la Segunda Guerra Mundial. Estando en la Armada, sus conocimientos de fotografía fueron apreciados y fue destinado al reconocimiento aéreo. Terminada la guerra, Mifune trabajó para Toho films como asistente de cámara. Un amigo suyo envió entonces una fotografía suya a un casting de actores de cine, pero sin que él lo supiera. Mifune fue seleccionado y a pesar de no haber emprendido él mismo la candidatura aceptó el hacerse actor. Aprendió actuación en una improvisada escuela interna de arte dramático de Toho Films que surgió a raíz de una huelga de actores.
    En 1947 Mifune se sometió a una prueba para nuevos actores, pero no fue admitido. No obstante, el director Kajiro Yamamoto se fijó en él y lo recomendó a otro director, Senkichi Taniguchi, quien lo contrató para la que sería la primera película de Mifune, «Shin Baka Jidai», que se rodó en ese mismo año. En 1949 conoce a Akira Kurosawa y traba una sólida amistad de mutua colaboración y proporciona a Mifune una rampa de despegue al éxito. Mifune fue el actor favorito de Kurosawa. En efecto, a lo largo de su dilatada carrera, Mifune intervino en 16 películas de Akira Kurosawa, la mayoría de las cuales se convirtieron en clásicos del cine japonés. Famoso es el filme «Los siete samurais» (1954) donde se aprecia toda la calidad interpretativa de Mifune y por el que se hizo conocido mundialmente. Sus prodigiosas actuaciones, con una fuerte prestancia interpretativa dieron vida a personajes rígidos, duros y crudos de modales como samurais itinerantes con una particular intensidad a la que a menudo matizaba con delicados toques de humor. Otra película famosa donde actuó fue «Rashomon», donde interpretó a un asaltante involucrado en un asesinato.

    A comienzos de los 60, Mifune y Kurosawa se alejan progresivamente y se evitan mutuamente por tres décadas. En 1963, Mifune funda su propia compañía productora, Mifune Geijutsu Gakuin Productions donde da impulso al cine japonés. Con ella realiza su única incursión en la dirección, «Legacy of the 500.000», que también protagoniza.

    Fue el actor japonés más conocido en todo el mundo galardonado en dos ocasiones con la Copa Volpi como mejor actor en el Festival de Cine de Venecia, en 1961 por «Yojimbo» y en 1965 por «Barbarroja». Intervino en varias películas y producciones para la televisión estadounidense.
    De manera inédita para un artista japonés, Mifune protagonizó una película mexicana titulada «Ánimas Trujano» en 1962, bajo la dirección del celebrado director Ismael Rodríguez. Cabe mencionar que esta película fue filmada enteramente en español, por lo cual Mifune tuvo que estudiar por meses cintas de actores mexicanos, memorizando íntegramente su parte del guión (aunque al final fue doblado por Narciso Busquets). Con todo, y gracias a sus increíbles capacidades histriónicas, Mifune logra una completa representación del personaje en cuestión: el ambicioso, arisco, borracho e irresponsable indígena oaxaqueño Ánimas Trujano.

    A partir de la década de los 60, Mifune trabaja esporadicamente en Hollywood, interpretando a personajes orientales. Otra de sus memorables apariciones fue en la miniserie «Shogun: Señor de los Samurais» de 1980 junto a Richard Chamberlain y Yôko Shimada, su interpretación como el Shogun Toranaga-San fue muy sólida. Su prolífica filmografía comprende más de 160 títulos, entre películas y diferentes producciones para la televisión. Mifune se retiró por motivos de salud en 1992 confinándose en su hogar.
    En 1950 Mifune contrajo matrimonio con Sachiko Yoshimine, un matrimonio fuertemente resistido por la familia de la novia debido a la precariedad económica que estigmatizaba a los actores japoneses de entonces, sólo se pudo concretar con la intervención del director Senkichi Taniguchi quien medió con los padres de la joven. De esta unión nacieron dos hijos: Shiro (1950) y Takeshi (1952). Su esposa Sachiko fallecería en 1995 a la edad de 67 años. En 1982, tendría una tercera hija llamada Mika nacida de la actriz y amante, Mika Kitagawa.

    Mifune falleció en Mitaka, Tokio, el 24 de diciembre de 1997 a los 77 años de edad, víctima de un cáncer de páncreas que le provocó un fallo multiorgánico.