SIMONE SIGNORET

    La actriz francesa Simone Signoret, de nombre real Simone Henriette Charlotte Kaminker, nació el 25 de marzo de 1921 en Wiesbaden (Alemania). Era hija de André y Georgett Kaminker, siendo la menor de los tres hijos de la pareja. Su padre, un lingüista que más tarde trabajaría para las Naciones Unidas, era un oficial militar francés de ascendencia polaca, pronto se trasladó con su familia a Neuilly-sur-Seine en las afueras de París. Signoret creció en París en una atmósfera intelectual y estudió inglés, llegando a obtener un certificado de enseñanza. Enseñó inglés y latín y trabajó como mecanógrafa a medio tiempo en el periódico francés Le Nouveaux Temps, dirigido por Jean Luchaire.

    Durante la ocupación alemana de Francia, Simone Signoret se relacionó con un grupo artístico de escritores y actores que se reunían en el Café de Flore en Saint-Germain-des-Prés. Para ese entonces, desarrolló un interés por la interpretación, impulsada por sus amigos, incluyendo su amante, el actor Daniel Gélin, que la llevó a iniciar una carrera como actriz. En 1942, empezó a realizar papeles menores y fue capaz de ganar suficiente dinero para ayudar a sus padres y hermanos. Fue en estos años de la ocupación cuando Signoret tomó el apellido de soltera de su madre para ocultar sus raíces judías.

    Su apariencia y personalidad provocó que la encasillaran en un determinado tipo de papeles y en muchas ocasiones personificó a prostitutas. Obtuvo un gran éxito por su aparición en «La Ronde», una película que estuvo temporalmente prohibida en Estados Unidos por ser considerada inmoral. También obtuvo gran relevancia su personificación de una prostituta en «Casque d’Or» de Jacques Becker, por la cual recibió el Premio BAFTA a la mejor actriz. Signoret protagonizó algunos de los filmes más famosos de Francia durante los años 1950, incluyendo «Thérèse Raquin» de Marcel Carné, «Las diabólicas» («Les Diaboliques») de Henri-Georges Clouzot y «Les Sorcières de Salem», basada en la obra «Las brujas de Salem».

    En 1958, Simone Signoret viajó a Inglaterra para filmar «Un lugar en la cumbre», por cuya interpretación ganó varios premios, incluyendo el Premio a la Mejor Actriz en el Festival Internacional de Cine de Cannes y el Óscar a la mejor actriz. Fue la primera actriz francesa en ganar un Premio Óscar y la primera mujer en ganar el premio por su actuación en un filme extranjero.
    Signoret recibió ofertas para trabajar en Hollywood, pero la rechazó y continuó trabajando en Francia e Inglaterra. Protagonizó junto con Laurence Olivier «Term of Trial». En 1965, regresó a los Estados Unidos para filmar «El barco de los locos» («Ship of Fools»), de Stanley Kramer, trabajo por el que obtuvo otra nominación a los Premios Óscar, e intervino en varias películas de Hollywood antes de regresar a Francia en 1969. Durante sus últimos años fue aclamada por la crítica por sus trabajos en «Madame Rosa» y «Chère inconnue».

    Sus memorias tituladas «La nostalgie n’est plus ce qu’elle était» fueron publicadas en 1978. También escribió una novela, «Adieu Volodya», publicada en 1985.
    Signoret contrajo matrimonio por primera vez en 1944 con el cineasta Yves Allégret, con quien tuvo una hija, Catherine Allégret, quien también se convirtió en actriz. La pareja se separó en 1949. En 1950, Signoret se casó con Yves Montand, una unión que duraría hasta su muerte.

    Signoret murió de cáncer de páncreas en Autheuil-Anthouillet el 30 de septiembre de 1985, y fue enterrada en el Cementerio del Père-Lachaise de París en el que reposan los restos de grandes artistas y hombres célebres de todos los tiempos.