ROGER MOORE

    Roger Moore nació el 14 de octubre de 1927 en Stockwell, Londres. Fue hijo único de George Alfred Moore, un policía y de Lillian «Lily» Pope. Asistió a Battersea Grammar School, pero fue evacuado a Holsworthy, Devon, durante la Segunda Guerra Mundial, asistiendo al Launcenton College. Posteriormente fue educado en Dr Challoner’s Grammar School en Amersham, Buckinghamshire.

    Moore comenzó trabajando como aprendiz en un estudio de animación que tuvo que dejar después de haber cometido un error con algunas celdas de animación. Su padre investigaba un robo en la casa del director de películas Brian Desmond Hurst mientras dejaba a Moore conocerlo y el director le contrata como extra para la película de 1945 «Caesar and Cleopatra». Una admiradora decidió pagarle una matrícula en the Royal Academy of Dramatic Art. Moore pasó tres cursos en RADA en donde fue compañero de clase de su futura protagonista en James Bond Lois Maxwell, la primitiva Moneypenny. Durante este tiempo desarrolló un acento medio atlántico y relajado en su comportamiento que definirían su trabajo posteriormente y le darían ese toque de distinción.
    El 21 de septiembre de 1946, fue comisionado al Royal Army Service Corps como segundo teniente. Fue un oficial en the Combined Services Entertainment Section y posteriormente sería capitán, llegando a comandar un pequeño depósito en Alemania. Más tarde miró entretenimientos para las fuerzas armadas pasando a traves de Hamburgo.

    A principios de los años 50, trabajó como modelo, apareciendo en publicidad para revistas, sobre todo de ropa de lana y pastas dentales. Fue conocido como «The Big Knit» («El gran tejido») además de un amplio rango de otros productos, un elemento que utilizaron los críticos de esa época comparandolo como un actor de peso ligero. En su libro «Last Man Standing: Tales from Tinseltown», recuerda su primera aparición en la television el 27 de marzo de 1949 en «The Governess por Patrick Hamilton» una transmision en vivo (poco común en esa época) y tuvo un papel menor de «Bob Drew».

    En 1953 se trasladó a Estados Unidos, donde rodó al lado de Jean Peters la película «Manos peligrosas», aunque sólo alcanzó la fama cuando en 1957 regresó a Inglaterra para encarnar a Ivanhoe en la serie televisiva del mismo título.
    En 1954 firma un contrato con la MGM, trabajando en títulos de poco éxito como «No bloody good» o «Melody», junto a Glenn Ford y Eleanor Parker, una pelicula biográfica acerca de una cantante de ópera que se recuperaba de la polio. Ese mismo año, tuvo un papel secundario en «The King’s Thief», estelarizada por Ann Blyth, Edmund Purdom, David Niven y George Sanders.

    Liberado de su contrato con la MGM después de dos años, trabajó en programas de televisión, incluído un episodio de Alfred Hitchcock Presents en 1959 titulado «The Avon Emeralds». Firmo un contrato largo con el estudio esta vez con Warner Bros.
    En 1959 trabajó en «The Miracle», una versión libre de «Das Mirake». Ese mismo año, fue dirigido por Arthur Hiller en «The Angry Young Man», un episodio de la serie de televisión «The Third Man», pero su consagración a nivel mundial le llegó en 1962 en la serie «El Santo» interpretando al personaje Simon Templar, creado por Leslie Charteris, un ladrón que roba a personajes de cuestionable moral o abiertamente criminales. La serie televisiva sería muy famosa en la pequeña pantalla y Moore es aún hoy el actor más identificado con el personaje.

    En 1971 interpretó al lord Brett Sinclair en la serie «Los Persuasores» junto a Tony Curtis (como Danny Wilde). El argumento involucraba a dos millonarios aventureros aclarando misterios y ayudando a personas, especialmente bellas mujeres, a resolver problemas. La serie duró una temporada de 24 episodios.
    En 1973, James Bond llamaría a su puerta: Sean Connery había dejado muy encasillada su imagen con dicho personaje y Moore debió darle su clásico estilo de inglés apuesto y galante. Se mantuvo en siete películas de la misma saga, dándole un toque personal al papel con toques risueños y características únicas, hasta que debido a su edad (58 años) ya no pudo representar más al personaje y fue sustituido por el actor Timothy Dalton, antiguo candidato para el papel que había declinado la invitación en 1969. Moore fue 007 en títulos como «Diamantes oara la eternidad» (1971), «Vive y deja morir» (1973), «El hombre de la pistola de oro» (1974), «La espía que me amó» (1977), «Moonraker» (1979), «Solo para sus ojos» (1981); «Octopussy» (1983) o «Panorama para matar» (1985).

    Moore continuaría posteriormente actuando en otros filmes y series de TV («Los locos del Cannonball», «Evasión en Atenea», «The Quest»…), con éxito dispar y sin lograr tanta fama como la que alcanzó en el papel de Bond.
    Con el siglo XXI Moore se retira del cine y se dedica a actividades humanitarias. Moore apareció en la campaña publicitaria de Londres para organizar las Olimpiadas de 2012 y, aunque ya no actuaba en el cine, puso su voz a las películas «Here Comes Peter Cottontail: The Movie» y «Agent Crush».

    Roger Moore estuvo casado dos veces, con la italiana Luisa Mattioli, y con Kristina Tholstrup. El 23 de mayo de 2017, Roger Moore falleció en Suiza a los 89 años a causa de un cáncer. Moore, que residía en ese país desde hacía varios años, falleció tras una corta batalla contra el cáncer. Moore tenía el título de Sir concedido por la Reina Isabel II por su trabajo como embajador de buena voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).