ROBIN WILLIAMS

    Robin Williams nació en Chicago el 21 de julio de 1951, como hijo único de un ejecutivo de la industria del automóvil. Creció en un ambiente económicamente holgado y no mostró en su infancia y primera adolescencia interés por la interpretación. Se concentró en cambio en sus estudios y en la práctica de deportes. En 1967 la familia de Williams se trasladó a Marina County, en California. En el colegio en el que continuó sus estudios, se despertó su interés por el teatro. A raíz de ello abandonó los estudios de ciencias políticas, con la intención de iniciar una carrera de actor. La casualidad le llevó a ingresar en la prestigiosa academia de interpretación Juilliard School en Nueva York. Tres años después, Williams regresó a California y se instaló en San Francisco, buscando su oportunidad para actuar en comedias teatrales. En 1976 tuvo una prueba y fue contratado, lo que marcó el inicio de su carrera.

    Dos años después trabajó en «Mork & Mindy», una serie de televisión en la que interpretaba a un extraterrestre, con el que obtuvo un éxito arrollador. La serie continuó durante años y Williams corría el riesgo de quedarse encasillado en el papel. Por ello la abandonó e hizo una primera película de cine, que pasó inadvertida, «Can I Do It ‘Till I Need Glasses?» en 1977. Su verdadero debut lo tuvo en «Popeye», de Robert Altman, película que dio a Williams como un actor muy versátl capaz de amoldarse a cualquier personaje. Su siguiente película fue «El mundo según Garp», de George Roy Hill, en la que interpretaba a un personaje difícil, agradable pero no cómico. Williams también superó esta prueba de forma brillante e incrementó su popularidad. Le siguieron «Sufridos ciudadanos» (1993), «Un ruso en Nueva York» (1984) o «Club Paraíso» (1986)

    Entre 1987 y 1991 Williams actuó entre otras en o «Las aventuras del Barón Munchausen» (1989) a las órdenes de Terry Gilliams, «Good Morning, Vietnam», su primera nominación al Oscar, en la que interpretaba a un locutor de radio del ejército durante la guerra de Vietnam, «El club de los poetas muertos», en la que su papel, por el que fue nuevamente nominado al Oscar fue de profesor de literatura de un colegio, «Despertares» (1990), «Cadillac Man» (1990), «Hook (El Capitán Garfio)», de Steven Spielberg (1991) y su tercera nominación al Oscar, «El rey pescador» (1991), de nuevo dirigido por Terry Gilliams, en la que interpretaba a un vagabundo.

    Su talento para cambiar la voz e imitar acentos le permitió hacer papeles hilarantes, como en «Toys (Fabricando ilusiones)», de 1992 o «Señora Doubtfire» (1993). En la década del 90, Williams alternó papeles cómicos con interpretaciones dramáticas, realizando papeles de perfiles psicológicos muy complejos como es el caso del film «Retratos de una obsesión», y se convirtió en uno de los grandes actores contemporáneos.

    Desde el principio de su carrera, Williams luchó con gran esfuerzo para conservar su personalidad única como humorista y para convertirse al mismo tiempo en un excelente actor de carácter. Tenía claro que no debía perder sus cualidades propias, pero que necesitaba dominar la interpretación para ser alguien en el mundo del cine. Considerado un actor de gran versatilidad tanto en comedia como en drama, gana finalmente el tardío reconocimiento de la Academia, que le otorga el Óscar por su actuación en «El indomable Will Hunting», filmada en 1997.

    En 1992 puso la voz en inglés para la película animada de Disney «Aladdín», interpretando al genio de la lámpara, y en su tercera parte en 1996. Durante 1995 interpretó a Alan Parrish en la película de aventuras «Jumanji», basada en un relato infantil de 32 páginas publicado por Chris Van Allsburg, junto con Bonnie Hunt y los entonces niños Kirsten Dunst y Bradley Pierce, recibiendo buenas críticas y éxitos en taquilla. En el mismo año, tiene un papel secundario en la película «Nueve meses», interpretando al cómico y escandaloso Dr. Kosevich, quien recibe al hijo de Julianne Moore y Hugh Grant.

    En 1996, uno de sus años de mayor éxito, actúa formidablemente en el drama cómico «Jack», donde interpreta a un niño de diez años que tiene una enfermedad (similar a la progeria) que lo hace ver treinta años mayor; dirigida por Francis Ford Coppola, música de Michael Kamen y Bryan Adams, comparte protagonismo junto a Diane Lane, Brian Kerwin, Jennifer López y Bill Cosby. En el mismo año, interpreta a Armand Goldman, un homosexual dueño de un teatro-cabaret llamado The Birdcage, en la película «Una jaula de grillos» (1996), compartiendo créditos junto con Nathan Lane y Gene Hackman.

    EL OSCAR

    En 1997 protagoniza «Flubber y el profesor chiflado», remake de «Un sabio en las nubes», y en «El indomable Will Huning», de Gus Van Sant, debut como guionistas de los actores Matt Damon y Ben Affleck, que tambiñen protagonizan el filme. Williams gana el Oscar como mejor actor segundario, y Damon y Affleck como guionistas. La película era una historia de superación personal: Un joven superdotado, criado en un ambiente marginal, es detenido por la policía. Su única opción para no ir a la cárcel es acudir a sesiones de terapia. Williams interpretaba al profesor del muchacho. En 1998 Williams es contratado para actuar junto con Cuba Gooding Jr. y Annabella Sciorra en el drama «Más allá de los sueños», obteniendo grandes críticas por sus actuaciones como por su dirección fotográfica, ganadora de un Óscar de la Academia.

    También en 1998 interpreta la vida del doctor Hunter «Patch» Adams en la película «Patch Adams», dirigida por Tom Shadyac, en su lucha por obtener el título de médico con su terapia de la risa que tanto hizo entender a colegas médicos y público en general, terapia con la que Williams se identificaba plenamente. Tuvo gran aceptación en el público, con gran éxito en taquilla, nominaciones al Óscar y Globo de Oro y ha sido una de las películas más recordadas de Williams. Compartió protagonismo junto con Monica Potter y Philip Seymour Hoffman.

    y en 1999 actúa en el drama cómico «El hombre bicentenario», interpretando al robot humanoide inteligente Andrew, que con el pasar del tiempo va adquiriendo sabiduría y sentimientos, pidiendo a sus dueños la libertad tan anhelada por la humanidad; al ser libre construye su propia casa empezando una nueva vida, luego irá en busca de robots similares como él y, al final de su búsqueda y llegando al lugar de origen de su partida, encuentra a un científico, hijo del creador de la serie de robots como Andrew, quien estaba creando fórmulas para hacer aparentar a los robots como seres humanos, empezando una nueva aventura para Andrew: ser el ser humano más viejo de la historia. Williams comparte protagonismo junto con Sam Neill, Embeth Davidtz y Oliver Platt. En 2002 protagoniza su película de acción «Insomnia» junto con Al Pacino y Hilary Swank, que rodó en Alaska y «Smoochy», dirigida por su amigo y colega Danny de Vito.

    2006 es el año donde actúa en un sin número de films: «El hombre del año», como un entusiasta conductor de televisión que se postula a la presidencia de Estados Unidos; «Noche en el museo», como la estatua de Theodore Roosevelt en el museo de York junto con Ben Stiller, repitiendo su papel en las secuelas de 2009 y de 2014; en la versión original de la animada «Happy Feet», puso la voz de dos personajes, así como también en su segunda parte de 2011; en la comedia «RV» protagoniza a un ejecutivo que es obligado a suspender sus vacaciones a escondidas de su familia para conseguir un ascenso en su trabajo.

    En 2007, actúa como el molesto reverendo Frank en la comedia «Hasta que el cura mos separe», junto con Mandy Moore y John Krasinski, y en en 2009, trabaja junto con John Travolta y Kelly Preston en la comedia de Disney, «Dos canguros muy maduros». En 2013 protagoniza «La mirada del amor», «La gran boda» y «El mayordomo». En 2014 estrenó «The Angriest Man in Brooklyn» y el drama «Boulevard», dejando dos películas póstumas, dos filmes para irrumpir en cartelera en el 2014: «Merry Friggin’ Christmas» y la tercera parte de «Noche en el museo». En Broadway debutó en 2011 con «Bengal Tiger at the Baghdad Zoo». A lo largo de su carrera nunca dejó de lado la televisión, donde apareció en diversos programas y series, la última «The Crazy Ones» que acabó su emisión en mayo de 2014.

    Williams logró cuatro Globos de Oro interpretativos y dos honoríficos, así como un par de televisivos premios Emmy.En 2005 había obtenido el premio Cecil B. DeMille a toda su trayectoria profesional, el último galardón que recibió.

    VIDA PERSONAL

    El primer matrimonio de Robin Williams fue con Valerie Velardi el 4 de junio de 1978, con quien tuvo un hijo, Zachary Pym (Zak) (nacido el 11 de abril de 1983). Durante su primer matrimonio, Williams estuvo involucrado en una relación extramarital con Michelle Tish Carter, una camarera a quien conoció en 1984. Ella lo demandó en 1986, afirmando que él no le había dicho que estaba infectado con herpes simple antes de embarcarse a una relación sexual con ella a mitad de la década de 1980, durante la cual, dijo, que él le transmitió el virus a ella. El caso se resolvió fuera de los tribunales. Williams y Velardi se divorciaron en 1988.

    El 30 de abril de 1989, Williams se casó con Marsha Garces, quien era niñera de su hijo, ya estando esta embarazada; tienen dos hijos, Zelda Rae (nacida el 31 de julio de 1989) y Cody Alan (nacido el 25 de noviembre de 1991). En marzo de 2008, Garces solicitó el divorcio de Williams, citando diferencias irreconciliables, y en 2011 contrajo de nuevo matrimonio con la diseñadora Susan Schneider. Robin Williams era un fanático de la saga «The Legend of Zelda», motivo por el que que decidió llamar a su hija Zelda Rae.

    Williams fue miembro de la Iglesia Episcopal. Describió su afiliación religiosa en una rutina de comedia diciendo: «Tengo la idea de un chicagüense protestante, episcopaliano-católico light: mismos rituales, mitad de culpa. Mientras estudiaba en Juilliard, Williams se hizo amigo de Christopher Reeve. Tuvieron varias clases juntos en las que eran los únicos estudiantes, y siguieron siendo amigos por el resto de la vida de Reeve. Williams visitó a Reeve después del accidente de caballo que lo llevó a estar tetrapléjico, y lo animó fingiendo ser un excéntrico doctor de Rusia (similar a su papel en «Nueve meses»). Williams afirmaba que estaba allí para practicarle una colonoscopía. Reeve dijo que ésa fue la primera vez que rió desde el accidente y supo que la vida iba a continuar bien.

    Robin Williams tuvo siempre una personalidad bipolar, que conocía y controlaba. De manera paralela, su vida estuvo marcada por sus adicciones. Primero en los años 80 a la cocaína y luego al alcohol: Durante los años 70 y 80 del pasado siglo Williams fue adicto a la cocaína que logró superar. Williams era un amigo cercano de John Belushi. Él dijo que la muerte de su amigo y el nacimiento de su hijo lo llevó a dejar las drogas: «¿Fue una llamada de atención? Oh sí, en un gran nivel. El gran jurado también ayudó».

    El 9 de agosto de 2006, Williams se internó en un centro de rehabilitación (ubicado en Newberg, Oregón), reconociendo su alcoholismo. Su publicista dio el anuncio: «Después de 20 años de sobriedad, Robin Williams se ha encontrado bebiendo nuevamente y ha decidido tomar medidas proactivas para lidiar con esto por su propio bien y el de su familia. Él pide que respeten su privacidad y la de su familia durante este tiempo. Espera volver a trabajar este otoño para apoyar sus próximos lanzamientos de películas». En 2011, ya recuperado, apareció en el documental de la BBC para Discovery Channel, en el especial «Curiosidad: ¿Cómo funcionan las drogas?».

    Robin Williams nunca ocultó sus adiciones y sus problemas de salud, sabiendo que asumiéndolos era una forma de superarlos. En marzo de 2009 el actor fue hospitalizado debido a problemas cardíacos. Pospuso su gira en solitario para someterse a una cirugía para reemplazar su válvula aórtica. La cirugía se completó con éxito el 13 de marzo de 2009, en la Clínica Cleveland.

    El 11 de agosto de 2014, Williams fue encontrado muerto en su domicilio de Cayo Paraíso cerca de Tiburón, en el área de la Bahía de San Francisco (California), tras haberse suicidado ahorcándose con su propio cinturón. El 14 de agosto de 2014, su esposa Susan Schneider dio a conocer que el actor padecía la enfermedad de Parkinson, sobre la cual aún no se encontraba preparado para hablar de ello públicamente. Parafraseando a William Shakespeare, Williams repetía en muchas entrevistas: «Morir es fácil, lo difícil es la comedia».