ROBERT REDFORD

    Charles Robert Redford Jr. es un actor y director estadounidense ganador de los premios Óscar y Globo de Oro, a su extensa y apreciada carrera hay que sumar su condición de sex symbol para varias generaciones, título que compartió con su colega y amigo Paul Newman, con quien rodó películas de gran éxito. Robert Redford nació el 18 de agosto de 1936 en Santa Mónica, California; Marta, su madre, era ama de casa, y su padre lechero, de religión católica de origen irlandés. Su vida ha estado siempre llena de contraducciones y de joven nunca se le habá pasado por la cabeza dedicarse al cine, pese a lo favorable de su físico: alto, rubio, bien parecido, saludable y musculoso.

    Robert Redford se crió en el barrio hispano del oeste de Los Angeles. En los años 50 su padre trabajó como contable en la Standard Oil y se trasladaron a un suburbio de clase media en el valle de San Fernando. A su madre se le diagnosticó un cáncer. Redford atravesaba entonces una época de rebeldía. Sin embargo, le gustaba contar historias y dibujar. Una excursión al parque nacional de Yosemite le imprimió un intenso amor por la naturaleza, que influiría en muchas de sus películas. La madre del futuro actor falleció en 1955, a los 41 años de edad. Redford abandonó los estudios en 1956 y se fue a Italia y Francia para probar la vida bohemia de un artista. Regresó desilusionado en 1957 y comenzó a beber más que nunca. En ese mismo año conoció a Lola, una universitaria de Utah, con la que inició una relación que tuvo una influencia positiva en él. Dejó de beber y en 1958 se matriculó en el Prat Institut de Nueva York para estudiar arte. Le interesaba el diseño de escenarios y siguió el consejo de estudiar interpretación para aprender más sobre el teatro. Nunca le había atraído el trabajo de actor, pero le agradó la experiencia.

    En 1958 se casó con Lola y al año siguiente nació su hijo Scott, que falleció pocos meses después por muerte súbita. En ese mismo año uno de sus profesores le consiguió su primer papel en Broadway. En 1960 comenzó a trabajar en la televisión, en la serie «Playhouse 90», y a continuación en «Perry Mason», «Alfred Hitchcock presenta» y «Dimensión desconocida». En 1960 Redford y su esposa tuvieron una hija, Shawna, y en 1962 nuevamente un hijo, David Jones. En esos años compraron una parcela en Utah, donde construyeron una vivienda. Su hija Amy nacería en 1970.
    Fue en el año 1962 cuando Redford consiguió su primer papel en un largometraje de cine, «War Hunt», de Denis Sanders. A continuación volvió a actuar en Broadway, en la obra «Descalzos por el parque», dirigida por Mike Nichols, quien impuso la participación de Redford, a quien había visto en la televisión. Esta obra de teatro le convirtió en estrella de Broadway. Fue el trampolín perfecto hacia Hollywood, donde fue contratado en 1964. En sus cuatro primeras películas hizo papeles secundarios y no le proporcionaron un éxito digno de mención. Estas películas fueron «La rebelde», protagonizada por Natalie Wood, «La jauría humana» de Arthur Penn, «Situación desesperada» y «Propiedad condenada».

    En 1966 Redford se traslada a España con la idea de proseguir su vida bohemia en Europa. Pero en ese mismo año le ofrecieron un papel como protagonista en la versión cinematográfica de «Descalzos por el parque», junto a Jane Fonda, que acababa de hacer en teatro, logrando un enorme éxito. A continuación «El valle del fugitivo», en donde vuelve a encarnar al rebelde inconformista, y otro enorme éxito, «El candidato» (1972). La tenacidad y el empeño de Redford por huir de la imagen estereotipada de estrella había triunfado. Su actitud, con la de Brando una década antes, abría camino a un nuevo tipo de siperestrella que, sin renunciar a sus convicciones, es capaz de conseguir no solo fama y fortuna, sino tambien una libertad de acción y poder decisorio que para sí hubiesen deseado los más populares divos del Hollywood de los años 30, 40 y 50.
    En los años siguientes Redford inteviene en varias películas que le consolidan como actor de prestigio y también como estrella de Hollywood; la primera de ellas, «Dos hombres y un destino», con Paul Newman, con quien congenia rápidamente. Otras películas de éxito son «El gran Gatsby», junto a Mia Farrow, «Un diamante al rojo vivo», «Tal como éramos», dirigida por su amigo Sydney Pollack y co-protagonizada por Barbra Streisand, y «El golpe», nuevamente con Paul Newman, que obtuvo cinco Óscar y por la que Redford recibió su primera nominación al Oscar, como actor principal. A la vez,Redford crea también su propia productora, Wildwood Enterprises, cuya primera película fue «El descenso de la muerte» (1969), de Michael Ritchie.

    1976 es otro año decisivo en su trayectoria. Protagoniza «Todos los hombres del presidente», sobre el caso Watergate, junto a Dustin Hoffman. La película consiguió seis nominaciones a los Óscar, incluida la de mejor película. Ese mismo año cobra ya dos millones de dólares por una breve aparición en «Un puente lejano». En 1979, protagoniza «El jinete eléctrico» junto a una destacable Jane Fonda donde una vez más aparece el amor hacia los caballos que Redford profesa.
    En la década de los 80 disminuye su actividad como actor, pero sigue siendo una gran estrella, destacando en dos películas, «Memorias de África», con Meryl Streep, filme que cosechó siete premios Óscar, entre ellos el de mejor película, y «Peligrosamente juntos» (1986) con Debra Winger y Daryl Hannah. En 1985 se separa de su esposa Lola y posteriormente mantiene una larga relación con la actriz brasileña Sonia Braga.

    Es también en la década de los 80 cuando Robert Redford se decide a iniciar una segunda actividad, debutando como director: Redford ya tiene una trayectoria importante, con películas que le valieron el reconocimiento de la profesión y del público. En 1980 se inicia como director con «Gente corriente», que obtiene muy buenas críticas y éxito de taquilla, y que le supone el Óscar al mejor director. Además logrará otras tres nominaciones a los Óscar, dos como director y uno como mejor película.
    Redford dirige a continuación «Un lugar llamado milagro», una película bucólica y de realismo mágico en la que se refleja su amor por la naturaleza y la vida rústica, que protagoniza la brasileña Sonia Braga, su pareja por entonces. En 1992 dirige «El río de la vida», con Brad Pitt y Tom Skerritt, donde trata de la de comunicación entre padres e hijos, un tema recurrente en su vida. Posteriormente dirige «Quiz Show», que supuso su segunda nominación a los Óscar como director. En 1998 dirige «El hombre que susurraba a los caballos», basada en la novela de Nicholas Evans, con Kristin Scott-Thomas y una adolescente llamada Scarlett Johanson, en la que una vez más profesa su amor por los caballos. En 2000 dirige «La leyenda de Bagger Vance».

    Redford crea en 1980 un centro de enseñanza para jóvenes cineastas, el Instituto Sundance, en sus terrenos de Utah. Llevó adelante esta empresa a pesar de no encontrar apoyos. Su instituto subvenciona a nuevas promesas con todos los gastos pagados durante 4 semanas, proporciona profesores, material técnico y el asesoramiento de grandes profesionales. Viendo la calidad de los trabajos decidió crear un festival de cine paralelo para exponer los trabajos de los estudiantes que hoy se ha convertido en el festival de cine independiente más importante del mundo: el Festival de Cine de Sundance, que se celebra todos los eneros desde el 83 en Park City, Utah. Es curioso porque el nombre de la escuela y el festival viene de la película que protagonizó en 1969 con Paul Newman: «Dos hombres y un destino», en la que él se llamaba The Sundance Kid. En 1977 Redford escribió un libro de denuncia sobre la expansión estadounidense hacia el oeste, «The Outlaw Trail». Luchó con éxito contra la construcción de una central eléctrica en Utah, lo que le valió numerosas amenazas. En 1993 recibe Premio Cecil B. DeMille.

    El siglo XX se despide para Redfod con películas románticas como «Habana» de Sydney Pollack (con Lena Olin) o «Intimo y personal» con Michelle Pfeiffer. Pero acaso tuvo más repercusión comercial otra película de calidad y argumento más discutibles: «Una proposición indecente», con Demi Moore. Ya en el siglo XXI, protagoniza una historia de intriga, «Juego de espías» con Brad Pitt y «La sombra de un secuestro» con Helen Mirren. Una operación de rostro no le deja excesivamente bien y poco a poco comienza a abandonar la interpretación en favor de sus demás actividades. En 2001 recibe un Oscar Honorífico por su trayectoria profesional. En 2005, hace junto a Jennifer Lopez «Una vida por delante», y dirige en 2007 «Leones por corderos», y en 2010 «La conspiración», un drama historico a partir de una obra de James D. Solomon. Su actividad se centra ya mucho más en la dirección y producción, sin renunciar a aparecer como intérprete en sus propias películas. Para 2012 estrenará su nuevo trabajo delante y detras de la cámara: «The Company You Keep».
    Redford siempre ha manifestado sus ideas políticas progresistas y su apoyo al Partido Demócrata, implicándose en las campañas de los candidatos a la presidencia. El 11 de julio de 2009 se casa con su pareja desde hace años Sibylle Szaggars, pintora alemana. La ceremonia tuvo lugar en Hamburgo en la intimidad de la familia y amigos más próximos.