ROBERT DE NIRO

    Robert de Niro, cuyos bisabuelos fueron emigrantes italianos, nació el 17 de agosto de 1943 en Nueva York en el seno de una familia de artistas. Su padre, Robert, pintor expresionista, poeta y escultor, y su madre, Virginia, también pintora, se divorciaron a los dos años del nacimiento de De Niro, que creció en el área de Manhattan, por entonces marginal, conocida como Hell’s Kitchen o La Cocina del Infierno (delimitada por las calles 34 y 59 al sur y norte, respectivamente, y el río Hudson y la Octava Avenida, al Este y Oeste).
    Se graduó en Little Red School House y posteriormente es matriculado por su madre en la High School of Music and Art de Nueva York. Poco después perfeccionó su talento natural para la interpretación estudiando en el Actors Studio con Stella Adler y Lee Strasberg, iniciando así su carrera artística en los círculos de Broadway con tan solo dieciséis años. Su paso por el Actor’s Studio le ha dado una merecida fama de actor de método estricto, que le ha acompañado en todos sus trabajos.
    Robert De Niro comenzó su prolífica carrera con un papel en «Greetings”, película dirigida por Brian de Palma en 1968. De la mano de este mismo director trabajó también en «The wedding party” (1969) y «Hola, mamá”, (1970). Otro de los directores con quien comienza a colaborar frecuentemente es Martin Scorsese, con el que inicia una relación profesional en «Malas calles» (1973). Su interpretación en esta película, así como en «Muerte de un jugador”, de John D. Hancock, le hicieron ganar el premio al mejor actor secundario otorgado por el Círculo de Críticos de Nueva York en el año 1973.
    SU PRIMER OSCAR
    «El Padrino II», película de Francis Ford Coppola realizada en 1974, no sólo supuso para Robert De Niro alcanzar el estrellato, sino que su interpretación de un joven Vito Corleone le mereció su primer Oscar al mejor actor secundario. Para preparar el personaje y, siguiendo las enseñanzas del Actor’s Studio, se traslado una temporada a Sicilia para conocer e imbuirse el ambiente de la región.
    En la década de los 70 también apareció en otros títulos de éxito como «Taxi Driver” (1976), de nuevo con Scorsese, «Novecento» (1976), de Bernardo Bertolucci, o «El cazador» (1978), de Michael Cimino. En 1980 fue galardonado con su segunda estatuilla, el Oscar al Mejor Actor Principal por su magistral interpretación de Jake La Motta en la película «Toro salvaje» (1980), film dirigido por Scorsese sobre la vida del boxeador y para cuya interpretación De Niro tuvo que aprender a boxear y engordar casi treinta kilos. No en vano su interpretación está considerada como una de las diez mejores de la historia del cine.
    En los años 80 y 90 intervino en diversas películas de éxito, como «Erase una vez en América» (1984), de Sergio Leone, «La misión» (1986), de Roland Joffé, «Los intocables de Elliott Ness» (1987), de Brian De Palma, «Uno de los nuestros», «El cabo del miedo» (por la que fue de nuevo nominado al Oscar) o «Casino», estas tres últimas realizadas por Martin Scorsese.
    UN DURO SIMPATICO
    De Niro ha mostrado también un gran talento para la comedia, interpretando diversos títulos entre las que podemos citar «Una terapia peligrosa» (1999), de Harold Ramis, o «Los padres de ella» (2000), de Jay Roach, ambas producidas por la propia productora del actor, Tribeca Productions.
    «Una historia del Bronx”, también producida por De Niro, marcó su debut como director. El filme, de 1993, estaba basado en un monólogo teatral que Chazz Palminteri, protagonista también del filme, elaboró partiendo de un hecho real. En 2007 estrena su segundo trabajo tras la cámara, «El buen pastor”, que contó como coproductor con Francis Ford Coppola. El filme era la historia del nacimiento de la CIA, trama que tiene en mente desarrollar en una segunda y tercera parte.
    Otras películas de su filmografía son «Brazil”, «El corazón del ángel”, «Huida a medianoche”, «Cartas a Iris”, «Vida de este chico”, «Llamaradas”, «La habitación de Marvin”, «Copland”, «Grandes esperanzas”, «Ronin», «Fanático”, «El enviado”, «El puente de San Luis Rey» (que rodó en España), «Stardust” y «Asesinato justo”, en 2008, coprotagonizada junto a Al Pacino.
    De Niro se ha casado dos veces, en 1976 con la actriz Dianne Abbott, con la que tuvo una hija llamada Dreena y un hijo llamado Raphael, y de la que se divorció en 1988; en 1997 se casó con Grace Hightower, una antigua azafata diez años más joven él, con la que tuvo a Elliot y de la que se separó por primera vez en 2001. Entre ambos matrimonios se le reconocen relaciones sentimentales con Toukie Smith, con la que tuvo gemelos, Naomi Campbell, Leigh Taylor Young y Ashley Judd.
    En el año 2000 recibió de manos de Javier Bardem el Premio Donostia del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. De Niro, que apoya al Partido Demócrata, es copropietario del restaurante Rubicon, ubicado en San Francisco, junto a Francis Ford Coppola y Robin Williams y dirige el Festival de Cine de Tribeca. El actor nunca se ha sentido parte las estrellas de La Meca del Cine: «No creo ser suficientemente glamuroso para Hollywood», ha dicho en alguna ocasión.