RICHARD WIDMARK

    Richard Widmark fue uno de los actores más reputados y característicos del cine de Hollywood. Iniciado en el teatro y en la radio, pasó al cine en 1947, destacando por su extraordinaria versatilidad, interpretando papeles en películas de cine negro, del oeste, o de aventuras.
    Widmark nació el 26 de diciembre de 1914 en Sunrise Township, Minnesota, aunque debido a que su padre, de ascendencia sueca, agente comercial, vivió en diferentes ciudades, durante su infancia y adolescencia. Su madre era de origen escocés, con raíces irlandesas. Estudió en el Lake Forest College en Illinois, donde inició estudios de derecho, pero a la poste se graduaría de «Speech and Politcal Science”. Durante su etapa de estudiante había mostrado su afición por el teatro, participando en más de 30 piezas escolares y recibiendo clases de actuación. Después de graduarse trabajó durante dos años en su universidad en el departamento de Drama, dando clases, más que de actuación, sobre su especialidad de hablar en público con discursos.

    Widmark debutó en la radio, en 1938, en el serial «Aunt Jenny’s Real Life Stories». Empezó a trabajar en Broadway, en el año 1943, con la obra «Kiss and Tell» gracias al apoyo de Arlene Francis, con la cual había trabajado en radio. Por una perforación de tímpano fue exento de ser movilizado durante la II Guerra Mundial, lo que le permitió proseguir con las representaciones de «Kiss and Tell».

    Su magnífica interpretación en esta obra de teatro fue muy apreciada por el director Henry Hathaway, quien contó con él para hacerlo debutar en el cine con «El beso de la muerte», en 1947. Widmark hacía el papel del gángster asesino Tommy Udo. La escena que pasará a la historia de esta película es aquella en que Udo empuja a una anciana en una silla de ruedas (papel interpretado por Mildred Dunnock) escaleras abajo. «El beso de la muerte» fue un éxito rotundo y Widmark se convirtió en una estrella de la noche a la mañana. De esta manera, el actor conseguiría un contrato de siete años con la 20th Century Fox. Además ganó el premio al mejor actor revelación de los Globos de Oro, y fue nominado a los Oscar al mejor actor secundario.
    En el año 1942 Widmark contrajo matrimonio con la actriz y guionista Jean Hazlewood, con la que permaneció casado durante 55 años, ya que en 1997 Jean falleció dejándole viudo. La pareja tuvo una hija, Anne Heath. Su mujer escribió el guión de «Caminos Secretos”, una película protagonizada por Richard y dirigida por Phil Karlson.

    El período más prolífico de Widmark como actor cinematográfico transcurrió entre finales de los años 40 y toda la década siguiente, siendo sus mejores títulos, además de «El beso de la muerte”, «Cielo amarillo” (1948) de William Wellman, «El Parador Del Camino” (1948), melodrama de Jean Negulesco con triángulo entre Widmark, Ida Lupino y Cornel Wilde, «La calle sin nombre” de William Keighley, «Noche en la ciudad” (1950), film de Jules Dassin con Gene Tierney, «Un Rayo De Luz” (1950) de Joseph L. Mankiewicz, «Pánico En Las Calles” (1951) de Elia Kazan, «Luchas submarinas” (1951) de Lloyd Bacon, «Niebla en el alma” (1952) de Roy Ward Baker, «Manos peligrosas” (1953) de Sam Fuller, «Lanza Rota” (1954) de Edward Dmytryk, «El jardín del diablo” (1954) de Henry Hathaway, «La tela de araña” (1955) de Vincente Minnelli, «La ley del talión” (1956), western de Delmer Daves en el que interpretaba a un blanco criado entre indios, «Saint Joan” (1957) de Otto Preminger, «Labios sellados” (1957) de Karl Malden, producida por el propio Widmark, «Desafío en la ciudad” (1958), western de John Sturges con el co-protagonismo de Robert Taylor, «Mi marido se divierte” (1958), comedia dirigida por Gene Kelly y coprotagonizada por Doris Day, «El hombre de las pistolas de oro” (1959), western realizado por Dmytryk que Richard coprotagonizó con Henry Fonda, Dorothy Malone y Anthony Quinn o «El Álamo» (1960), bajo la dirección de John Wayne.
    Después de muchos años contratado con la 20Th Century Fox, Widmark decidió producir sus propias películas en los últimos años de la década de los 50, creando la Heath Productions. En la década de los 60 destacaría por sus trabajos en «Dos cabalgan juntos» (John Ford, 1961), «El juicio de Nuremberg» (1961), estrenada en español como «Vencedores o vencidos», en la que hizo una genial interpretación junto a Spencer Tracy de un fiscal militar, «Estado de alarma» (1965), filme de James B. Harris que presenta un enfrentamiento naval entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.
    También en los 60 protagonizó»La conquista del Oeste» (1962), «El Gran Combate” (1964), también de Ford, «Estado de alarma” (1964) de James B. Harris, «Los invasores Vikingos» (1964), de Jack Cardiff, «Alvarez Kelly» (1966) de Edward Dmytryk, «Camino de Oregón» (1967), de Andrew V. McLaglen, o «Brigada homicida” (1968), film dirigido por Don Siegel. Con su personaje en esta última película, el detective Madigan, Richard triunfó en la pequeña pantalla durante los años 70. En 1969 rueda «Talento por amor», de Richard Quine, y «Pueblo sin ley», de Donald Siegel.

    De 1970 es «Rl infierno del whisky», de Richard Quine, de 1972 «Cuando mueren las leyendas», de Buzz Kulik, de 1974 «Asesinato en el Orient Express», de Sidney Lumet, de 1976 «La monja poseída», de Peter Sykes y «espía sin mañana», de Peter Collinson, de 1977 «Alerta misiles», de Robert Aldrich, «De presidio a primera página», de Stanley Kramer, y «Terror en la montaña rusa» de Stanley Kramer. En 1978 rueda «Coma» de Michael Crichton y «El enjambre», de Irwin Allen. La década la cierra con «Operación isla del oso» (1979), de Don Sharp. Durante estos años Widmark es también un rostro habitual de telefilmes y películas para televisión.

    En 1982 rueda «National Lampoon Goes to the Movies», de Bob Giraldi y Henry Jaglom, «Hanky Panky fuga para dos», dirigida por Sidney Poitier, en 1984 «Contra todo riesgo», de Taylor Hackford, en 1987 «Viejos recuerdos de Louisiana», a las órdenes del alemán Volker Schlöndorff y en 1992 «El color de la ambición», de Herbert Ross junto a John Cusack. Fue su última película.
    En septiembre de 1999, ya viudo, Widmark se casó con Susan Blanchard, quién fuera la tercera esposa del actor Henry Fonda, convirtiéndose así en padrastro de Amy Fonda. Susan se mantuvo a su lado y fue quién dio la noticia de su fallecimiento. Widmark se mantuvo siempre lejos de Hollywood, pues no le gustaba la publicidad y se sentía más ligado a la vida en el campo que a las fiestas. La mayor parte del tiempo vivió en su rancho de Roxbury, en Connecticut, cerca de Nueva York, donde fallecería el 24 de marzo de 2008. Pese a que durante un tiempo se le encasilló en personajes de villano y en películas bélicas, Widmark fue defensor de la no violencia, un hombre culto, liberal y progresista.