PATRICIA NEAL

    UNA VIDA MARCADA POR LA TRAGEDIA

    Patsy Lou Neal, nombre real de la actriz, nació el 20 de enero de 1926 en Packard Kentucky, al noreste de Estados unidos, y desde niña manifestó su intención de convertirse en actriz. Su biografía es capaz de hacer sombra a los dramas sufridos por cualquiera de sus personajes en el cine. Creció en Knoxville, donde sus padres le regalaron para Navidad unas clases de actuación cuando cumplió los 12 años. Estudió teatro en la Universidad del Noroeste y debutó en Broadway con «Voice of the Turtle», que le valió un premio Tony de teatro. En 1949 debutó en el cine interpretando junto a Ronald Reagan «John Loves Mary». Ese mismo año protagonizó junto a Gary Cooper la película «El manantial», de King Vidor, y posteriormente también «El rey del tabaxo» («Bright Leaf»). Cooper y Neal habían iniciado un romance dos años atrás y el idilio salió a la luz a raíz de la película. Cuando la prensa de la época cargó contra la actriz, ella decidió romper la relación. La ruptura supuso una crisis emocional para Neal.

    En 1951 protagoniza «La flota silenciosa», «Raton Past», «Weekend With Father» y «Ultimatum a la tierra» («The Day the Earth Stood Still»), junto a Michael Rennie y Billy Grax que se convierte en un clásico de la ciencia ficción. Ese mismo año, conoce en una fiesta al escritor Roald Dahl con el que contrae matrimonio el 2 de julio de 1953. En 1952 rueda «Correo diplomático» («Diplomatic Courier»), de Henry Hathaway, «Washington Story», de Robert Piros y «Something for the Birds», de Robert Wise. En 1964 hace «Inmediate Disaster», de Burt Balaban y en Italia «Tu mujer» («La tua donna»), de Giovanni Paolucci
    Su matrimonio con Roald Dash de da cinco hijos. Las continuas maternidades hicieron que en la década de los años 50 la actriz se mantuviera bastante apartada de la pantalla. su hija mayor murió en 1962 a los siete años por encefalitis tras no recibir la atención adecuada para tratar el sarampión que la aquejaba. Dos años antes su hijo Theo, de cuatro meses de edad, sufrió un daño cerebral cuando el coche donde dormía fue impactado por un taxi y un autobús en las calles de Nueva York. La actriz logró recuperarse con la ayuda de su marido, dio a luz a su hija Lucy y regresó al mundo del cine, participando en «The Subject Was Roses».

    El director Elia Kazan la llama en 1957 para protagonizar «A face in the Crowd» y en 1961 aparece en «Desayuno con diamantes» («Breakfast at Tiffany’s»), de Blake Edwards. Será dos años después, en 1963 en la película «El más valiente entre mil» («Hud») junto a Paul Newman, cuando gane el Óscar a la mejor actriz. También de 1963 es «Psyche 59», de Alexander Singer, y «Primera victoria» («In Arms Way»), de Otto Preminger la rueda dos años después
    En febrero de 1965 mientras estaba embarazada, Neal sufrió una serie de infartos cerebrales que la dejaron durante un tiempo incapacitada para hablar y andar. La actriz tuvo que seguir un dura recuperación pero en agosto de aquel año dio a luz a su hija sin ningún problema. La actriz se mantuvo alejada de la gran pantalla pero realizó algunos pequeños papeles para la televisión y colaboró en diversos documentales.

    Se regreso al cine se produce en 1968 con «Una historia de tres extraños» («The Subject Was Roses»), por la que obtiene una nueva nominación al Óscar. En 1971 rueda a las órdenes de Alistair Reid «»The Night Digger», en 1972 «Baxter», de Lionel Jeffries y en 1973 «Happy Mother Day» / «Love George», de Darren McGavin. Ese mismo año viaja a España para participar, llamada por José Luis Borau, en «Hay que matar a B», compartiendo el reparto con Darren McGavin, Stephane Audran y Burgess Meredith.
    Patricia Neal espacia cada vez más sus trabajos en el cine. En 1979 reda «El pasaje» («The Passage») con Alistair McLean y en 19781 «Historia macabra» («Ghost Story») a las órdenes de John Irvin.

    El matrimonio de Neal con Dahl terminó en 1983 después 30 años, cuando el escritor tuvo una aventura con una de sus amigas y ella se mudó de Inglaterra a Estados Unidos, donde pasaba su tiempo entre Nueva York y Martha’s Vineyard. Sin embargo, Neal continuó actuando y apareció con Glenn Close en «Cookie’s Fortune» en 1999 y en un papel protagonista en el telefilme «Flying By», con Billy Ray Cyrus en el 2009.
    Neal tiene publicada una autobiografía, «As I Am» y es la abuela de la modelo y presentadora Sophie Dahl. Debido a la lucha que siempre sostuvo contra las apoplejías y lesiones cerebrales, en la ciudad de Knoxville, donde vivió gran parte de su niñez, existe un centro de rehabilitación con su nombre, donde se tratan este tipo de padecimientos.
    Patricia Neal murió el 8 de agosto de 2010 en su casa de Martha’s Vineyard rodeada de sus parientes a consecuencia del cáncer de pulmón que padecía.