MICKEY ROURKE

    Philip Andre Michael Rourke Jr., conocido artísticamente como Mickey Rortke, nació en Schenectady, Nueva York, el 16 de septiembre de 1952. Su padre era de ascendencia irlandesa y alemana, y su madre de ascendencia escocesa, francesa, inglesa y alemana. Su padre, un físicoculturista amateur, abandonó la familia cuando Rourke tenía seis años de edad. Después de que sus padres se divorciaron, su madre se casó con un oficial de policía de Miami Beach con cinco hijos, y se mudó con Rourke y sus hermanos, Joey y Patricia, al sur de Florida. Allí, asistió a la Escuela Secundaria Miami Beach, donde se graduó en 1971.
    Durante su adolescencia, Rourke centraba su atención principalmente en los deportes. Comenzó un entrenamiento de defensa personal en el Boys Club of Miami y fue ahí donde aprendió a boxear y decidió dedicarse a ello. A los doce años de edad, ganó su primera pelea de boxeo en la categoría peso mosca, las primeras veces peleaba bajo el nombre de Phil Rourke. Continuó su entrenamiento como boxeador en el 5th Street Gym de Miami Beach, Florida. En 1969, pesando entonces 63,5 kilos, peleó un round corto contra el campeón mundial de peso welter Luis Rodríguez. En ese momento Rodríguez entrenaba con el campeón mundial Nino Benvenuti. Rourke declaró haber sufrido una conmoción cerebral a causa de su pelea con Rodríguez.​ En los Golden Gloves de Florida en 1971, Rourke sufrió otra conmoción cerebral durante una pelea de boxeo. Después de que los médicos le ordenaran tomarse un año de descanso alejado del boxeo, Rourke se retiró temporalmente del ring. Entre 1964 y 1973, consiguió un récord de veintisiete victorias —diecisiete por knockout— y tres derrotas,11​ que incluyeron victorias por knockout en la primera ronda contra John Carver y Ronald Robinson.

    En 1971, durante su último año en la secundaria, Rourke tuvo un pequeño papel en una obra teatral del instituto llamada The Serpent. Sin embargo, sus intereses se orientaban hacia el boxeo y no volvió a aparecer en ninguna otra producción de la institución. Poco después de que abandonó temporalmente el boxeo, un amigo de la Universidad de Miami le mencionó a Rourke sobre una obra que estaba dirigiendo, «Deathwatch», y que uno de los actores había abandonado la producción. Rourke consiguió dicho rol e inmediatamente se interesó por la actuación. Con 400 dólares que le prestó su hermana, se trasladó a Nueva York y tomó clases privadas con la profesora Sandra Seacat del Actors Studio. Seacat convenció a Rourke de contactarse con su padre, a quien no veía desde hacía veinte años.​ Fue seleccionado para el Actors Studio en su primera audición, que fue descrita por Elia Kazan como la «mejor audición en treinta años».​

    Trabajando principalmente en películas para la televisión durante fines de los años 1970, Rourke debutó en el cine con un breve rol en la película bélica «1941» de Steven Spielberg. Interpretó a Ritchie, el compañero de trabajo de Dennis Christopher en el slasher de 1980 «Fundido en negro». Sin embargo, fue en 1981, por su actuación como un pirómano en «Fuego en el cuerpo», Rourke recibió atención por primera vez, a pesar de la moderada duración en pantalla de su personaje. Al año siguiente, atrajo críticas positivas por su rol como el apostador compulsivo «Boogie» Sheftell en la cinta «Diner»; la National Society of Film Critics lo nombró el mejor actor de reparto de ese año. Poco después, Rourke protagonizó «La ley de la calle» de Francis Ford Coppola, estrenada en 1983, donde interpretó al enigmático hermano de Matt Dillon.

    La actuación de Rourke en «The Pope of Greenwich Village» también llamó la atención de la crítica, aunque la película no fue comercialmente exitosa. A mediados de los años 1980, volvió a hacer papeles protagónicos. Su rol junto a Kim Basinger en drama erótico «Nueve semanas y media» lo elevó a la categoría de sex symbol. Fue elogiado por la crítica por su trabajo en «Manhattan Sur» («Year of the Dragon») y «Barfly» como el escritor alcohólico Henry Chinaski —el alter ego litertario de Charles Bukowski—.

    En 1987 Rourke apareció en «El corazón del ángel», que recibió nominaciones a varios premios. Aunque algunos de los trabajos del actor crearon polémicas en Estados Unidos, fueron bien recibidos por el público europeo; El director Adrian Lyne dijo que si Rourke hubiese muerto después del estreno de «El corazón del ángel», se hubiese transformado en un fenómenos más grande que James Dean.​
    A finales de los años 1980, Rourke colaboró con David Bowie en el álbum «Never Let Me Down». Alrededor de la misma época escribió su primer guion, «Homeboy», una historia sobre boxeo que él mismo protagonizó. En 1989 protagonizó el drama documental «Francesco», encarnando a Francisco de Asís. Esto fue seguido del thriller erótico «Orquídea salvaje» («Wild Orchid»), un fracaso a nivel crítico que le valió una nominación al Razzie como peor actor —junto con «Horas desesperadas» («Desperate Hours»)—. En 1991 protagonizó el fracaso de taquilla «Harley Davidson and the Marlboro Man», interpretando a Harley Davidson, un motociclista cuyo mejor amigo, Marlboro, fue interpretado por Don Johnson. En su último papel antes de volver al ring de boxeo, Rourke hizo de un traficante de armas que es perseguido por Willem Dafoe en «White Sands», una película neo-noir que los críticos, a pesar de destacar su estilo visual, encontraron incoherente.

    En 1991 Rourke decidió que «tenía que volver al boxeo» porque sentía que se estaba «autodestruyendo» y no tenía respeto por él mismo como actor.1Rourke mantuvo un invicto de ocho peleas, con seis victorias y dos empates. Peleó alrededor del mundo en países como España, Japón y Alemania.​ Durante su carrera como boxeador, sufrió varias lesiones, incluyendo roturas de nariz, dedo del pie y costillas, una herida en la lengua y el pómulo.​ Además sufrió de perdida de memoria a corto plazo.

    Su entrenador durante la mayor parte de su carrera como boxeador fue Chuck Zito, miembro de Hells Angels, actor y guardaespaldas de celebridades.​ Freddie Roach también entrenó a Rourke para siete peleas.​ Su canción de entrada al ring a manudo era «Sweet Child o’ Mine» de Guns N’ Roses —al igual que en la pelea final de la película «El luchador»—.​ Algunos promotores del boxeo comentaba que Rourke era demasiad viejo como para tener éxito contra boxeadores de alto nivel.
    En noviembre de 2014, Rourke volvió brevemente al boxeo para pelear con Elliot Seymour de 29 años de edad en Moscú, Rusia. Fue su primera pelea de boxeo en veinte años. Después de la pelea se habló sobre otras cuatro posibles enfrentamientos. Aunque Rourke ganó por knockout técnico, la pelea no fue contada en su récord personal al tratarse de un evento de exhibición. Su oponente declaró más tarde que recibió dinero para dejarse caer en el segundo round.

    Después de su retiro del boxeo, Rourke aceptó papeles secundarios en varias películas de los años 1990, incluyendo la adaptación de la novela de John Grisham «The Rainmaker» de Francis Ford Coppola, «Buffalo ’66» de Vincent Gallo, «Animal Factory» de Steve Buscemi y el remake de «Get Carter» protagonizada por Sylvester Stallone. También escribió el filme «Bullet» —bajo el seudónimo de Sir Eddie Cook—, donde además interpretó el rol protagónico, un ex convicto recién salido de presión después de cumplir una condena de ocho años.
    Aunque fue seleccionado para interpretar un personaje en «La delgada línea roja» de Terrence Malick, su parte fue cortada durante el montaje del filme. Además tuvo un papel como el villano principal en «La colonia» de 1997, protagonizada por Jean-Claude Van Damme. Al mismo tiempo, filmó «Love in Paris», una secuela de «Nueve semanas y media», la cual no recibió gran difusión en los cines. Además tuvo un pequeño rol en la película «Jueves», interpretando un policía corrupto. Terminó esa década trabajando en películas directamente para vídeo como «Out in Fifty», «Shades» y el telefilme «Shergar», acerca del secuestro del caballo de carreras del mismo nombre. Rourke expresó inconformidad con respecto a ese período de su carrera, comentando que llegó a considerarse a sí mismo como un «artista acabado» y vivió durante un tiempo en un «estado de vergüenza».
    En 2002 apareció como The Cook en «Spun» de Jonas Åkerlund, actuando junto a Eric Roberts. Sus primeras colaboraciones con los directores Robert Rodriguez y Tony Scott en «Once Upon a Time in Mexico» y «Man on Fire», respectivamente, lo tuvieron en papeles pequeños. Sin embargo, dichos realizadores volvieron a contar con Rourke para interpretar personajes más importantes en sus siguientes producciones. En 2005 el actor volvió al circuito del cine comercial con un rol protagonista como Marv en «Sin City», adaptación de la novela gráfica del mismo nombre creada por Frank Miller y filmada por Robert Rodriguez. Rourke recibió premios por parte de la Asociación de Críticos de Cine de Chicago, el IFTA y la Sociedad de Críticos de Cine en Línea, además de ser nombrado «Hombre del año» 2005 por la revista de cine británica Total Film. El actor continuó con un papel secundario en «Domino» de Tony Scott, donde interpretó a un cazador de recompensas.

    En 2007 Rourke tuvo un papel en «The Informers», encarnando a Peter, un ex guardia de seguridad que planea el secuestro de un niño. En 2008 protagonizó «El luchador» de Darren Aronofsky, cinta ganadora del León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia, sobre Randy «The Ram» Robinson, un profesional de la lucha libre en decadencia. La primera lectura del guion no entusiasmó a Rourke: «Realmente no me interesó el guion, pero quería trabajar con Darren y pensé que quien sea que lo había escrito no había pasado tanto tiempo como yo alrededor de ese tipo de gente, y el personaje no hablaría de la forma en que hablaba. Entonces Darren me dejó reescribir todo mi personaje y él se encargó de los detalles. Una vez que hicimos ese cambio, estuve conforme con el guion».
    También habló sobre sus dudas y preocupaciones acerca de hacer una película sobre lucha libre. No obstante, mientras entrenaba para la filmación, desarrolló un aprecio y respeto por el trabajo que los luchadores hacen para prepararse para la pelea. Para su personaje, Rourke entrenó con el ex luchador de la WWE Afa Anoaʻi, y recibió un Premio BAFTA, un Globo de Oro y un Independent Spirit, además de una candidatura a los Premios Oscar al mejor actor. Rourke era pesimista con respecto a sus chances de ganar el Oscar, ya que había roto varios lazos con Hollywood como resultado de su conducta precedente.

    A principios de 2009 participó del evento de lucha libre WrestleMania XXV, junto a los luchadores Chris Jericho y Ric Flair. También actuó junto a Kris Kristofferson en el videoclip del músico John Rich «Shuttin’ Detroit Down» y participó en el doblaje del videojuego Rogue Warrior, a finales de 2009, en el cual interpretó al personaje protagonista Dick Marcinko.
    En 2010 interpretó el rol antagonista Ivan Vanko en el filme «Iron Man 2». Como preparación para su papel visitó convictos en cárceles de Rusia.También tuvo un breve papel como Tool en «The Expendables» de Sylvester Stallone. Aunque su tiempo en pantalla fue fugaz, su trabajo fue bien recibido por varios críticos y citado como uno de los puntos más destacados del filme.

    Rourke se ha casado en dos ocasiones. En 1981 se casó con la actriz Debra Feuer, a quien conoció en el set de la película «Hardcase» (1981) y con quien más tarde coprotagonizó «Homeboy» (1988). El matrimonio terminó en 1989; Rourke declaró posteriormente que realizar el filme «Nueve semanas y media» no fue particularmente considerado con las necesidades de su esposa. Ambos han continuado siendo amigos, según una entrevista a Feuer en 2009.

    El 26 de junio de 1992 se casó de nuevo, esta vez con la actriz Carré Otis, con quien trabajó en el thriller erótico «Orquidea salvaje». La pareja se separó después de que Rourke fue arrestado por supuesto maltrato en 1994; sin embargo se reconciliaron y protagonizaron el filme «Exit in Red». La pareja se divorció en diciembre de 1998. En noviembre de 2007 volvió a ser arrestado, en esta ocasión por conducir en estado de embriaguez en Miami Beach.​ Desde 2009 vive en pareja con la modelo rusa Anastassija Makarenko.