MELINA MERCOURI

    La actriz, cantante y activista política griega Melina Mercouri nació en Atenas el 18 de octubre de 1922. Considerada como una de las grandes figuras de la escena y de la cinematografía griegas y aun mundiales, cuenta con una extensa filmografía. Melina era nieta de Spyros Merkoúris, alcalde de Atenas durante varias décadas. Su padre era miembro del Parlamento. El matrimonio de sus padres terminó cuando ella era niña, por lo que vivió junto a su madre. Su tío George Merkoúris, era líder del Partido Nacional Socialista Griego, y se convirtió en presidente del Banco de Grecia durante la ocupación nazi entre 1941 y 1944.
    Mercouri se casó con Panagis Harokopos, un adinerado terrateniente, durante la Segunda Guerra Mundial y el dinero de su esposo la ayudó a sobrevivir la ocupación alemana del país.

    El debut cinematográfico de Mercouri fue en el filme «Stélla», dirigido por Michael Cacoyannis. La película fue mostrada en el Festival Internacional de Cine de Cannes, donde estuvo nominada a la Palma de Oro. El filme no ganó el premio, pero, en el Festival, Merkoúri conoció al director Jules Dassin, con quien contraería matrimonio en 1966.
    Mercouri se hizo muy popular internacionalmente cuando actuó en el filme de 1960 «Pote Tin Kyriaki», dirigida por Dassin, por el cual obtuvo una nominación al Oscar a la mejor actriz. Merkoúri y Dassin volvieron a trabajar juntos en el musical «Illya Darling», por el cual ella recibió una nominación a los Premios Tony. Protagonizó otras películas como «Fedra» («Phaedra», con Anthony Perkins), «Topkapi» (con Peter Ustinov) y «Gaily, Gaily». En 1965 rodó en España, a las órdenes de Juan Antonio Bardem «Los pianos mecánicos»
    Mercouri se retiró del cine en 1978. Su última película fue «Un sueño de pasión» que, al igual que la mayoría de los filmes en los que actuó, fue dirigida por su esposo. En 1980, protagonizó la producción griega de la obra de Tennesse Williams «Dulce pájaro de juventud».
    Paralelamente a su trayectoria de actriz, siguió otra como cantante. Una de sus primeras canciones fue «Hartino to Fengaraki», escrita por Mános Chatzidákis y Nikos Gatsos. La canción formaba parte de la producción griega de la obra «Un tranvía llamado Deseo», que ella protagonizó como Blanche DuBois. La primera grabación de la canción, considerada por muchos como legendaria, fue realizada en 1960 por Nana Mouskouri, aunque en 2004 la compañía discográfico Sirius, creada por Mános Chatzidákis, publicó una grabación que Mercouri realizó para la televisión francesa en los años 1960. Otras grabaciones de Mercouri como «Athena ma Ville» y «Melinaki» fueron populares en Francia. Durante los años que permaneció exiliada en Francia debido a la dictadura en Grecia, Mercouri grabó cuatro álbumes, uno en griego y tres en francés.
    Melina Mercouri fue una de las más conocidas oponentes a la dictadura militar de los coroneles de los años setenta. Durante el período de la dictadura, desde 1967 hasta 1974, Merkoúri vivió en Francia. Cuando la dictadura le retiró su ciudadanía griega, ella respondió diciendo: «Yo nací griega y moriré griega. Por entonces publicó su autobiografía «Nací griega».

    Cuando fue reinstaurada la democracia, Merkoúri regresó y se convirtió en miembro del Parlamento por el PASOK (Movimiento Socialista Panhelénico). En 1981 se convertiría en la primera mujer en ocupar el puesto de Ministra de Cultura en Grecia, cargo que ostentó durante dos legislaturas, hasta 1989. Volvió a ocupar el cargo entre 1993 y 1994.
    Como Ministra de Cultura, Melina Mercouri propuso el ideal de la Capital Europea de la Cultura. Atenas fue elegida la primera Ciudad Europea de la Cultura en 1985. Mercouri abogó por el regreso de los llamados Mármoles de Elgin, actualmente en el Museo Británico, que Thomas Bruce, conde de Elgin, se llevó de la Acrópolis de Atenas en el siglo XIX. A pesar de todo, los esfuerzos de Merkoúri resultaron infructuosos.

    Melína Mercouri murió en un hospital de Nueva York a los 73 años, debido a un cáncer de pulmón, el 6 de marzo de 1994. La actriz había sido una fumadora empedernida y cuando falleció, cientos de ciudadanos griegos colocaron en su tumba cajetillas de su marca favorita de cigarrillos como homenaje. Su féretro fue trasladado a Atenas, donde recibió un funeral de Estado en el Primer Cementerio.