MAUREEN O’SULLIVAN

    Maureen O’Sullivan nació en Boyle, Condado de Roscommon, Irlanda, el 17 de mayo de 1911, en el seno de una familia católica. Sus padres fueron Renée Fraser y Charles Joseph Sullivan, un oficial de Los Rangers Connaught que sirvió en la Gran Guerra. Asistió a un colegio de monjas en Dublín, el Convento del Sagrado Corazón en Roehampton, en Londres (ahora Escuela de Woldingham). Una de sus compañeras de clase fue Vivien Leigh. Después de acabar la escuela en Francia, O’Sullivan regresó a Dublín y comenzó a trabajar por los pobres.
    Frank Borzage, director de cine que se hallaba rodando el musical de la Fox «Song o’ My Heart» (1930) en Dublín, la conoció y le realizó una prueba de cámara, con resultados más que favorables, ganando el papel de Eileen O’Brien, por lo que la invitó a Hollywood a terminar la filmación. Maureen aceptó, y a la edad de 19 años viajó a California acompañada por su madre.

    No obstante el poco éxito de la que fue su primera película, ese mismo año rodó otros musicales, como «Just Imagine» («Fantasía del porvenir»), de David hitler, junto a El Brendel. Con el mismo Frank Borzage rodó un año después «A Connecticut Yankee» («Un yanqui en la corte del Rey Arturo», 1931) junto a Will Rogers. En 1932 dejó la Fox y comenzó a trabajar para la Metro Goldwyn Mayer, iniciando la etapa que le aportaría sus mayores éxitos profesionales. Este mismo año protagonizó junto a Johnny Weissmüller la mítica película «Tarzan The Ape Man» («Tarzán de los monos», 1932), dirigida por W.S. Van Dyke y producida por Irving Thalberg. En este film, libre aún del famoso Código Hays de la censura en USA, encarnaba el papel de Jane, la compañera de Tarzán.
    El sonado éxito de esta primera entrega hizo que Maureen repitiera el papel de Jane en otras cinco ocasiones, «Tarzan And His Mate» («Tarzán y su compañera», 1934), de Cedric Gibbons, «Tarzan Escapes» («La fuga de Tarzán», 1936), «Tarzan Finds A Son» («Tarzán y su hijo», 1939), «Tarzan’s Secret Treasure»,(«El tesoro de Tarzán», 1941) y «Tarzan’s New York Adventure» («Tarzán en Nueva York», 1942), estas cuatro últimas con la dirección de Richard Thorpe.

    Entre los guionistas de «La Fuga de Tarzán» figuraba John Farrow, con el que contraería matrimonio en septiembre de 1936. Una de las hijas fruto de este matrimonio fue Mia Farrow, que se convertiría en una famosa actriz.
    Los años 30 fueron una buena época para Maureen. Además de las películas de la serie Tarzán, participó en un puñado de títulos convertidos hoy en auténticos clásicos que en su momento le hicieron ser muy popular: «Payment Deferred» («El asesino de Mr. Medland», 1932, de Lothar Mendies), thriller dramático con estupenda actuación de Charles Laughton; «Strange Interlude» («Extraño interludio», 1932, de Robert Z. Leonard), drama basado en la obra teatral homónima de Eugene O´Neill, con Clark Gable; «The Barretts of Wimpole Street» («Las vírgenes de Wimpole Street») (1934 de Sidney Franklin) sobre la vida de la poetisa Elizabeth Browning, con Norma Shearer, Fredric March y Charles Laughton; «The Thin Man» («La cena de los acusados», 1934, de W. S. Van Dyke), primera de una serie de comedias detectivescas dedicadas a las novelas de Dashiell Hammett que popularmente se conoció como «El Hombre Delgado», junto a Myrna Loy y William Powell; «Ana Karenina» (1935, de Clarence Brown), adaptación de la inmortal novela de León Tolstói con Greta Garbo, Fredric March y Freddie Bartholomew; «David Copperfield» (1935, de George Cukor), excdelente traslación a la pantalla de la novela de Charles Dickens, con W. C. Fields, Freddie Bartholomew y Lionel Barrymore; «The Devil Doll» («Muñecos infernales», 1936, de Tod Browning), clásico del cine de terror con Lionel Barrymore; «A Day At The Races» («Un día en las carreras», 1937, de Sam Wood) junto a los Hermanos Marx y su inseparable Margaret Dumont; o «A Yank At Oxford» («Un Yanqui en Oxford», 1938, de Jack Conway) al lado de Robert Taylor y, de nuevo, Lionel Barrymore; en esta película, y a su requerimiento, ella misma reescribió su parte para darle mayor sustancia y novedad.
    Poco a poco fue abandonando los rodajes, hasta que en 1942 dejó de trabajar para atender a su marido enfermo de tifus y cuidar a sus siete hijos.

    En 1948 volvió para rodar un papel de coprotagonista en «El reloj asesino» junto a Charles Laughton, dirigida por su esposo John Farrow. Posteriormente alternó su trabajo en el cine con el teatro y la televisión, y apenas si destaca alguno de sus títulos cinematográficos posteriores como «Never Too Late» («El bebé de la discordia») (1965). En los últimos años de su carrera, participó en películas como «Peggy Sue Got Married» («Peggy Sue se casó», 1986) de Francis Ford Coppola y «Hannah and Her Sisters» («Hannah y sus hermanas», 1986) de Woody Allen, que por entonces era su yerno.
    Después de la muerte de su marido John Farrow, ocurrida en 1963, Maureen se casó en 1983 con James Cushing. La actriz falleció a la edad de 87 años debido a un ataque al corazón el 23 de junio de 1998 en Scottsdale, Arizona, su lugar de residencia.