MAGGIE SMITH

    Dame Margaret Natalie Smith Cross, conocida artísticamente como Maggie Smith, es una consagrada actriz de cine, teatro y televisión británica, considerada una de las mejores intérpretes del cine en Inglaterra y en el antiguo Hollywood. Ha recibido numerosos premios, tanto por el teatro como por el cine, entre ellos se incluyen siete BAFTA (sólo Judi Dench la aventaja en victorias del premio inglés), tres Globos de Oro, tres Emmy, dos Óscar, un Tony.
    Maggie Smith nació en Ilford, Reino Unido, el 28 de diciembre de 1934). Sus padres eran Margaret Hutton Little, una secretaria escocesa y Nathaniel Smith, un patólogo. A los 4 años se mudó a Oxford con sus padres y sus dos hermanos mellizos, Alistair e Ian, quienes luego estudiaron arquitectura. Cursó sus estudios en el Oxford High School hasta los 16 cuando lo abandonó para estudiar actuación en el Oxford Playhouse School.

    Su carrera comenzó en el Oxford Playhouse con la ayuda de Frank Shelley e hizo su debut actoral en 1952 con la obra «Noche de reyes». En 1953 apareció junto a Ronnie Barker en «The Housemaster» en la Oxford Playhouse. El debut de Maggie en la gran pantalla fue con «Child in the House» en 1956 donde interpretó a una invitada en una fiesta. Dos años después participó en «Nowhere to Go», por cuyo trabajo recibió una nominación al BAFTA en la categoría de actriz revelación. En televisión Maggie Smith había debutado en 1955 con un rol menor en la serie BBC «Sunday-Night Theatre».
    En los años 60 la popularidad de Maggie Smith hizo eclosión cuando trabajaba en las tablas del Royal National Theatre al interpretar a Desdémona en «Otelo», personaje que volvería a interpretar en la versión cinematográfica de la misma obra en 1965 y le daría su primera nominación al Óscar. En 1969 interpretó a la carismática maestra de escuela escocesa Jean Brodie en la película «Los mejores años de Miss Brodie», una adaptación de la novela homónima, que le valió su primer Óscar como mejor actriz. Smith volvería a ganar el Oscar, esta vez en la categoría de mejor actriz de reparto, en 1979 por su interpretación de la excéntrica y alcohólica Diana Barrie en «California Suite».
    En 1968 interpretó a Irina Arkadina en la serie de televisión «The Seagull» y a Ann Whitefield en «Man and Superman» serie BBC Play of the Month y en 1972 reapareció en otros dos episodios, como Portia en «El mercader de Venecia» y como Epifania en «The Millionairess». Entre 1976 y 1980, Smith formó parte de numerosas producciones teatrales en el Stratford Shakespeare Festival en Stratford, Canadá, entre ellas «Richard III» como la Reina Isabel (1977), «Macbeth» como Lady Macbeth (1978) y «Como gustéis» como Rosalind (1977 y 1979).

    En los años 70, Maggie Maggie también participó en películas como «Viajes con mi tía» y «Muerte en el Nilo», por cuyas interpretaciones obtuvo una nominación al Óscar y al BAFTA respectivamente. En el 85 protagonizó junto a Helena Bonham Carter y Denholm Elliott, con quien también actuó en «Función privada», una de sus películas más exitosas, «Una habitación con vistas», por cuya interpretación de Charlotte Bartlett consiguió una nominación al Óscar, un BAFTA y un Globo de Oro, entre otros premios. En los 80 también protagonizó junto a Michael Palin, «The Missionary» en 1982, y Función privada en 1984 por cuyo trabajo obtuvo su segundo BAFTA.
    Otros roles notables cinematográficos en los últimos años del siglo XX incluyen a Lila Fisher en «Love and Pain and the Whole Damn Thing» (1973), la duquesa de York en «Richard III» (1995), Wendy en «Hook (El capitán Garfio)» (1991), la señora Medlock en «El jardín secreto» (1993), la madre superiora en «Sister Act» (1992) y Lady Hester en «Té con Mussolini» (1999). En estos años otros roles notables en su carrera de teatro incluyen a Miss Shepherd en «The Lady in the Van», Amanda en «Private Lives» y Lettice Douffet en «Lettice and Lovage» por cuyo personaje ganó un Tony en 1990.

    Además del Tony en 1990, Maggie Smith recibió muchos otros premios y nominaciones por su trabajo en el teatro en la segunda década del siglo XX, entre ellos cinco Evening Standard Theatre Awards por sus interpretaciones en «The Private Ear» y «The Public Eye» (1962), «Hedda Gabler» (1970), «Virginia» (1981), «The Way of the World» (1984) y «Three Tall Women» (1994) y un Society of London Theatre Special Award, de los Premios Olivier. Además fue nominada en otras dos ocasiones al Tony por sus actuaciones en «Private Lives» (1975) y «Night and Day» (1980) y en otras seis al Olivier por su trabajo en «Virginia» (1981), «The Way of the World» (1985), «Lettice and Lovage» y «Coming In To Land» (1987), «The Importance of Being Earnest» (1994), «A Delicate Balance» (1998) y «The Lady in the Van» (2000).
    Otros trabajos de Maggie Smith en la televisión incluyen a Betsie Trottwood en «David Copperfield» en 1999, donde actuó con Daniel Radcliffe y Imelda Staunton, quienes luego trabajarían con ella en «Harry Potter», Mrs. Emily Delahunty en el telefilme, «My House in Umbria», con la que obtuvo un Emmy y una nominación al Globo de Oro y a Mary Gilbert en «Capturing Mary».

    En el cine Maggie Smith entra en el siglo XXI interpretando a la condesa de Trentham en «Gosford Park» (2001), papel que le valió una sexta nominación al Óscar. También participa en «La última primavera», «Keeping Mum», «Becoming Jane» y «La niñera mágica y el Big Bang», entre otras. Pero sin duda fue su interpretación de la Profesora Minerva McGonagall en las exitosas adaptaciones cinematográficas de la saga «Harry Potter», compuesta por seis películas, lo que le otorgó un mayor reconocimiento, en especial entre los espectadores jóvenes. Intercalando entre las distintas entregas de «Harry Potter», trabaja en «Clan Ya-ya» (2002) y «La joven Jane Austen» (2007).
    Maggie Smith ha estado casada dos veces. En junio de 1967 se casó con el actor Robert Stephens con quien tuvo dos hijos: los también actores Toby Stephens (1969) y Chris Larkin (1967) con quien actúo en «Té con Mussolini». Smith se divorció de Stephens en mayo de 1974 y en 1975 se casó con el dramaturgo Beverly Cross, con quien estuvo casada hasta la muerte de este en marzo de 1998.

    En 1988 Maggie Smith fue diagnosticada con la Enfermedad de Graves-Basedow y estuvo doce meses casi aislada, con tratamientos de radioterapia y cirugía en los ojos. En el 2008 le diagnosticaron cáncer de mama después de que descubriera un bulto en su pecho, sin embargo las quimioterapias han resultado exitosas.

    En televisión, desde el 2010 interpreta a la aristócrata tradicionalista Violet, la Condesa viuda de Grantham, en la exitosa serie británica, «Downton Abbey» por cuya interpretación obtuvo dos Emmy consecutivos, un Globo de Oro y una nominación a los BAFTA. Por su delicado estado de salud, a pesar de que en sus inicios se dedicaba casi exclusivamente al teatro, en el siglo XXI se ha dedicado al cine y casi no ha participado en ninguna obra. Tras su lucha contra el cáncer en el 2008, no ha vuelto a participar en ninguna obra teatral y ha manifestado su miedo a volver a hacerlo.

    En el 2012 estrenó «El cuarteto», dirigida por Dustin Hoffman y co-protagonizada junto a Michael Gambon, Tom Courtenay, Billy Connolly y Pauline Collins y «El exótico Hotel Marigold», de nuevo junto a Judi Dench, que ha tenido una secuela en 2015.

    Maggie Smith es una mujer muy solidaria y activa en obras de caridad. En septiembre de 2011, ofreció su apoyo como patrona a la campaña de recolección de 4,6 millones de dólares para reconstruir el Court Theatre en Nueva Zelanda tras el Terremoto de Christchurch de 2011.15 En julio de 2012, se convirtió en patrona de la Asociación Internacional de Glaucoma, en un esfuerzo para ayudar a la organización y subir el perfil de la Glaucoma y en noviembre de ese mismo año, donó un dibujo hecho por ella misma a un remate para recolectar fondos para la organización «Cats Protection», que como su nombre en inglés lo indica, se dedica a proteger y rescatar gatos.