LIBERTAD LAMARQUE

    Cantante y actriz de cine argentina, una de las estrellas más destacadas del mundo del espectáculo latinoamericano. Su trabajo abarcó múltiples facetas: música, radio, discos, cine, teatro y, finalmente, el mundo de la telenovela.

    Libertad Lamarque Bouza nació en Rosario (Argentina) el 24 de noviembre de 1908. Su padre, Gaudencio Lamarque (1874-1947), era uruguayo descendiente de franceses y se asentó en Rosario, Santa Fe. Gaudencio a los 32 años se casó Josefa «Pepa» Bouza (1863-1932), una viuda de origen español que contaba con siete hijos a su cargo. Ambos tuvieron tres hijos más, dos de los cuales fallecieron de pequeños. La tercera fue Libertad.
    Sus inicios en la actuación ocurrieron a la edad de siete años en actos de su escuela primaria. Desde pequeña, se sintió atraída por la actuación y a la edad de siete años, realizó sus primeras presentaciones en funciones a beneficio para los presos regionales. Fue así que interpretó pequeños papeles en obras como «Las víboras», de Rodolfo González Pacheco, «Los muertos», de Florencio Sánchez, y «Madre Tierra», de Alejandro Berruti. Libertad continúo presentándose en carnavales locales y desfiles llevados a cabo en plazas públicas. Cuando contaba con 15 años, fue contratada por José Constanzó para realizar una gira por el sur de la Provincia de Buenos Aires con una pequeña compañía teatral. En 1920, se integró a un grupo de actuación llamado «Los libres», con el que participaba en festivales del ámbito sindical en el que se desenvolvía su padre.
    Libertad sus primeros pasos artísticos como profesional en el mundo de la canción consolidándose como una de las voces más representativas del tango en su país, que se hizo popular gracias a sus emisiones radiofónicas. En 1924, instalada en Buenos Aires, fue contratada para actuar en el Teatro El Nacional y grabar discos, convirtiéndose en una de las primeras cantantes de tango surgidas en la década de 1920 que crearon la modalidad vocal femenina en el rubro.

    Su debut en cine llegó en 1930 cuando protagonizó un filme mudo, «Adiós, Argentina», de Mario Parpagnoli. Tras esa producción, Luis César Amadori la contrató para actuar al lado de Florencio Parravicini en una compañía de espectáculos de revista en el Teatro Maipo, junto a un elenco de actores que incluía a Alberto Anchart y León Zárate. En 1933 interviene en la primera película sonora argentina, «¡Tango!», junto a Tita Merello. Calificada como «la reina del tango», al año siguiente fue elegida «Miss Radio» por votación popular en la revista Sintonía.

    Su consagración como actriz melodramática ocurrió tras protagonizar «El alma del bandoneón» (1935), y ser contratada por José Ferreyra para encabezar «Ayúdame a vivir» (1936) —donde también fue argumentista ante el hecho de que los guinistas del momento se negaban a escribir libretos para el cine sonoro—, «La ley que olvidaron» (1937) y «Besos brujos» (1938), que le dieron popularidad en Argentina y el resto de América Latina. Su primera labor para Argentina Sono Film ocurrió en «Madreselva» (1938), de Luis César Amadori.
    Un nuevo contrato con los Estudios San Miguel significó su paso a la comedia y fue así como filmó «Eclipse de sol» (1942) y «Romance musical» (1946). Tras un altercado con la actriz Eva Duarte —posteriormente la primera dama Evita Perón, — durante el rodaje de «La cabalgata del circo» (1945), debió exiliarse en México, donde vivió hasta su muerte y desarrolló una amplia trayectoria cinematográfica, en casi cincuenta películas como «Otra primavera» (1949), «Ansiedad» (1952), «Escuela de música» (1955) y «El pecado de una madre» (1960).

    En 1961, Libertad protagonizó un filme en España, «Así era mi madre», también conocida como «Bello recuerdo», junto a la joven estrella Joselito y Sara García. Lamarque, que en esa ocasión fue dirigida por Antonio del Amo, señaló acerca del rodaje que «en verdad es un bello recuerdo. Después encabezó la función teatral teatral en Argentina «Hello Dolly!», que tuvo una amplia repercusión. En Argentina protagoniza también el espectáculo «Aplausos» en 1972 durante una temporada.

    A partir de la década de 1970, comenzó a incursionar activamente en el género de la telenovela. En 1972, protagonizó en Venezuela, «Esmeralda» y, posteriormente «Mamá» en el mismo país, que tuvo una alta aceptación pública. Sin embargo, su mayor éxito televisivo fue «Soledad», una telenovela producida en 1980 por la cadena mexicana Televisa donde Lamarque compuso a un ama de llaves que después de cuidar a tres hijos ajenos, es despreciada por ellos cuando decide casarse con su respectivo padre.
    En 1972 y 1978, Lamarque realizó sus últimas dos apariciones cinematográficas argentinas en «La sonrisa de mamá» con Palito Ortega y «La mamá de la novia» con Mercedes Carreras, ambas fueron dirigidas por Enrique Carreras.

    En 1981, la telenovela se estaba transmitiendo en Argentina por Canal 11 cuando el productor Goar Mestre la convocó para proponerle producir una serie por el mismo canal titulada «Amada», que se estrenó en octubre de 1983 con guiones de Celia Alcántara sobre la base de algunas propuestas de Lamarque. La sinopsis indicaba que una pareja decide repartir la herencia entre sus dos hijos biológicos y de crianza, lo que desata un conflicto familiar. Fue secundada por Ariel Keller, Diego Varzi, Ivonne Fournery, Patricia Palmer y Silvia Kutika.

    En 1989, es homenajeada en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián en España, donde se proyectó parte de su obra y conoció a la actriz Bette Davis, que recibía en Premio Donostia del certamen pocos días antes de fallecer. Libertad también recibió el Caesar Awards otorgado por la Asociación de Teatro Americano a los artistas latinoamericanos en la ciudad de Los Ángeles. En 1990, aunque seguía residiendo oficialmente en México, fue designada «Ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires» y el 15 de noviembre de 1991, pocos días antes de su 83 cumpleaños, el Concejo Municipal rosarino la distinguió como «Ciudadana ilustre de Rosario».
    Lamarque realizó un espectáculo titulado «Tangos y Nostalgias», presentado en la inauguración de Expo-Sevilla en 1992, con el que recorrió más de quince ciudades de Latinoamérica.6 En 1993, viajó a Buenos Aires para recibir el premio Podestá a la Trayectoria de manos de la actriz Graciela Borges. El 1 de diciembre de 1995, se le concedió un homenaje en el Teatro Nacional Cervantes donde fue distinguida con el honor de «Personalidad Emérita de la Cultura Argentina»95 «por su trayectoria artística y su aporte a la cultura nacional». La ceremonia se realizó en conmemoración al octogésimo aniversario del inicio de la carrera artística de Lamarque e invitada por el secretario de Cultura Pacho O’Donnell. Entre los colegas que participaron del homenaje, destacan Alberto Castillo, Niní Marshall, Raúl Lavié, María Marta Serra Lima, Horacio Salgán, Eva Franco, Irma Córdoba y Eduardo Bergara Leumann.

    En 1996 fue reconocida en la décimo segunda edición del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata ante la presencia de 17 000 espectadores. A la edad de 89 años, Lamarque realizó su última grabación discográfica en colaboración con Enrique Chía, de la que destaca su interpretación de «El día que me quieras», a lo que le siguió una presentación en el Miami-Dade County Auditorium con la Orquesta Filarmónica de Florida.
    El 24 de julio de 2000, obtuvo el premio Ariel de Oro Honorífico durante una ceremonia en el Palacio de las Bellas Artes de México, que significó su último reconocimiento en vida.

    Ese año la actriz se encontraba grabando la telenovela infantil «Carita de ángel», donde interpretaba el papel de la madre superiora Piedad de la Luz, cuando comenzó a sufrir fuertes dolores en su espalda y debió ser internada de urgencia en el Hospital Santa Elena de México D.F. Fue diagnosticada con una bronquitis que derivó en una neumonía y su estado de salud se agravó con el correr de las semanas. Falleció a los 92 años el 12 de diciembre de 2000 a causa de un paro cardiorrespiratorio en México D.F. Sus restos fueron incinerados y sus cenizas arrojadas al mar frente a su vivienda de Miami de acuerdo a su última voluntad.