LESLIE CARON

    Leslie Claire Margaret Caron nació en Boulogne-Billancourt, Francia el 1 de julio de 1931, hija del químico Claude Caron, y la bailarina norteamericana Margaret Petit. Desde muy pequeña Caron quiso ser actriz y bailarina, y se preparó para ello gracias a la ayuda de su madre. Comenzó su carrera a los 10 años y actuó con el Ballet de los Campos Elíseos en París. En 1949 entra en la compañía de Roland Petit como bailarina clásica.
    Caron fue descubierta por Gene Kelly mientras bailaba con un ballet. El afamado bailarín la escogió para ser su pareja en «Un americano en París» (1951). El éxito de Caron fue tan elocuente que firmó un contrato de larga duración con MGM, cosa que le permitió aparecer en otros títulos como «Las zapatillas de cristal» (1955) o «Lili» (1953). Precisamente esta actuación le permitió a Caron conseguir la primera nominación a los Óscar en 1953. En la segunda mitad de los 50, aparecería en títulos tan inolvidables como «Papá piernas largas» (1955) con Fred Astaire o «Gigi» (1958) con Louis Jourdan y Maurice Chevalier.
    Cuando los musicales empezaron a entrar en un lento declive a principios de los 60, Leslie Caron dio un giro a su carrera con la interpretación de una embarazada esperando abortar en «La habitación en forma de L» (1962), un papel que le llevó a ser nominada a los Óscar en la categoría mejor actriz principal y ganar esa misma categoría en los Premios BAFTA.

    Otros trabajos cinematográficos de los años 60 del pasado siglo incluyen «Fanny» (1961), de Joshua Logan, «Las cuatro verdades» (1962), de Alessandro Blasetti, «Al filo de la noche» («Guns of Darkness») (1962), de Anthony Asquith, «Operación whisky» (1964) junto a Cary Grant, «El favor» («A Very Special Favor», 1965), de Michael Gordon, «Prométele cualquier cosa» (1965), de Arthur Hiller, una aparición especial en «¿Arde París?» (1966), de René Clément, o «El padre de familia» (1969), de Nanni Loy, siempre combinando trabajos en Europa y en Estados Unidos.

    En los 70 comienza a espaciar sus películas. Destacan «Sérail» (1976), de Eduardo de Gregorio, «El amante del amor» («L’Homme qui aimait les femmes», 1977), de François Truffaut, «Valentino» (1977), de Ken Russell, sobre el mítico actor Rodolfo Valentino y donde Caron hacía el papel de Alla Nazimova, «Nicole» (1978), de István Ventilla o «Goldengirl» (1979), de Joseph Sargent.
    En los 90 se pone a las órdenes de Louis Malle en «Herida» (1992). También hay que destacar su participación en el aclamado film de Lasse Hallström Chocolat (2000). En los primeros años del siglo XXI destaca su aparición en «Le Divorce» (2003) de James Ivory junto a Kate Hudson y Naomi Watts. En estos años ha trabajado también en televisión en títulos como en la adaptación de la novela de Agatha Christie «Asesinato en el Orient Express» (2001) o «Ley y orden» en el episodio Recall (2006).

    Leslie Caron se casó con Geordie Hormel, nieto del fundador de la empresa alimenticia Hormel en septiembre de 1951, del que se divorcia en 1954. Su segundo marido sería el actor y director británico Peter Hall con el que tendría dos hijos, Christopher (productor de televisión) en 1957 y Jennifer (actriz) en 1962. Cuando se divorciaron en 1965, se culpó a Warren Beatty de ser el responsable y la justicia británica le obligó a pagar los costes del juicio. Caron había tenido un romance con Beatty en 1961. En 1969, se casaría con el productor Michael Laughlin con el que estaría unida hasta 1980. Después contrae nupcias con Paul Magwood hasta su separación en 2003.

    A éstos, hay que añadir los diferentes novios que tuvo Caron como Peter Lawford, Frank Sinatra, el guionista Jean-Pierre Petrolacci o Robert Wolders (ex marido de Merle Oberon y amante de Audrey Hepburn). Por último Caron se casaría con Paul Magwood (trabajador en productoras como backstage y con el que estaría hasta 2003, viviendo en Wisconsin).
    Lesle Caron vive en un semiretiro del mundo del cine, en un confortable hotel (Auberge La Lucarne aux Chouettes) de su propiedad en Villeneuve-sur-Yonne, a unos 100 km al sur de París. Es autora del libro «Vengeance» (1983).