JOSÉ SAZATORNIL

    José Sazatornil Buendía, también conocido como Saza nació en Barcelona el 13 de agosto de 1925. Fue hijo del propietario de un pequeño comercio en dicha ciudad. Cursó sus estudios en el Colegio de los Hermanos de la Doctrina Cristiana de Barcelona.

    Actor de gran popularidad, su carrera comenzó en el teatro cuando contaba trece años. Durante siete años, según sus propias palabras, estuvo interpretando cada domingo una obra distinta durante meses, y participó, de este modo, en 280 comedias en estos siete años, durante los que simultaneó su carrera teatral con su trabajo como dependiente en el negocio familiar.
    En 1946 debutó en el Teatro Victoria de Barcelona, para posteriormente pasar a formar parte de la Compañía Teatral de Paco Martínez Soria. En el cine debutó de la mano de Javier Setó en la película «Fantasía española», en 1953, Antes de que acabase la década había aparecido en títulos como «Los gamberros», de Juan Lladó, «Al fin solos», de José María Elorrieta, «Los agentes del quinto grupo», de Ricardo Gascón, «Good Bye, Sevilla», de Ignacio F. Iquino, «El golfo que vio una estrella», de Ignacio F. Iquino, «El ojo de cristal», de Antonio Santillán, «La pecadora», de Ignacio F. Iquino, «El difunto es un vivo», de Juan Lladó, «Hospital de urgencia», de Antonio Santillán, «Mañana», de José María Nunes, «Sueños de historia», de José H. Gan, «Sitiados en la ciudad», de Miguel Lluch o «Pasaje a Venezuela», de Rafael J. Salvia. En 1957 fundó su propia compañía teatral.

    José Sazatornil destacó en la gran pantalla por ser uno de los mejores actores del cine español, y ha aparecido en muchos de los títulos más representativos en toda la segunda mitad del siglo XX. Trabajó a las órdenes de varios de los mejores directores del período, a la vez que fue compañero de reparto de los principales actores y actrices.
    En los años 60, cada vez moviéndose con absoluta seguridad por la comedia, aparece en títulos como «1961: El amor empieza en sábado», de Victorio Aguado, «El verdugo», de Luis García Berlanga, «El rapto de T. T.», de José Luis Viloria, «Una señora estupenda», de Eugenio Martín, «La ciudad no es para mí», de Pedro Lazaga, «Las viudas», de Julio Coll, José María Forqué y Pedro Lazaga, «Fray torero», de José Luis Sáenz de Heredia, «Un millón en la basura», de José María Forqué, «¿Qué hacemos con los hijos?», de Pedro Lazaga, «Los celos y el duende», de Silvio F. Balbuena, «Las que tienen que servir», de José María Forqué, «Amor en el aire», de Luis César Amadori, «La vil seducción», de José María Forqué, «Las secretarias», de Pedro Lazaga, «Solos los dos», de Luis Lucia, «Los que tocan el piano», de Javier Aguirre, «El marino de los puños de oro», de Rafael Gil, «Verano 70», de Pedro Lazaga, «Una vez al año ser hippy no hace daño», de Javier Aguirre, «Sangre en el ruedo», de Rafael Gil, «Carola de día, Carola de noche», de Jaime de Armiñán, «Amor a todo gas», de Ramón Torrado, «Juicio de faldas», de José Luis Sáenz de Heredia, «Las leandras», de Eugenio Martín, «Topical Spanish», de Ramón Masats, «El mesón del gitano», de Antonio Román, «Coqueluche», de Germán Lorente o «El astronauta», de Javier Aguirre.

    A la par que está presente en gran parte de las comedias teatrales de la época, en la década de los años 70 del siglo XX trabaja en películas como «La novicia rebelde», de Luis Lucia, «Si Fulano fuese Mengano», de Mariano Ozores, «Cómo casarse en siete días», de Fernando Fernán Gómez, «A mí las mujeres ni fu ni fa», de Mariano Ozores, «Los gallos de la madrugada», de José Luis Sáenz de Heredia, «Venta por pisos», de Mariano Ozores, «Una monja y un Don Juan», de Mariano Ozores, «La llamaban la Madrina», de Mariano Ozores, «Las señoritas de mala compañía», de José Antonio Nieves Conde, «Las tres perfectas casadas», de Benito Alazraki, «¡Qué cosas tiene el amor!», de Germán Lorente, «Me has hecho perder el juicio», de Juan de Orduña, «Celos, amor y Mercado Común», de Alfonso Paso, «El insólito embarazo de los Martínez», de Javier Aguirre, «Mi hijo no es lo que parece», de Angelino Fons, «Las correrías del vizconde Arnau», de Joaquín Coll Espona, «Ligeramente viudas», de Javier Aguirre, «Strip-tease a la inglesa», de José Luis Madrid, «El último tango en Madrid», de José Luis Madrid, «El Love feroz», de José Luis García Sánchez, «El fin de la inocencia», de José Ramón Larraz, «La zorrita en bikini», de Ignacio F. Iquino, «Colorín, colorado», de José Luis García Sánchez, «Cuentos de las sábanas blancas», de Mariano Ozores, «Préstamela esta noche», de Tulio Demicheli, «La escopeta nacional», de Luis García Berlanga, película que le reporta una enorme popularidad, «Cinco tenedores», de Fernando Fernán Gómez, «El periscopio», de José Ramón Larraz, u «Operación Comando», de Julio Saraceni. También en estos años funda su propia compañía teatral.
    Rueda películas para el cine en catalán tras la recuperación del mismo a partir de los años 1980, década en la que destaca «Rocky Carambola», de Javier Aguirre, «Huevos revueltos», de Enrique Jiménez Pereira, «Si las mujeres mandaran (o mandasen)», de José María Palacio, «La vendedora de ropa interior», de Germán Lorente, «El hijo del cura», de Mariano Ozores, «La colmena», de Mario Camus, «La avispita Ruinasa», de José Luis Merino, «El fascista, doña Pura y el follón de la escultura», de Joaquín Coll Espona, «Operación Mantis», de Paul Naschy, «Playboy en paro», de Tomás Aznar, «Dos mejor que uno», de Ángel Llorente, «Cinco minutos nada menos», de Fernando García de la Vega, «El donante», de Ramón Fernández, «Una y sonada», de Gabriel Iglesias, «El año de las luces», de Fernando Trueba, «El pecador impecable», de Augusto Martínez Torres, «La venganza de don Mendo», de Gustavo Pérez Puig (grabación en video de su enorme éxito teatral), «Espérame en el cielo, de Antonio Mercero, papel por el que recibe el premio Goya al mejor actor de reparto por el personaje de Alberto Sinsoles, «Amanece, que no es poco», de José Luis Cuerda, «Ovejas negras», de José María Carreño, o «Don Juan, mi querido fantasma», de Antonio Mercero. A la vez está presente en buena parte de las más exitosas series de televisión nacionales como «Tiempo y hora», «Los maniáticos», «El jardín de Venus», «Cinco minutos nada menos», «Tot un senyor», «Tercera planta, inspección fiscal», o «Función de tarde».
    Sus películas en la década de los años 90 incluyen «¿Lo sabe el ministro?», de José María Forn, «Un submarino bajo el mantel», de Ignasi P. Ferré, «Pelotazo nacional», de Mariano Ozores, «Tretas de mujer», de Rafael Moleón, «Todos a la cárcel», de Luis García Berlanga, «La vida siempre es corta», de Miguel Albaladejo, «Historias de la puta mili», de Manuel Esteban, «El cianuro, ¿solo o con leche?», de José Miguel Ganga, «Adiós, tiburón», de Carlos Suárez, «Una pareja perfecta», de Francesc Betriu, o «Mátame mucho», de José Ángel Bohollo.
    Sus últimas películas, ya entrado el siglo XXI fueron «Hotel Danubio», de Antonio Giménez Rico, «Capitán España», de José Ramón Martínez y Jaime Noguera, y «Vete de mí», de Víctor García León.

    José Sazatornil estuvo casado con la murciana Carmen Serrano Hermoso. Fruto de ese matrimonio, tuvo una hija: María del Carmen Sazatornil Serrano. En noviembre de 2013 se anunció que sufría Alzheimer. El actor falleció por causas naturales el 23 de julio de 2015 en la ciudad de Madrid. Tenía 89 años.