JOHN MALKOVICH

    John Gavin Malkovich nació el 9 de diciembre de 1953, en Christopher, Illinois, Su padre era guarda forestal y ahora piensa que quizá fue la admiración que tenía por él la que le llevó a iniciar estudios universitarios de medio ambiente y a respetar todas las cuestiones ecológicas. Siendo un niño obeso, que a los 16 años pesaba 110 kilos, y al que le obligaban a llevar la ropa de su hermano mayor, destacó como atleta juvenil en la escuela. Asistió a la Universidad Estatal de Illinois, comenzando estudios en ecología, aunque luego cambió su trayectoria hacia teatro. Desertó de la universidad, y tuvo empleos como pintor, empleado de almacén y conductor de autobús.
    Pero sus primeros pasos en el mundo del teatro llegaron cuando se asoció con el director escénico y posteriormente actor y cineasta Gary Sinisie para impulsar el famoso y respetado Steppenwolf Theatre Company de Chicago. De esta manera, en 1976, Malkovich se ganó un lugar en la compañía Chicago’s Steppenwolf Theatre. Poco después se trasladó a Nueva York en 1983, para interpretar un papel en la obra «True West». En 1984, apareció junto a Dustin Hoffman en Broadway, con la obra «Muerte de un viajante», volviendo después a participar en esta obra, esta vez adaptada para la televisión, ganando un premio Emmy por esa interpretación.

    Debutó en la escena londinense con «Burn this», de Lanford Wilson. La crítica británica lo comparó con Marlon Brando. En 1982 Malkovich se casó con la actriz Glenne Headley, a quien conoció en el Chicago’s Steppenwolf Theatre. Juntos aparecieron en películas como «Eleni» (1985) y Making Mr. Right» (1987). se divorciaron en 1988.
    Tras aparecer como extra en la película «Un día de boda», de Robert Altman, Malkovitch debutó en el cine con un papel de casero ciego en la película de Robert Benton «En un lugar del corazón», de 1984, consiguiendo su primera nominación al Oscar. Inmediatamente después vendrían títulos como «Los gritos del silencio» (Roland Joffe, 1984), «Fabricando al hombre perfecto» (Susan Seidelman, 1987), «El zoo de cristal» (Paul Newman, 1987) o «El imperio del Sol» (Steven Spielberg, 1987, basada en el libro homónimo de J.G. Ballard, junto al joven actor Christian Bale, rodada en España).

    Pero el papel que le reportaría la verdadera fama fue el del vizconde de Valmont en «Las amistades peligrosas» (Stephen Frears, 1988), consiguió hacerse popular en el mundo entero, aunque no fue premiada por ella. Durante el rodaje de «Las amistades peligrosas» mantuvo un breve y frustrado idilio con Michelle Pfeiffer que sumió al actor en una profunda depresión. Otros títulos de su espectacular filmografía son: «El cielo protector» (Bernardo Bertolucci, 1987), «Objeto de seducción» (Michael Lindsay-Hogg, 1991), «Jennifer 8″ (Bruce Robinson, 1992), «Sombras y niebla» (Woody Allen, 1992), «De ratones y de hombres» (Gary Sinise, 1992), «En la línea de fuego» (Wolfgang Petersen, 1993, con la que consiguió su segunda nominación al Oscar), «El convento» (Manuel de Oliveira, 1995), «Más allá de las nubes» (Michelangelo Antonioni, 1995), «Mary Reilly» (Stephen Frecirs, 1996), «La brigada del sombrero» (Lee Tamahori, 1996), «Retrato de una dama» (Jane Campion, 1996), «Con Air. Convictos del aire» (Simon West, 1997), «El hombre de la máscara de hierro» (Randall Wallace, 1998), «Rounders» (John Dahl, 1998), y «Juana de Arco» (Luc Besson, 1999). El siglo XX lo despidió con el homenaje que Spike Jonze le hizo «Cómo ser John Malkovich» en la que el actor tiene un papel interpretándose a sí mismo.

    El inicio del siglo XXI supuso para John Malkovich trabajos en «La sombra del vampiro» (2000), «El juego de Ripley» (2002), «Eragon» (2006) o «Klimt» (2006), biografía del pintor que da título a la película. En estos años ha destacado en géneros como el drama («El intercambio», 2008), de Clint Eastwood, la comedia, «Quemar después de leer», de los hermanos Coen y «Red» (2010), así como títulos más comerciales como «Beowulf» (2007), «Transformers: El lado oscuro de la luna» (2011).
    Alternando siempre cine y teatro, su verdadera pasión, en la escena ha representado más de 50 obras, habiendo dirigido 16 de ellas. Sin llegar a ser un ídolo de la pantalla, Malkovich es el tipo de actor cuya presencia en un reparto atrae inmediatamente la atención del espectador. Aunque su fama se la han dado sobre todo sus papeles de villano,John Malkovich es un actor muy versátil y se mueve a gusto en un amplio registro de personajes y géneros, incluyendo la comedia romántica, el drama histórico o el cine de acción.

    En 2002 Malkovich debuta como director con «Pasos de baile», que rueda en español con Javier Bardem y Juan Diego Botto como protagonistas. La película, rodada entre Portugal y España y ambientada en Perú, reconstruye la historia de la captura del líder del grupo terrorista Sendero Luminoso. Malkovich está siempre interesado por todas las facetas de la creación artística. Además de la dirección cinematográfica, John Malkovich ha abordado la dirección teatral, el diseño de decorados y la producción cinematográfica, como en las películas «El turista accidental», «Juno» o «Abel», que digigió Diego Luna
    Al margen de su primera esposa, Malkovich ha mantenido relaciones sentimentales con las actrices Michelle Pfeiffer y LaurieMetcalf. Su segunda (y actual) esposa es la asistente de dirección Nicoletta Peyran, con la que tiene dos hijos y a la que conoció en el rodaje de «El cielo protector» (1990). Una tradición que jamás olvida es la de felicitar el comienzo de cada nuevo año con christmas que él mismo pinta con mucha delicadeza. Le gusta la arquitectura, le apasiona la Europa mediterránea, es un lector compulsivo y tiene establecida su residencia en el Sur de Francia.

    FRASES
    «Creo que es más fácil para los actores convertirse en realizadores que al revés»
    «Para mí, preparar un papel consiste en numerosos ensayos y sesiones de trabajo, pero con el tiempo y los métodos dados para los rodajes, tienes que descartar eso, en mayor o menor medida. En cualquier caso, no estoy seguro de que se tenga que entrar en la psicología del personaje. Primero tienes que leer y aprenderte el guión. Tienes que saber qué pasa en la película y qué es lo que le va a ocurrir a tu personaje y después interpretar las escenas tal y como se han escrito y las ha percibido el director»
    «En líneas generales, sí, si tengo que optar entre ir al cine o ir al teatro, probablemente elija el teatro. Pero si tengo que optar entre ir a una fiesta o leer un libro, prefiero leer un libro».
    «Siempre me sorprende que la gente no me tire tomates o cosas así»
    «Todos llevamos un idiota dentro que va creciendo y prosperando»