JEAN-PIERRE LÉAUD

    Carismático actor francés que ha trabajado bajo las ordenes de François Truffaut, Jean-Luc Godard o Jean Eustache; que ha colaborado con cineastas como Olivier Assayas, Dominique Cabrera, Philippe Garrel, Tsai Ming-Liang, Luc Moullet, Pier Paolo Pasolini, Jerzy Skolimowski, entre otros muchos y que plasmó su presencia contenida y silenciosa en «Contraté un asesino a sueldo» («I Hired a Contract Killer», 1990), de Aki Kaurismäki.
    Jean-Pierre Léaud nació en París el 5 de mayo de 1944. Su filmografía está profundamente ligada a la de Truffaut. Aunque en 1957 ya había intervenido en la película «Latour prens garde» de Georges Lampin, saltó a la fama como actor cuando tenía 13 años de edad en el papel de Antoine Doinel, un álter ego del director francés François Truffaut , en «Los cuatrocientos golpes».

    A lo largo de un período de 20 años, protagonizó en cuatro películas más de Truffaut, la vida de Doinel, en las tres últimas junto con la actriz Claude Jade en el papel de su novia y luego esposa, Christine. Esas películas fueron «Antoine y Colette» (1962), episodio de la película colectiva «El amor a los veinte años» (1962), «Besos robados» (1968), «Domicilio conyugal» (1970) y «El amor en fuga» (1978). También participó en otros films de Truffaut en papeles diferentes al de Antoine Doinel, como en «Las dos inglesas y el amor» (1971) y «La noche americana» (1973). Léaud ha actuado también en películas de otros influyentes directores, como Jean-Luc Godard, Bernardo Bertolucci, Pier Paolo Pasolini, Aki Kaurismaki y Olivier Assayas.

    Su personaje en las películas del ciclo Doinel puede considerarse como un álter ego de Truffaut, ya que estas películas contienen muchos aspectos autobiográficos que remiten a la vida de Truffaut; así, por ejemplo, en «Los cuatrocientos golpes»: el preadolescente con serios problemas familiares y escolares, el ausentismo escolar (en el caso de Truffaut, para asistir al cine), los pequeños robos… En las posteriores películas de la serie quizá no sean tan claras las referencias a la vida de Truffaut, pero se adivinan en detalles como la deserción (y posterior encarcelamiento) del protagonista, la azarosa vida sentimental del mismo, su interés por la lectura,…

    En un texto titulado «Jean-Pierre Léaud: un comediante alucinado”, redactado para un homenaje a este actor celebrado en 1984, y recogido posteriormente en el libro «Le plaisir des yeux», François Truffaut trazó un retrato de Léaud, en el que afirma: «Jean-Pierre Léaud es un actor antidocumental, incluso cuando saluda nos deslizamos en la ficción, por no decir en la ciencia-ficción.”
    Su forma de improvisar, gesticular e interpretar, no pasan desapercibidos ni a la profesión, ni a la crítica, ni al espectador, son peculiaridades que han hecho que atesore tantos seguidores como detractores. Hablar de Jean-Pierre Léaud es hacerlo de un gran nombre en la historia del cine.

    Con Jean-Luc Godard Léud ha trabajado en «Masculin Féminin», 1966; «Made in USA», 1967; «La chinoise», 1967; y «Week-end», 1967. Fue ayudante de Triffaut y Godard en diversas producciones y Bernanardo Bertolucci le eligió para interpretar al director de cine, novio de María Schneider en «El último tango en París» (en 2003 volvería a trabajar con Bertolucci en «Soñadores».Posteriormente interpretó las películas de Bernad Dubois: «Los Lolos de Lola» (1976) y «Parano» (1981), además de en «Rebelote» de Jacques Richard (1984) o «Ce n’est que du cinéma!», de P. Sandor, (1984)
    En los últimos años ha tabajado a las órdenes del finlandés Aki Kaurismaki en «Contraté a un asesino a sueldo» y «Le Havre».