JANE RUSSELL

    Ernestine Jane Geraldine Russell nació el 21 de junio de 1921, Bemidji, Minnesota.Conocida como Jane Russel fue un símbolo sexual del cine de los años 1940 y 1950. Hija de la actriz Geraldine Jacobi y de un oficial del ejército estadounidense, la influencia de su madre hizo que Jane estudiase interpretación, instruyéndose también en canto y piano. Tras fallecer su padre, comienza a trabajar para ayudar a su madre y a sus cuatro hermanos. Gracias a su cuerpo, su participación en anuncios le dieron los suficientes beneficios como para pagarse la matrícula para estudiar arte dramático. En 1937 comienza a trabajar como modelo a la vez que, ya en 1940, prosigue sus estudios de arte dramático con Max Reinhardt y la famosa Maria Ouspenskaya.

    Russell trabajaba como modelo y secretaria de un médico cuando fue contratada por el magnate Howard Hughes para actuar en la película «The Outlaw» («El forajido») a principios de los años 40, siendo lanzada como uno de los símbolos eróticos más potentes de los años 40. Russell ya quedó en la mente de los espectadores, incluso antes de ver la película, por el tamaño de su busto. En las fotografías de promoción del filme, la actriz aparecía recostada en una cama hecha de paja con el vestido medio caído por un hombro. De hecho, los censores retuvieron la película casi tres años hasta que vio la luz en 1943. Curiosamente es una de las primeras películas de la historia del cine con dos finales diferentes (ambos exhibidos por igual) en uno de los cuales el personaje de Thomas Mitchell resultaba en el desenlace ser un traidor. El propio Hughes dirigió el filme sin figurar en los créditos y Russell se convierte en su amante. Los censores del Código Hays indican que nunca «habían visto nada tan completamente inaceptable como los pechos del personaje de Rio», que eran «escandalosamente enfatizados y, en casi todas las tomas, casi completamente al desnudo». Los censores instaron a Hughes a borrar decenas de fotos de los pechos de Russell. Hughes no sólo se negó a ello, si no que azuzó la polémica resultante para darle publicidad a la película. Publicó los carteles de Russell en la pila de heno con frases como «¿Te imaginas revolcándote con Russell?» y «¡Mala. ¡Caprichosa! ¡Magnífica!». En una maniobra publicitaria aérea escribieron «El forajido» en el cielo y luego, cuidadosamente, trazaron dos círculos con un punto en el centro de cada uno. Hughes también inventó la frase: «¿Cuáles son las dos razones que explican la fama de Jane Russell?» (Más tarde, el cómico Hope utilizó una variante, introduciendo a la actriz como «las dos y única Jane Russell».)

    Pero los problemas con Hughes inclinan a Jane Russell a dejar su incipiente carrera cinematográfica para dedicarse a actuar en cabarets. También, tras su debut cinematográfico, participa en programas de radio de humorístas de la época, entre los que se hallan Bob Hope, realiza anuncios, sobre todo de sujetadores en la incipiente televisión, y aparece como modelo de glamour en revistas militares.
    En 1946, Russell volvió al cine para interpretar el papel de Joan Kenwood en el largometraje «Young Widow» («Esclava de un recuerdo»). Posteriormente colabora con la banda de Kay Kyser en los temas «As Long As I Live» y «Boin-n-n-ng!». Nunca abandonaría del todo su faceta como cantante. En 1948 interviene en la película «The Paleface» («Rostro pálido»), junto a Bob Hope y Robert Armstrong, un western paródico en donde interpreta a Juanita Calamidad. Pronto se especializa en comedias, Un género que, a propósito o no, siempre explotaba su lado más sensual y su figura.
    Será en la primera mitad de la década de 1950, cuando Jane Russell se zambilla plenamente en el cine, período en el cual interviene en títulos que principalmente aprovechaban su espléndido físico. Entre ellos, destacan «His Kind of Woman» («Las fronteras del crimen», 1951), film de cine negro dirigido por John Farrow y donde tiene como antagonismas masculinos a Robert Mitchum y a Vincent Price, «Macao» (1952) y especialmente «Gentlemen Prefer Blondes» («Los caballeros las prefieren rubias», 1953) junto a Marilyn Monroe. Dos años después rodaría una especie de secuela, «Gentlemen Marry Brunettes» («Los caballeros se casan con las morenas», 1955). Ese mismo año, trabaja junto a Clark Gable y Robert Ryan en «Los implacables”. Uno de los últimos títulos destacables de su filmografía, que se compone de alrededor de 30 títulos, es la película en la que tuvo como compañero a Cornel Wilde, «Hot Blood» («Sangre caliente», 1956), que dirigió el recordado director Nicholas Ray en 1956.

    Aunque continuó actuando durante la década de 1960, sus películas se suceden cada vez más espaciadas, apareciendo en títulos bastante olvidables. Tras «Darker than amber» («Más oscuro que el ámbar», 1970), un film de Robert Clouse, Jane se retira definitivamente del mundo del cine dedicándose a la televisión, al teatro musical en Broadway y al mundo de la publicidad, siemdo la imagen de los sujetadores de la marca Playtex, para la que protagonizó la campaña «El cruzado mágico». «Excepto la comedia, no he llegado a ningún sitio en el mundo de la interpretación», dice Russell en su autobiografía. «La verdad es que demasiadas veces no me han gustado mis fotografías», se confesaba.
    Su imagen era de tanta fuerza que su poder de persuasión hizo que en una ocasión fuera elegida como mejor actriz antes incluso de que se pudiera ver la película. Sus momentos más duros llegaron cuando inició la lucha contra su alcoholismo. Una batalla que inició cuando en 1978 fue arrestada durante cuatro días por conducir bajo los efectos del alcohol. Russell contrajo matrimonio en tres ocasiones. La primera con el jugador de fútbol americano Bob Waterfield, su novio desde la escuela secundaria, quien intervino en la película «Jungle Manhunt» (1951), en un enlace que duraría desde 1943 hasta 1968. Su segundo marido sería Rober Barrett, quien moriría el mismo año de su boda (1968), y el tercero y último fue John Calvin Peoples, con el que se casó en 1974 y con el que permaneció casada hasta la muerte de éste.

    Votante convencida del Partido Republicano, en su vida personal, al contrario de su imagen pública más bien escandalosa, Russell era políticamente conservadora y evangélica años antes de que la frase se hiciera popular. Una vez promovió la lectura de la Biblia en las escuelas públicas. En 1989 recibió el premio Women’s International Center Living Legacy Award, dedicado a mujeres que hicieron grandes contribuciones a la Humanidad. En su caso, por su actividad en favor de la infancia y las adopciones. Tras un aborto en su juventud que le impidió tener descendiencia directa, sus tres hijos -con el primero de sus tres maridos- fueron adoptados. Tras el trauma de no poder ser madre fundó la World Adoption International Fund, con la que 51.000 han sido recolocados en casas de familias adoptivas.
    A los 84, con los cabellos plateados y todavía escultural, Jane Russell actuaba frecuentemente, con amigos, en una revista al estilo de los años cuarenta en un pequeñísimo teatro en el Hotel Radisson local, lejos de Las Vegas, donde había empezado su carrera como cantante en 1957. La actriz falleció a los 89 años a causa de una insuficiencia respiratoria el 28 de febrero del año 2011 en Santa Maria, en el centro de California. Deja una autobiografía titulada «My path and my detours» y el prólogo del libro «Killer Tomatoes» con la biografía de quince estrellas del celuloide, incluyendo la suya.