JANE POWELL

    Jane Powell, de verdadero nombre Suzanne Burce, nació el 1 de abril de 1929 en Portland, Oregón. A los siete años comenzó a cantar en una emisora local de radio. A los 12 fue seleccionada para «Oregon Victory Girl”. Al poco tiempo su familia se traslado a Los Angeles, lugar a la que envió la compañía de alimentos para niños Wonder Bread a su padre, quién trabajó durante más de veinte años como vendedor.

    A los trece años, Jane, fue una de seis cantantes amateurs escogidas para cantar en el programa de radio «Hollywood Showcase”. La conductora, Janet Gaynor, quedó impresionada, con su voz de soprano, al interpretar un aria de la ópera «Carmen”, recomendándola para que trabajara en el show de Edger Bergen. Al poco tiempo recibió una oferta de la MGM, a través de Joseph Pasternak, quién había sido el descubridor de la también adolescente Deanna Durbin, cuando trabajaba en la Universal. Al irse a la MGM, Pasternak llegó con sus mismos conceptos de comedias musicales con chicas pubers e historias de amores juveniles, en tramas insulsas, con exceso de canciones y pocos bailables, marcándose así el sino de Suzanne, a la cual cuando le llamaron por teléfono para avisarle que había sido contratada, tuvieron a bien decirle que se acostumbrara a su nuevo nombre: Jane Powell.
    La actriz y cantante debuta en la gran pantalla en 1944 con «Viva la Juventud” («Son of the Opera Road») un musical compuesto por varios sketchs con artistas del momento, entrelazados con una imperceptible línea argumental. Powell era una estrella infantil que escapaba de la vigilancia de su madre, durante la visita a un campamento de soldados. Tenía como partenaire a W.C. Fields, y la película fue filmada en forma caótica por el director S.Sylvan Simon, a causa del alcoholismo desenfrenado de Fields, quién improvisaba casi todos sus parlamentos, haciendo que la Powell se viera poco natural en su actuación.

    Su segunda película fue «Deliciosamente peligrosa” («Delightfuly dangerous», 1945) dirigida por Arthur Lubin, con Jane Powell como Sherry Williams, una chiquilla que sueña en convertirse en una gran estrella, siguiendo los pasos de su hermana mayor (Constante Moore) que trabaja en una compañía de teatro burlesque. La cinta esta hecha para el lucimiento de la Powell que interpreta varias arias, las cuales contrastan con la música popular de los bailables de su hermana.
    Con su primera cinta para la MGM «Festival en México” («Holiday in Mexico», 1946) se inicia su peregrinar de hija de alguna de las estrellas maduras del Estudio, en este caso se trata de Walter Pidgeon que es el embajador de Estados Unidos en el país azteca y Jane Powell su hija Christine que se da una «escapada” por algunos sitios de diversión mexicanos, con el objeto de convencer a algunos artistas para que participen en una fiesta sorpresa para su padre.
    En «El novio de mama” («Three daring daughters», 1948) Jane Powell, Ann Todd y Mary Eleanor Donahue, son hijas de Jeannette MacDonald, la cual se ha divorciado de su padre y cuando ella les avisa que ha encontrado un nuevo galán, las chicas se oponen y tratan de que sus padres se reconcilien. Abundan los enredos, las zancadillas de las chicas al nuevo novio (el español José Iturbi), el enojo de la madre porque se meten en su vida sentimental, así como una serie de canciones, algunas de ellas a dúo entre la Powell y la MacDonald, en la que sería su penúltima película, haciendo entretenida esta comedia, que puede mirarse con agrado, pasando un rato entretenido y echarla al olvido.
    También de 1948 es «Así son las mujeres” («A date with Judy») dirigida por Richard Torpe al servicio de Elizabeth Taylor. Powell es aquí una pobre muchacha rica, altanera y con ganas de meterse en líos porque tiene un problema con su padre, que hace máas caso a cómo amasar dinero que a su propi hija. Elizabeth Taylor y Jane Powell establecieron una sólida amistad, la cual se reflejó en que Liz fue madrina de la boda de Jane con Geary Steffin el 5 de noviembre de 1949, con quien tuvo dos hijos, antes de divorciarse el 6 de agosto de 1953. Mientras que en el matrimonio de Liz con Nicky Hilton, celebrado el 6 de mayo de 1950, le tocó a Jane ser madrina.

    En 1940 Joe Pasternak había tenido un gran éxito con la comedia «Dulce Ilusión” («It’s a date») con Deanna Durbin como la adolescente que compite con su madre (Kay Francis) por el amor del mismo hombre (Walter Pidgeon) durante una estancia en Honolulu, así que en 1950 hizo el remake de la misma titulado «Pasión Carioca” («Nancy goes to Rio») con Jane Powell, Ann Sothern y Barry Sullivan en los roles principales, trasladando la acción a Río de Janeiro, haciendo natural la inclusión de la estrella brasileña Carmen Miranda, con sus acostumbrados números musicales, en esta regular comedia.
    Para Jane Powell su cinta favorita es «Dos Semanas de Amor” («Two Weeks with Love», 1950) sobre una familia que va de vacaciones, a principios del siglo XX, a la región de Castkill, de donde supuestamente proviene su familia. Durante la travesía Patti Robinson (Jane Powell) conoce al cubano Demi Armendez (Ricardo Montalbán), oponiéndose a dicha relación su madre Katherine (Ann Harding). El número «Ocean Roll” cantado por Jane Powell y bailado junto con Debbie Reynolds y Carleton Reynolds, es de los recordables de la cinta, al igual que dos bailables con Ricardo Montalbán. Al tiempo que Debbie Reynolds, como la hermana menor de Jane Powell, llamó la atención por su interpretación de «The Aba Daba Honeymoon”.
    La década de los 50 se inicia para Jane Powell con dos memorables sus actuaciones en dos películas de Stanley Donen: «Bodas reales» (1951) y posteriormente «Siete novias para siete hermanos» (1954). En la primera, Jane Powell entró como sustituta de June Allison, que se había quedado embarazada, y de Judy Garland, que abandó el filme por una de sus depresiones. Powell tiene dos números antológicos junto a Fred Astaire.
    También de 1951 es «Rica, Joven y Bonita” («Rich, young, and pretty») en la que Jane Powell se supone que es todo eso, ya que interpreta a Elizabeth, una joven que vive con su padre (Wendell Corey) un magnate petrolero texano, que a su esposa, quién los abandonó cuando Elizabeth era una chiquilla. Al ir de vacaciones a Paris, Elizabeth encuentra el amor en el atractivo Andre Martin (Vic Damone), pero se lleva una gran sorpresa al descubrir, que la cantante Marie Davarone (Danielle Darrieux) a la cual admira mucho, es su madre, perdiéndose el tono de comedia, para irse por el resbaladizo del melodrama. Hay buenos dúos musicales entre Vic Damone y Jane Powell, al igual que entre Danielle Darrieux y Fernando Lamas.

    Tras ser prestada a la Warner Brothers para actuar en el musical «Tres Marineros y una Chica” («Three sailors and a girl», 1953) dirigida por Roy del Ruth e inspirada en la pieza de George S. Kauffman «The butter and the egg man” llevada a la pantalla en diversas ocasiones, Powell regresa a la MGM para encarnar a Millie Pontipie en «Siete Novias Para Siete Hermanos” («Seven brides for seven brothers», 1954) al lado de Howard Keal, una recreación del rapto de las Sabinas, trasladado a las montañas de Wyoming, durante la colonización del viejo oeste. La película, primer musical rodado en exteriores, fue un enorme éxito de taquilla. Ese mismo 1954 Jane Powell se casa con Patrick Nerney, con el cual tiene un hijo y del que se divorcia en 1962.

    También de 1954 es el biopic del compositor Sigmund Romberg «Sinfonía del Corazón” («Deep in my heart», 1954) en el que Powell tiene una breve intervención interpretando, junto a Vic Damone la canción «Will You Remember Sweetheart” de la obra «Maytime”. Su último musical para la MGM sería la festiva «¡Que Picaras las Mujeres!” («Hit the Deck», 1955) remake de la popular «Sigan a la Flota” («Follow the fleet») dirigida por Mark Sandrich en 1935 y que fuera uno de los granes éxitos de Fred Astaire y Ginger Rogers y donde también están Ann Millar y Debbie Reynolds.
    Terminado su contrato con la MGM Powell participo en tres cintas de serie B «Eligiendo Novio” («The girl most likely», 1957); «La Otra Mujer” («The female Animal», 1958) y «La Isla Encantanda” («Enchanted Island», 1958).
    Con la decadencia de los musicales, seinicia un progresivo declive para Jane Powell, que en los 60 encuentra refugio en la televisión, protagonizando varias obras de repertorio en programas especiales, así como en clubs nocturnos y conciertos en diversos países, hasta abandonar completamente el mundo del espectáculo. En 1968 se casa con la ex estrella infantil Dickie Moorey y publica su autobiografía «The Girl Next Door and How She Grew” («La muchacha insignificante y como ella creció») en la que da cuenta de su frustración con su carrera cinematográfica, al no haber tenido nunca oportunidad de salirse de los papeles de la adolescente fresa.