GONG LI

    LA DELICADA BELLEZA ORIENTAL

    Gong Li nació el 31 de diciembre de 1965 en Shenyang (China), creciendo en Jinam, la capital de la provincia de Shandong. Es hija de un economista y profesor y de una maestra y la menor de cinco hermanos varones. Desde muy joven quiso dedicarse al mundo del espectáculo, y en la escuela destacó en el canto y la danza, hasta el punto de llegar a excluir otras materias. Los directores chinos pertenecientes a la Quinta Generación, los que sentaron las bases del cine después de la Revolución Cultural, casi se quedan sin musa: la pequeña Li siempre quiso ser intérprete musical pero le cerraron las puertas de la Escuela de Canto. Finalmente fue aceptada en la Escuela Central de Arte Dramático de Pekín en 1985, donde se graduó en 1989. Era aún estudiante en la escuela cuando el director Zhang Yimou la escogió en 1987 para el papel protagonista en su primera película como director, «Sorgo rojo», con la que obtuvo el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berlín.
    Desde entonces, Gong Li es una de las actrices con más éxito en la historia de China, con una fama que ha trascendido las fronteras del país asiático. Gong Li y el director Zang Yimou inician juntos una provechosa relación sentimental y profesional que les llevaría a rodar 7 títulos más: «La linterna roja», «Qui Ju, una mujer china», «Do Jou», «¡Vivir!», «Quin yong» y «La joya de Shangai», esta última cuando ya se habían separado como pareja. A lo largo de su colaboración, se generó un escándalo debido a que eran amantes, a pesar de que Zhang estaba casado. Rompieron en 1995, y Gong Li se casó con un magnate del tabaco de Singapur llamado Ooi Hoe Soeng al año siguiente. En la multitudinaria conferencia de prensa de «La joya de Shanghai» en el Festival de Cannes, con Yimou sentado junto a Gong Li, cuando a la actriz se le pregunta por su trabajo con el director una vez que han roto la relación, la bella joven china no pudo evitar una lágrima que recorrió su mejilla. En 2007, 11 años después de su anterior filme, Gong Li y Zhang Yimou hacen su última colaboración con «La maldición de la flor dorada».
    Gong Li fue la actriz que hizo el primer desnudo en el cine de la China comunista. Es la anécdota de una carrera imparable repleta de protagonistas, como los trabajados junto a Chen Kaige en «Adiós a mi concubina», «Luna tentadora» y «El emperador y el asesino», y la participación casi estelar en «2046», de Wong Kar-wai.
    En 1997 Gomg Li da el salto al cine internacional con «La caja china», junto a Jeremy Irons. Desde entonces combina su trabajo en su país con producciones occidentales, en Japón, Estados Unidos y Europa, como «Memorias de una geisha» en 2005, una producción de Steven Spielberg tuvo a Rob Marshall como director, y que levantó una fuerte polémica en Japón poque no aceptaban que una actriz china diese vida a un personaje tan característico de la cultura japonesa como una geisha, «Corrupción en Miami», en 2006 y «Hannibal: el origen del mal» (2007).
    Su trabajo ha sido reconocido con premios como los del Festival Internal de Cine de Venecia y el del Círculo de Críticos de Cine de Nueva York. Además de actuar, es una cantante excepcional, como demostró en «La joya de Shanghai». En junio de 1998 se le concedió por el gobierno francés la Orden de las Artes y las Letras.
    Su experiencia en EE.UU. es tan positiva que ha tenido que mejorar su inglés y ya vive allíallí. Michael Mann, director de «Corrupción en Miami» ha dicho, que podría haber estado entre Al Pacino y Robert De Niro en «Heat», aunque ella prefiere dar pasos cortos aunque su próximo objetivo parece claro: abrirse camino en la industria del Viejo Continente.
    Actualmente es modelo para la casa Chanel, a la que presta su imagen, junto a otras muchas actrices. Tanto como simple campesina o glamorosa cortesana, siempre impone su presencia en pantalla. En sus filmes, ha sabido ilustrar el papel reservado a la mujer tanto en la sociedad tradicional china como en la contemporánea