GEORGE CLOONEY

    George Timothy Clooney nació en Lexington, Kentucky, Estados Unidos el 6 de mayo de 1961. Desde muy pequeño llevó el espectáculo en los genes. Su padre, Nick Clooney, era un presentador de televisión muy popular en Cincinnati. De niño, George acudía con frecuencia a los estudios para verle trabajar y, si se terciaba, aparecer ante las cámaras. Su madre era la política Nina Warren.
    Además de su padre, Clooney cuenta con varios artistas en su familia, como su tío José Ferrer (ganador de un Óscar al mejor actor en 1950 por el filme «Cyrano de Bergerac»), sus primos Miguel y Gabe Ferrer y su tía Rosemary Clooney, actriz y cantante.

    George Clooney alcanzó la popularidad con la serie de televisión «Urgencias», aunque para entonces llevaba casi una década trabajando en muchas otras series de la pequeña pantalla. Pero la primera gran pasión de Clooney no fue la interpretación, sino el béisbol, pero no pudo cumplir su sueño de ser jugador profesional. Descubrió el cine gracias a un primo suyo, hijo del actor José Ferrer, que le animó a intervenir en un film con un breve papel. La película nunca se estrenó, pero Clooney se planteó entonces actuar en serio. Así que se trasladó a Los Ángeles, donde durante años estuvo trabajando como secundario en infinidad de series de televisión. Llegó a ser el actor desconocido mejor pagado de Hollywood.
    Todo cambió a mediados de los años 1990, cuando participó en «Urgencias». La serie tuvo enorme éxito y convirtió a Clooney en una estrella. A partir de entonces empezaron a llegarle ofertas para el cine. Su primera gran producción fue «Abierto hasta el amanecer» («From Dusk Till Dawn»), un thriller vampírico de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino producido en 1995.

    Poco a poco Clooney se fue consolidando como una gran estrella de Hollywood tanto por su atractivo, su sólida presencia como intérprete y por su talento. En su filmografía destacan títulos como la comedia romántica «Un día inolvidable», junto a Michelle Pfeiffer; «Un romance muy peligroso», un inteligente thriller de Steven Soderbergh (la película que más le ha gustado protagonizar); «La tormenta perfecta», de Wolfgang Petersen (1999) o el drama bélico «Tres reyes», por el que cosechó muy buenas críticas. Además, clooney fue Batman en «Batman y Robin», película de 1997 de Joel Schumacher. Sus brillantes interpretaciones, su simpatía y sentido del humor y su brillante apostura le convirtieron rápidamente en uno de los hombres más sexys del momento.
    El siglo XXI empezó para Clooney con «Ocean’s Eleven», y sus secuelas «Ocean’s Twelve» y «Ocean’s Thirteen», el film «Solaris» (2002) y «Oh Brother, Where Art Thou?», la comedia de los hermanos Coen con la que Clooney se llevó un Globo de Oro. Posteriormente ha vuelto a repetir con estos directores en «Crueldad intolerable» (2003), que protagonizó junto a Catherine Zeta-Jones o en «Quemar después de leer» (2008).

    Clooney es socio del director y productor Steven Soderbergh: ambos son responsables de «Bienvenidos a Collinwood», una comedia negra en la que George tiene un pequeño papel; el thriller «Insomnia», con Al Pacino y Robin Williams, y «Solaris», protagonizada por Clooney y dirigida por Soderbergh.

    Siempre inquieto, George Clooney debutó como director en 2002 con «Confesiones de una mente peligrosa», en la que también actuaba. Tras este debut, repitió tras la cámara «con Buenas noches y buena suerte» («Good night, and good luck»), en donde interpretó además un papel secundario. Gracias a este trabajo lo nominaron como mejor director en la Premios Oscar 2005. Y aunque finalmente fue Ang Lee quien ganó el premio, Clooney se llevó su primera estatuilla como actor secundario por su interpretación en «Syriana». Su tercer trabajo como director ha sido con «Ella es el partido» (Leatherheads», 2008) . Además ha hecho apariciones en series cómicas de televisión como «Roseanne» y «Friends».

    En 2008 protagonizó además «El buen alemán», junto a Cate Blanchett y la aclamada «Michael Clayton», un thriller ambientado en el mundo de las grandes corporaciones multinacionales y la comedia «Ella es un buen partido».
    En 1989 se casó con Taila Balsam, de quien se divorció en 1992. Posteriormente ha estado unido sentimentalmente a la modelo italiana Elisabetta Canalis, relación que se roompió en 2010. Tiene una villa en Italia a orillas del lago Como y una casa de lujo en Los Angeles
    Consciente de su buena prestancia, ha instalado una empresa de Asesoría de Imagen y ha dado servicios a varios personajes, entre ellos al presidente Barack Obama, participando en su campaña electoral a la presidencia de EE.UU. en el mes de noviembre de 2008. Entre sus últimos éxitos destacan «Up in the Air» (2009), «Los hombres que miraban fijamente a las cabras» (2009) y «The American» (2010). En 2012 dirigió y protagonizó «Los Idys de Marzo» y protagonizó también «Los descendientes», de Alexander Payne.