EVA MARIE SAINT

    Nacida en la localidad de Newark (Estados Unidos) el 4 de julio de 1924, Eva Marie Saint pronto se sintió atraída por el mundo de la escena, cosechando estupendas críticas por sus actuaciones teatrales, y apareciendo a comienzos de la década de los 50 en emisiones televisivas.

    Estudió interpretación en la Bowling Green State University, y al poco tiempo comenzó a trabajar en programas de radio y a aparecer en multitud de episodios de diferentes series de televisión. Sin embargo, su talento no se hizo notar con fuerza hasta que interpretó un papel en el teatro en 1953. Fue en la obra «A Trip to Bointiful», de Horton Foote, y Eva recibió el Premio de la Crítica.
    Fichada por director de cine y teatro Elia Kazan, que la había visto en la escena, en 1954 debutó en el cine al lado de Marlon Brando con la película «La ley del silencio”, un estupendo film dirigido por Kazan. Eva Marie llamaba la atención por su increíble ternura, su silenciosa tristeza y su corazón dulce y lleno de inocencia. Ni siquiera el bruto estibador de Nueva York pudo soportar tales reclamos, y tras rendirse a sus pies encontraba la fuerza para enfrentarse a sus fantasmas y recuperar la dignidad. Su debut le proporcionó la consecución del premio Oscar en la categoría de mejor actriz secundaria. Sus competidora para la estatuilla eran Katy Jurado por «Lanza rota”, Nina Foch por «La torre de los ambiciosos”, y la pareja de actrices de «The high and the mighty” Jan Sterling y Claire Trevor.
    Este excelente inicio en Hollywood no se confirmó posteriormente en una prolija carrera, ya que Eva apareció durante los 50 y 60 en poco más de una docena de títulos, entre ellos «Un sombrero lleno de lluvia” (1957) de Fred Zinnemann, «El árbol de la vida” (1957) de Edward Dmytryk, «Con la muerte en los talones” (1959) de Alfred Hitchcock (con la que pasa a engrosar la nómina de las rubias del Mago del Suspense), «Éxodo” (1960) de Otto Preminger, «Su propio infierno” (1962) de John Frankenheimer, «Castillos en la arena” (1965) de Vincente Minnelli, «Grand Prix” (1966), película ambientada en las carreras de Fórmula 1 en la que fue también dirigida por Frankenheimer, o «¡Que vienen los rusos, Que vienen los rusos!” (1966), una comedia sobre la Guerra Fría dirigida por Norman Jewison.

    En 1952 se casó con el director especializado en series de televisión Jeffrey Hayden, con quién tiene dos hijos y tres nietos, quien dirigió episodios de títulos tan populares de la pequeña pantalla como «Batman”, «Mannix”, «El increíble Hulk”, «Magnum”, «El coche fantástico” o «Falcon Crest”.
    Eva Marie, ante la poca fortuna en taquilla de sus películas en la segunda mitad de los años 60 y comienzos de los 70, se dedicó principalmente al trabajo para el mundo televisivo y el teatro. Entre los más recordados trabajos televisivos se cuentan el western «The Macahans» (1976), el thriller «Visión fatal» (1984), o los dramas «A través de la oscuridad» (1984), «People Like Us» (1990)–por el que Saint logró el Premio Emmy–, y «Mi Antonia» (1995).
    En el nuevo milenio la veteranísima actriz todavía siguió trabajando y ha aparecido en películas con cierto caché, tales como «Soñé con África» (2000), «Llamando a las puertas del cielo» (2005) y «Superman Returns» (2006), su último trabajo en pantalla. En la actualidad vive junto a su marido en Santa Mónica, California.