ELÍAS QUEREJETA

    Miembro de Honor de la Academia de Cine «por su apoyo incansable a nuestra cinematografía, y por una dilatada trayectoria, que le ha permitido ahondar en la preservación de la memoria y la defensa de las ideas democráticas a través del cine, convirtiéndose con el paso de los años en una personalidad clave de nuestro celuloide. A través de sus películas renovó formas y temáticas abordadas en el cine español del tardofranquismo y la Transición”, el el productor y director vasco Elías Querejeta nació en Hernani (Guipúzcoa) el 27 de octubre de 1934.
    Su pasión por el cine surge jugando con una cámara Pathé-Baby en casa de sus padres. A los 16 años participa en la fundación del Cine Club en San Sebastián y, un poco más tarde, comienza estudios de Ciencias Químicas. Casi a la vez es fichado por la Real Sociedad, equipo de fútbol en primera división donde jugaba como media punta durante 6 temporadas entre 1952 y 1958. Debutó muy joven; el 5 de abril de 1953 con solo 18 años de edad jugó su primer partido en la Primera división española. Su carrera como futbolista fue bastante irregular ya que en 6 años disputó sólo 41 partidos con la Real y marcó 6 goles; 39 de los partidos y 5 de los goles fueron en la Primera división española. De su carrera futbolística es recordado principalmente un gran gol que marcó el 9 de octubre de 1955 en el Estadio de Atocha al Real Madrid de Di Stéfano. Ese gol valió la victoria a la Real. Tras ser expulsado de la carrera de Químicas, se matricula en Derecho, aunque tampoco termina licenciándose. En 1958 decidió dejar el mundo del fútbol prematuramente, con solo 23 años de edad y se marchó de su Guipúzcoa natal a Madrid para dedicarse profesionalmente al cine, su gran pasión.

    En 1956 escribe con Antxon Eceiza, desaparecido en noviembre de 2011, «Los justos», historia con la que reciben el Premio Nacional de Guiones. Su primera incursión en el terreno de la producción tiene lugar en 1960 con el corto «A través de San Sebastián», documental que también codirige con Eceiza, que iría seguido con «A través del fútbol» (1962), tambiém junto a Antonio Eceiza. Desde 1963, año en que crea su propia productora ha producido más de cincuenta películas, de las que una buena parte contribuyeron a la renovación de los temas y las formas del cine español del tardofranquismo y la transición.

    Como productor unió su nombre a cineastas francotiradores y apoyó proyectos arriesgados bajo la empresa Elías Querejeta PC, asociando su nombre a los realizadores Antxon Eceiza, Carlos Saura, Víctor Erice, Jaime Chávarri y Montxo Armendáriz, entre otros, con los que respaldó títulos como «De cuerpo presente» (1965), «La caza» (1965), «Peppermint Frappé» (1967), «Último encuentro» (1966), «Las secretas intenciones» (1969), «Ana y los lobos» (1973), «El espíritu de la colmena» (1973), «Cría cuervos» (1976), «El desencanto» (1976), «Elisa, vida mía» (1977), «Mamá cumple 100 años» (1979), «El sur» (1983), «Tasio» (1984), «27 horas» (1986), etc. Su modelo de producción en el franquismo implicó una lucha continua contra la censura, así como una defensa permanente de la exigencia estética.
    En su trayectoria figura el haber producido también filmes de Francisco Regueiro («Si volvemos a vernos» y «Carta de amor de un asesino»), Ricardo Franco («Pascual Duarte»), y Manuel Gutiérrez Aragón («Habla, mudita» y «Feroz»). A partir de 1990, apoya a jóvenes directores como su hija Gracia Querejeta («Una estación de paso», «El último viaje de Robert Rylands», «Cuando vuelvas a mi lado» y «Siete mesas de billar francés») y Fernando León de Aranoa («Familia», «Barrio» y «Los lunes al sol»).
    Ha desarrollado su labor como guionista en más de una veintena de filmes, muchos de ellos documentales, entre los que destacan «Pascual Duarte» (1976), «Dedicatoria» (1980), «Feroz» (1984), «La espalda del mundo» (2000), «Asesinato en febrero» (2001) t, «Goodbye, América» (2006).

    En 2009 regresa a la dirección con «Cerca de tus ojos», documental presentado en la Seminci de Valladolid en el que Maribel Verdú ejercía como guía para el espectador por lugares donde se incumplen los Derechos Humanos. Con imágenes de archivo, trataba asesinatos de líderes mundiales, huidas de millones de desplazados motivadas por guerras, y crímenes de periodistas.
    En enero de 2007 produce «Noticias de una guerra», en la que se seleccionaron imágenes de archivos españoles y extranjeros para contar la historia de la Guerra Civil Española.

    Elías Querejeta recibió en 1986 el Premio Nacional de Cinematografía y en 1998 la Medalla de Oro de la Academia de Cine, acto en el que José Luis Borau le aseguró que «el cine español ha chupado mucha rueda de ti. Ha ido detrás de ti amparado en tu prestigio, tu descaro y tu valor”.

    Elías Querejeta falleció el domingo 9 de junio de 2013 en Madrid como consecuencia del cáncer que padecía desde hace años. Fernando Méndez Leite de dedicó su documental «El productor».