CLAUDETTE COLBERT

    Lily Claudette Chauchoin que pasaría a la historia del cine como Claudette Colbert, nació en Saint-Mandé, (Francia). Era la hija mayor de un banquero francés que fue trasladado a Estados Unidos en 1906, cuando la niña contaba con tres años. Apasionada de las obras de Broadway, una adolescente Claudette comenzó a estudiar Arte Dramático mientras trabajaba en una tienda de ropa para pagarse sus clases.

    En 1923, debuta en la escena con «The Wild Wescotts», y a partir de entonces adoptó el nombre con el que se hizo famosa cuatro años después, interpretando «The Barker». También en 1927, la joven empezó a colaborar en el cine, pero su primera película, «For the love of Mike» fue un fracaso de taquilla y la hizo volver al teatro.

    Cuando volvió al celuloide, en 1929, su película «The Lady Lies» fue, por el contrario, un enorme éxito. El año anterior, 1928, había contraído matrimonio con el director Norman Foster.

    Después de cinco años de éxitos casi seguidos, Claudette Colbert ya era una actriz reconocida y respetada en el mundo del cine, pero lo mejor estaba aún por llegar. «Cleopatra», una de las obras más recordadas de Cecil B. DeMille, en 1934, consagró a la actriz; pocos meses después, «It Happened One Night» («Sucedió una noche»), comedia que protagonizó con Clark Gable, haría que Claudette se metiera de lleno en la historia del cine y que, además, ganara un Óscar a la mejor actriz.

    Un año después, en 1935, se divorció de Norman Foster, con el que jamás había convivido desde el día de su matrimonio, para casarse con Joel Pressman.

    Claudette Colbert se erigiría en una superestrella en la década de los 30. Sus películas más importantes fueron «El signo de la cruz» (1932, Cecil B. DeMille), «The man from yesterday» (1932, Berthold Viertel), «Three Cornered Moon» (1933, Elliott Nugent), la citada «Cleopatra» (1934, Cecil B. DeMille), «Imitación de la vida» (1934, John M. Stahl), laoscarizada «Sucedió una noche» (1934, Frank Capra), «Mundos privados» (1935, Gregory La Cava), «Bajo dos banderas» (1936, Frank Lloyd), «La muchacha de Salem» (1937, Frank Lloyd), «Corazones indomables» (1939, John Ford), y «Medianoche» (1939, Mitchell Leisen).

    En 1940, con «En Adelante, mi amor» volvió a coincidir con el director Mitchell Leisen, siendo su realizador favorito y con quien volvió para protagonizar títulos como «No hay tiempo para amar» (1943) y «Bodas blancas» (1944). En estos últimos dos títulos aparecía como compañero de Colbert, Fred MacMurray. Otras películas destacadas de esta déecada son «Un marido rico» (1942, Preston Sturges), «Sangre en Filipinas» (1943, Mark Sandrich), «Desde que te fuiste» (1944, John Cromwell), «Sucedió en el tren» (1946, Mervyn LeRoy), «El huevo y yo» (1947, Chester Erskine) y «Pacto tenebroso» (1948, Douglas Sirk). En esta década debutó ya en la incipiente televisión estadounidense

    El declive de su carrera se produjo con la llegada de los 50, década en la cual sus trabajos comenzaron a reducirse, aunque comenzó a trabajar abundantemente en la televisión y el teatro. Aún así, participó en buenas películas «como Regresaron tres» (1950, Jean Negulesco) o «Tempestad en la cumbre» (1951, Douglas Sirk). Además debutó como directora con «Texas Lady» (1955).En los años 60 se retiró de la vida pública para vivir cómodamente en sus casas de Nueva York y Barbados, aunque Continuó trabajando en cine y televisión hasta 1987, dedicándose por completo al teatro desde entonces y hasta 1992. En 1990 había visitado el Festival de San Sebastián donde recibió el Premio Donostia
    Claudette Colbert falleció en Speightstown, Barbados, a los 92 años de edad, el 30 de julio de 1996 después de sufrir varias apoplejías consecutivas.