CLAIRE TREVOR

    Claire Trevor fue conocida como la «Reina del cine negro” por su participación en numerosas películas de este género, donde normalmente interpretaba mujeres fatales. Su carrera se alargó a lo largo de cinco décadas y además de participar en 60 películas, trabajó para televisión, radio y teatro.
    Claire Trevor, se llamaba en realidad Claire Wemlinger y nació el 8 de marzo de 1910 en el barrio neoyorquino de Brooklyn. Fue hija única de padre marinero mercante arruinado durante la Gran Depresión y madre francesa. Tras tomar clases en la Universidad de Colombia y en la American Academy of Dramatic Arts, empezó a actuar en el teatro a finales de los años veinte. Cerca de su casa familiar en Brooklyn se encontraban los estudios Vitagraph, el último de los estudios de sonido para películas con sede en Nueva York y que tras ser adquirida por la Warner Bros pasó a ser la productora Vitaphone. Allí trabajaría entre 1926 y 1930.

    Su debut profesional en Broadway fue en 1932, en el teatro Waldorf. Su debut en el cine tuvo lugar en 1933 con «Life in the Raw”, dirigida por Louis King. A este trabajo le siguió «Jimmy and Sally» (1933), en el papel de Sally Johnson y «La ley del talión” donde trabajaría por primera vez junto a Spencer Tracy. Sus primeros trabajos fueron en películas de serie B, pero su empeño y esfuerzo no cesaron en ningún momento.

    En 1937 es contratada por William Wyler para interpretar a una buena chica que se hace prostituta en «Callejón sin salida”. A pesar de que la película estaba protagonizada por Humphrey Bogart y ella sólo tiene un breve papel de apenas 5 minutos de duración, su trabajo le valió su primera nominación al Oscar como Actriz de Reparto.
    A diferencia de otras actrices de la época, la vida personal de Claire Trevor fue bastante privada de la que pocas cosas salieron a la luz. En 1938 la actriz contrajo matrimonio con el guionista Clark Andrews, aunque este matrimonio no duró más de cuatro años.

    Uno de los trabajos más importantes de Claire Trevor llegó en 1939. Por aquel entonces la actriz era considerada una gran estrella y cuando John Ford la llamó para participar en «La diligencia”, su sueldo fue notablemente superior al de sus compañeros (15.000 dólares), incluido al del propio John Wayne. En el mítico western Claire encarnó a Dallas, una prostituta que habita en los locales nocturnos del Salvaje Oeste.
    Durante la década de los 40 siguió protagonizando películas como «Quiero a este hombre” (1941) junto a Clark Gable y Lana Turner y dirigida por de Jack Conway, para el que volvería a trabajar en «Encrucijada” (1942). Especialmente memorable fue el trabajo de Trevor en «Street of Chance”, donde daba vida a una femme fatal, que convence a Burgess Meredith que es buscado por un crimen. También especialmente malvado era su personaje en «Historia de un detective”(1944). La película estaba basada en una novela de Raymond Chandler y Dick Powell era la cara del detective Philip Marlowe. También en «Nacido para matar” (1947) de Robert Wise, Claire daba vida a una mujer fría y calculadora que se encuentra involucrada en un doble asesinato.

    La participación de Claire Trevor en «Cayo Largo” (1948) junto a Humphrey Bogart, Edward G. Robinson y Lauren Bacall le valió a el Oscar a la mejor actriz de reparto. Se impuso a Jean Simmons, Agnes Moorehead, Barbara Bel Geddes y a Ellen Corby. El trabajo de Claire Trevor en el papel de esposa de un mafioso, alcoholizada hasta la médula y capaz de humillarse por un simple vaso de whisky hizo empalidecer al resto de compañeras de nominación. Se dice que el papel de Gaye Dawn que intrepretaba estaba basado en el de la mujer de Lucky Luciano, Gay Orlova.
    También cuentan las crónicas del rodaje que John Huston, experto manipulador emocional, informó a Claire Trevor que tenía que cantar acapella el mismo día de la grabación de la escena. Al no ser una cantante profesional y al no haber podido ensayar la escena, ella se sintió muy nerviosa e insegura, algo que precisamente Huston buscaba para la escena. Más adelante la propia Trevor reconoció que se sintió «incómoda. Pero John sabía lo que se hacía. Tenía que ser una tortura para mí y para mi personaje”.

    Durante la primera mitad de la década de los 50 Claire Trevor continuó una senda más o menos regular en la industria cinematográfica, entre la que destaca «Alarma en la frontera” (1950), junto a Fred MacMurray, «La pradera sin ley” de King Vidor y «Escrito en el cielo”, película de género de catástrofe aérea dirigida por William Wellman y protagonizada por John Wayne. Por tercera vez Trevor obtuvo una nominación al Oscar.

    A partir de ese momento, sus participaciones en la gran pantalla empezaron a espaciarse para participar cada vez más en la pequeña pantalla, a mediados de decenio pudo ser vista mucho más en la emergente pequeña pantalla, apareciendo en episodios de series como «Alfred Hitchcock presenta» o «Los intocables».

    La televisión también reconoció su trabajo, ya que 1956, Trevor ganó un Emmy por su trabajo en «Dodsworth», junto a Fredric March, en el programa de la NBC Producers «Showcase».
    En 1962 volvió a la gran pantalla de la mano de Vincent Minnelli y «Dos semanas en otra ciudad”, donde Kirk Douglas interpreta a un actor acabado que llega a Roma tras estar tres años recluido en un psiquiátrico. En 1965 volvió a trabajar pora Hollywood con la comedia de Richard Quine «Cómo Matar a la Propia Esposa”. Los años 70 a nivel personal fueron especialmente duros para la actriz, ya que en 1978 perdía a su único hijo, Charles, a quien tuvo fruto de su segundo matrimonio con Cylos William Dunsmoore. Al año siguiente moría de un tumor cerebral su tercer marido: Milton Bren.

    Su último papel para la gran pantalla fue el de la madre de Sally Field en la película «Bésame y esfúmate” en 1982 de Robert Mulligan. En televisión aún participó en algún episodio de «Se ha escrito un crimen” y «Vacaciones en el mar”.

    Durante sus últimos años, Claire vivió apaciblemente retirada. Tras donar su Oscar y Emmy a la Universidad de California, ésta puso su nombre a la escuela de arte, que desde entonces se llama Claire Trevor School of the Arts. Claire Trevor falleció el 8 de abril del año 2000 a causa de una enfermedad respiratoria. Tenía 90 años.