BUD SPENCER

    Carlo Pedersoli, más conocido como Bud Spencer nació 31 de octubre de 1929 en Borgo Santa Lucia, Campania (Nápoles), Italia. En 1947 su familia emigró a Sudamérica y Carlo abandonó los estudios de química de la Universidad La Sapienza de Roma. En Buenos Aires (Argentina) fue bibliotecario; en Montevideo (Uruguay) ejerció como bibliotecario durante años, y trabajó en el consulado italiano local. De vuelta en Italia, ingresó en el equipo nacional de natación y participó en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952 y Melbourne 1956.
    A los 20 años, en 1949, comenzó a nadar para el club SS Lazio, y se proclamó campeón de Italia de los 100 metros libres, título que conquistaría en siete ocasiones consecutivas.2 Fue el primer nadador italiano que rebajó el muro del minuto en los 100 metros libres (19 de septiembre de 1950 en Salsomaggiore –con una marca de 59”5). Fue semifinalista olímpico en Helsinki 1952 y en Melbourne 1956, e integrante del «Settebello” de los años 50 en waterpolo.

    De 1949 a 1956 fue siete veces campeón italiano en los 100 metros libres. Representó a Italia en los Juegos Mediterráneos de 1951 (en los que ganó dos medallas de plata), en los Juegos Mediterráneos de 1955 (ganó la medalla de oro con el equipo italiano de waterpolo), en los Juegos Olímpicos de Helsinki 1952, en los Juegos Olímpicos de Melbourne 1956 y en los Juegos Olímpicos de Roma 1960). Durante su estancia en Venezuela participó con el equipo nacional en el III Campeonato Grancolombiano de natación, celebrado en Caracas, en 1959.
    En 1957 había retornado a Suramérica y trabajó en la construcción del tramo Venezuela-Colombia de la carretera Panamericana San Cristóbal – La Fría, Esta experiencia le permitió «reencontrarse a sí mismo en los límites y en las potencialidades». Posteriormente pasó a formar parte de una concesionaria de autos de Caracas hasta 1960.

    En 1960 se casó con Maria Amato, con la que tuvo tres hijos: Giuseppe (1961), Christine (1962) y Diamante (1972). Hablaba seis idiomas.
    Su primera aparición en el cine fue en «Quo Vadis?» (1950), haciendo de guardia del Imperio romano. Cambió su nombre por el de Bud Spencer en 1967 porque le gustaba Spencer Tracy y la cerveza Budweiser. Con ese nombre protagonizó su primer filme con el también actor italiano Terence Hill, en la película «Dios perdona… yo no» (1967), de la que ambos protagonizaron dos secuelas. La pareja protagonista de spaghetti westerns alcanzó su primer gran éxito con «Le llamaban Trinidad» (1971), que, aunque ambientada en el salvaje Oeste, ya ejemplificaba los derroteros artísticos por los que luego discurriría su carrera: cine de humor con catárticos finales a base de mamporrazos, y con una dualidad en los personajes basada en la fuerza expeditiva y acción directa de Bud frente al audaz y manipulador Terence. A esa película le siguió «Le seguían llamando Trinidad» (1972) y, en tercer lugar, «Y después le llamaron el Magnífico» (1972) que, por el título, generó la idea, errónea, de que se trataba de una trilogía. Carlo Pedersoli también fue autor de las canciones de algunas de las películas donde participó como actor.
    Su pasión por la aeronáutica le llevó a obtener la licencia de piloto privado, tanto de avioneta como de helicóptero. En 1981 fundó la línea aérea de carga Mistral Air, que pertenece ahora al correo italiano.

    En 2009 hizo un anuncio de televisión para Bancaja, que se acompañó con la canción «Born to be alive». El estilo del mismo recuerda las películas grabadas en la década de los setenta junto con Terence Hill, como fue el caso de «Dos super-policías». Tuvo alguna intervención en el cine español como el caso de «Al límite», dirigida por Eduardo Campoy en 1997.
    En 2010 recibió, junto a Terence Hill, el Premio David de Donatello, otorgado por la Academia del Cine Italiano, por su trayectoria artística.

    Bud Spencer falleció en un hospital de Roma a las 18:15 del lunes 27 de junio del 2016. Según declaró su hijo Giuseppe Pedersoli, su última palabra fue «Gracias».