BRADLEY COOPER

    Bradley Cooper nació en Filadelfia el 5 de enero 1975 y puede presumir que por sus venas corre sangre irlandesa por parte de padre e italiana por parte de madre.
    Bradley siempre tuvo claro que quería ser actor, así se lo hizo saber a sus padres cuando sólo tenía 8 años. Con el tiempo, aseguró que sólo a aquellas personas que lo tienen muy claro desde muy joven le aconseja esta profesión: «Ser actor no es fácil. Es una profesión que ser bueno no te garantiza el éxito. Tienes que enfrentarte continuamente al rechazo.»
    Por si fuera poca su vocación infantil, cuando tenía quince años el papel de John Hurt en «El hombre elefante” de David Lynch, le dejó tanta huella que años más tarde haría su tesis de final de carrera sobre «El hombre elefante” en la Universidad de Georgetown.

    La televisión le dio su primera oportunidad en 1999 ya que participó en un capítulo de «Sexo en Nueva York”. Su papel fue pequeño, pero el creador de la serie Darren Star (creador entre otras de «Melrose Place”) se acordó de él y lo fichó para una nueva serie «The $treet”. La popularidad le llegó gracias a la serie televisiva «Alias” (2001-2006) protagonizada por Jennifer Garner. También participó en «Jack & Bobby» (2005) y en 6 capítulos de la inquietante «Nip/Tuck”.
    La carrera de Bradley Cooper en la gran pantalla no empezó a tomar cuerpo hasta 2005, cuando empieza a trabajar de forma continua. Tal y como recuerda el propio Bradley, en sus primeros años de carrera «siempre era el amigo o el gilipollas”. Esta conclusión sacaba él mismo tras haber participado en una notable lista de comedias románticas «De boda en boda” (2005), donde intentaba hacer la vida imposible a Vince Vaughn y Owen Wilson, «Novia por contrato” (2006) Tom Dey, o «Di que sí” (2008), de Peyton Reed y protagonizada por Jim Carrey.
    Su gran éxito le llegó con «Resacón en Las Vegas” (2009), una comedia descerebrada que se convirtió un éxito de taquilla mundial que sorprendió a propios y extraños. La historia era bastante simplona: un grupo de amigos se reúne para celebrar la despedida de soltero de uno de ellos que acaba en desmadre. La mañana siguiente a la monumenal juerga, nadie recuerda nada debido a los excesos y deben intentar reconstruir los hechos del día anterior. Para ello cuentan con la ayuda de una striper, un bebé, un tigre y un mafioso cabreado.

    A pesar de ser una película sin pretensiones, dos años después y tras haber recaudado cientos de millones en taquilla, los productores volvieron a reunir a toda la pandilla para rodar «Resacón 2 ¡ahora en Tailandia”. La historia más o menos parecida pero con un ambiente más exótico y salvaje y con unos actores mucho más cotizados. Bradley cobró 5 millones de dólares, mientras que dos años antes cobró sólo 600.000. En un principio se pensó en Mel Gibson para un pequeño papel, pero luego fue descartado y sustituido por Liam Neeson, aunque en la versión final de la película la parte de Neeson fuera descartada.
    Volviendo a 2009. Otro de sus trabajos estrenados fue la comedia romántica dirigida por Ken Kwapis «Qué les pasa a los hombre”. En la película Bradley interpretaba el marido infiel que duda entre el amor de su esposa (Jennifer Connelly) y la pasión de su amante (Scarlett Johansson).

    Sin embargo no todo iban a ser rosas en el camino del actor. Este mismo año se estrenó «All About Steve”, que aquí se tradujo como «Loca obsesión”. La película contaba con la presencia de Sandra Bullock como protagonista indiscutible y con Bradley metido en la piel del Steve al que hace referencia el título. La película sólo hizo las delicias a los organizadores de los premios Razzie, que premiaron a Sandra Bullock como peor actriz del año y a la propia Bullock y a Cooper como peor pareja de cine.
    Aunque fuera rodada en 2006, no fue hasta 2009 que llegó a nuestras pantallas «Expediente 39”, película de suspense y terror protagonizada por Reneé Zellweger que interpretaba a una asistenta social preocupada por una misteriosa niña que necesita de su ayuda.
    En 2010, imbuido por la fiebre que siente Hollywood por los remakes de todo tipo, se apunta en el rodaje de «Equipo A” interpretando al seductor Fénix. La película barajó un sin fin de nombres de actores, pero una vez decidido que Hannibal fuera Liam Neeson, el resto fue bastante más rodado. La crítica norteamericana fue bastante demoledora con la adaptación de la popular serie televisiva, aunque Cooper disfrutó como un niño puedo rodar por primera vez una película de acción pura y dura.

    Este mismo año participó en «Historias de San Valentín” la comedia romántica coral con la ficha artística más impactante de los últimos tiempos: Jessica Alba, Kathy Bates, Jessica Biel, Ashton Kutcher, Taylor Lautner… Bradley compartió escena con una vieja amiga y compañera de teatro: Julia Roberts. Ambos trabajaron juntos en «Three Days of Rain”.
    «Sin límites” (2011) fue un proyecto muy especial, ya que por primera vez participaba como productor. Dirigida por Neil Burger cuenta cómo Eddie (Cooper) es un escritor fracasado que gracias a un medicamento revolucionario saca el máximo provecho de un misterioso medicamento. Esto le convierte de la noche a la mañana en un hombre de éxito que llama la atención de un magnate de Wall Street, (interpretado por Robert De Niro) que se acercará a el para descubrir cual es la clave de su éxito. Una de las anécdotas del rodaje la protagonizaron ambos actores ya que el primer día De Niro paró el rodaje y le dijo a Cooper: «Oye Bradley, llámame Bob. Queda raro que te dirijas a mi constantemente como Sr. De Niro”.

    «El ladrón de palabras” (2012) ha sido hasta el momento uno de los últimos trabajos de Cooper. El joven escritor Rory Jansen (Bradley Cooper) publica su primera novela. Y esta resulta ser todo un éxito, alabada por la crítica y aclamada también por el público. De la noche a la mañana, se convierte en una estrella de las letras, una auténtica leyenda que goza de una vida perfecta, con una mujer cariñosa (Zoë Saldana) y el mundo a sus pies. Pero entonces, aparece un misterioso anciano (Jeremy Irons) que afirma ser el verdadero autor del texto y relata los recuerdos que dieron origen al argumento del libro. Rory se ha apropiado de la vida y ficción de otra persona, y ahora debe hacer frente a las consecuencias.
    Ahora llega el estreno «El lado bueno de las cosas” con 8 nominaciones al Oscar, entre ellas al Mejor Actor. Basada en el libro de Matthew Quick «Un final feliz”, cuenta la historia de Pat (Cooper), un hombre que tras pasar ocho meses internado en un psiquiátrico por agredir brutalmente al amante de su mujer, está decidido a controlar su ira y recuperar su antigua vida, esposa infiel incluida. En su camino de redención y reconquista se cruzará con Tiffany (Lawrence) otro corazón roto con la cabeza del revés que ha optado por convertirse en la ninfómana del barrio para superar la repentina muerte de su esposo. En la película también participa alguien muy especial para Cooper: Robert De Niro, perdón, Bob.
    De su vida amorosa ha trascendido que estuvo casado con la actriz y modelo Jennifer Esposito algo menos de un año. En 2009 se dio a conocer su relación con Reneé Zellweger, con quien estuvo durante dos años. Su última pareja conocida ha sido Zoe Saldana, con la coincidió en «El ladrón de palabas” aunque recientemente se ha dado la relación por terminada.