BENICIO DEL TORO

    Benicio del Toro nació en San Germán, al suroeste del archipiélago de Puerto Rico, el 17 de febrero de 1967, y creció en Santurce, una localidad de San Juan. Sus padres, Gustavo Adolfo Del Toro Bermúdez y Fausta Genoveva Sánchez Rivera, eran abogados, de antepasados españoles e indios americanos. Tiene un hermano mayor, Gustavo, un oncólogo pediátrico.
    Durante su adolescencia se lo conocía por sobrenombres como «Skinny Benny» y «Beno». Fue criado como católico y asistió a la Academia del Perpetuo Socorro, una escuela católica de Miramar, Puerto Rico. Cuando del Toro tenía nueve años de edad, su madre falleció de hepatitis, y a los trece años se trasladó junto a su padre y su hermano a Mercersburg, Pensilvania, donde asistió a la Academia Mercersburg, lugar en donde pasó su adolescencia y cursó los estudios secundarios. Después de graduarse, siguió el consejo de su padre y comenzó a estudiar comercio en la Universidad de California en San Diego, pero tras tener éxito en un curso de actuación, decidió abandonar la universidad para estudiar interpretación en Los Ángeles, donde tuvo a Stella Adler y Arthur Mendoza como profesores, y en el Square Theatre School en Nueva York.

    A finales de la década de 1980, Del Toro comenzó a aparecer en pequeños papeles en series de televisión, interpretando generalmente matones y traficantes en programas como «Corrupción en Miami» y la miniserie «Drug Wars: The Camarena Story». Hizo un cameo en el videoclip «La Isla Bonita» (1987) de Madonna, como un personaje de fondo (el chico sentado en el automóvil). Continuó en el cine, haciendo su debut en «Big Top Pee-wee» y en la película de la saga Bond «007, Licencia para matar», donde a los 21 años de edad del Toro se transformó en el actor más joven en interpretar a un «villano» en una película de Bond. Aunque ambas producciones fueron consideradas fracasos en la taquilla, del Toro continuó su carrera en el cine, con películas como «The Indian Runner» (1991), «Luna de porcelana» (1991), «Christopher Columbus: The Discovery» (1992), «Huevos de oro», del español Bigas Luna, «Money for Nothing» (1993), «Sin miedo a la vida» (1993) y «Swimming with Sharks» (1994).

    Su carrera se hizo más notoria en 1995 con su actuación en «Sospechosos habituales», donde interpretó al mascullador bromista Fred Fenster. Por este papel consiguió el Independent Spirit Award como Mejor actor de reparto y lo afianzó como actor de reparto. Este papel también lo condujo a otros roles importantes dentro del cine independiente y el cine comercial, interpretando a Gaspare en «El Funeral» (1996) de Abel Ferrara y ganando su segundo Independent Spirit Award consecutivo por su trabajo como Benny Dalmau en «Basquiat» (1996), dirigida por su amigo Julian Schnabel. Además compartió escenas con Robert De Niro en el thriller «Fanático», donde hizo de Juan Primo, una carismática estrella de baseball de Puerto Rico.

    Para «Miedo y asco en Las Vegas» (1998), la adaptación filmica de famoso libro de Hunter S. Thompson, ganó más de 18 kg para el papel del Dr. Gonzo (también conocido como Oscar Zeta Acosta), el abogado y drogado compañero del protagonista. Con el tiempo, esta surrealista película, dirigida por Terry Gilliam, ha conseguido estatus de película de culto. Después de dos años de inactividad, del Toro conseguiría llegar al gran público en el año 2000 con actuaciones en cuatro películas prominentes. La primera fue «Secuestro infernal», una historia criminal que lo reunió con Christopher McQuarrie, guionista de «Sospechosos habituales» y quien hizo su debut como director. Algunos meses más tarde, se destacó entre el reparto estelar de «Traffic» de Steven Soderbergh, una compleja disección de la guerra contra las drogas en Norteamerica. Haciendo de Javier Rodríguez —un policía mexicano de la frontera que lucha por permanecer honesto en medio de la corrupción y el engaño del trafico ilegal de drogas— Del Toro, diciendo gran parte de su diálogo en español, realizó una interpretación notable por la que consiguió su primer premio Óscar como Mejor actor de reparto.

    Su preciado trabajo se llevó los más importantes premios por parte de la crítica en 2001, como también el Globo de Oro y el premio del Sindicato de Actores al Mejor actor. Además del éxito a nivel crítico, «Traffic» triunfó en la taquilla, llevando a Del Toro al escalón más alto de Hollywood por primera vez en su carrera. Mientras que «Traffic» seguía siendo proyectada en los cines, dos de sus otras películas fueron estrenadas a finales del 2000 y principios de 2001. Tuvo un pequeño papel como el ladrón de diamantes Franky «cuatro dedos» en la comedia criminal «Snatch, cerdos y diamantes», de Guy Ritchie, e interpretó a un nativo-estadounidense discapacitado mental en «El juramento», dirigida por su amigo Sean Penn.

    En 2003, del Toro protagonizó dos películas: «The Hunted (la presa)», junto a Tommy Lee Jones, y el drama «21 gramos», junto a Sean Penn y Naomi Watts. Por su participación en la segunda, cosechó otra nominación al Óscar como Mejor actor de reparto.

    En 2008 del Toro fue premiado con el Premio del Festival de Cannes al mejor actor por su papel del Che Guevara en el díptico «Che». Al recibir el premio del Toro se lo dedicó al «propio Che Guevara» junto al director Steven Soderbergh. Por esta misma interpretación ganó el premio Goya al Mejor actor. Sean Penn, quien ganó un Óscar por «Un hombre llamado Harvey Milk», declaró que se sintió sorprendió y decepcionado al no ser nominada «Che» y Del Toro a los premios de la Academia. Cuando recibió el trofeo en los premios del Sindicato de Actores, Penn expresó su consternación: «No entiendo por qué en este momento no hay coronas en las cabezas de Soderbergh y Del Toro… «Che» es una película sensacional». Para las escenas finales de la película, Del Toro perdió más de 15 kilos para mostrar cuan enfermo estaba Ernesto Guevara antes de su muerte en Bolivia. Ese mismo año realizó un cameo en la serie argentina «Todos contra Juan».

    En 2010 interpreta a «El hombre lobo» de Joe Johnston, y se pone a las órdenes de Sofia Coppola en «Somewhere»; en 2012, a las de Oliver Stone en «Salvajes (Savages)» Ese mismo año debuta como director haciéndose cargo de uno de los segmentos de «7 días en La Habana». A fines del 2012, Benicio del Toro vuelve a interpretar a uno de sus primeros personajes cinematográficos, Dario («007. Licencia para matar», 1989), pero esta vez para el vídeo juego conmemorativo de los 50 años de James Bond: «007 Legends».

    En abril de 2011, se anunció que del Toro y la hija de Rod Stewart, Kimberly Stewart, estaban esperando su primer hijo, aunque no se encontraban en una relación. Stewart dio a luz una hija, Delilah Genoveva Del Toro Stewart, el 21 de agosto de 2011.

    En noviembre de 2011, Del Toro obtuvo la nacionalidad española. El pedido fue concedido por el gobierno español debido a su talento artístico y su ascendencia española (tiene familia en Barcelona). El 4 de marzo de 2012, la Universidad Interamericana de Puerto Rico le homenajeó con un grado honorífico, durante la celebración del centenario de esta institución, por su aportación a la historia del cine y representación del puertorriqueño en las artes. En 2014 recibe el Premio Donostia del Festival de San Sebastián. En 2015 estrena «Sicario» a las órdenes del canadiense Denis Villeneuve.