ANNIE GIRARDOT

    Annie Girardot nació en París el 25 de octubre de 1931. Hija de una partera, Annie Girardot vivió una infancia difícil estudiardo primero en Caen y luego en Lycée Hélène-Boucher de París, siguiendo los pasos de su madre para convertirse en enfermera, pero luego cambió de rumbo y dio sus primeros pasos en el mundo del espectáculo. Su primera experiencia es recitar «Le loup en le chien» ente Henri Bosch.

    En 1949 estudia en el Centre d’Art Dramatique bajo la dirección de Jean Meyer y se diploma en 1954, habiendo recibido dos premios de interpretación, clásica y moderna. Tras algunos pequeños papeles entra en la Comédie Française y tiene su primera gran oportunidad en 1956 con «La machine à écrire», dirigida por Jean Cocteau provando que los periodistas la denominen como «La nouvelle Réjane».

    En 1955 Annie Girardot debuta en el cine logrando el Premio Suzanne Bianchetti a la mejor actriz del año por «El hombre de las llaves de oro». En 1957 presenta su dimisión a la Comédie Française y alterna teatro y cine, encasillándose en mujeres de vida fácil y turbulenta.

    Su reconocimiento internacional como actriz ductil, sensible e inteligente le llega con su creacción de Nadia en «Rocco y sus hermanos», de Luchino Visconti (director que la dirigiría también en teatro junto a Jean Marais en la pieza de William Gibson «Two for the Seesaw»), pasando a ser reconocida como una de las primeras actrices del cine europeo. Premio de Interpretación en el Festival de Venecia en 1965 por «Tres habitaciones en Manhattan».
    En 1958 contrae matrimonio con Norbert Carbonneaux, entre 1962 y 1965 estuvo casada con el actor Renato Salvatori con quien tuvo su hija Giulia (Roma, 1962), unión que le permitió trabajar con frecuencia en Italia en una serie defilmes muy estmables, y entre 1980 y 1993, vivió con Bob Decout, un músico de rock.

    En 1967 logra uno de sus grandes éxitos, «Vivir para vivir», por el que recibe el Premio de Interpretación en el Festivsal de Mar del Plata en 1968. A la vez alcanza un gran triunfo en el teatro en 1974 con el papel de «Madame Marguerite».
    En la pantalla trabaja con directores como Claude Lelouch, Mario Monicelli, Marco Ferreri, Luigi Comencini, Édouard Molinaro, Bertrand Blier y Michael Haneke y junto a actores como Yves Montand, Jean Paul Belmondo, Alain Delon y Michel Piccoli, ganando tres veces el Premio César a la Mejor Actriz. En teatro interpreta obras de Molière, Jean Cocteau (que la llamó «la mejor actriz de posguerra»), Jacques Deval, Marivaux, Arthur Miller, William Shakespeare y otros dirigida por Roger Planchon y Jorge Lavelli entre otros.
    Su historia de amor con el público francés tuvo también algo de trágico, ya que Girardot había desaparecido prácticamente de las pantallas al principio de la década de los 80, antes de regresar para algunas apariciones. La actriz provocó una intensa emoción colectiva durante la ceremonia de los César en 1996, cuando recibió un premio para la mejor actriz de reparto por su actuación en «Los Miserables», del realizador francés Claude Lelouch, tras una larga ausencia de la pantalla. Vestida con un sencillo vestido negro, inundada de lágrimas y con el César en sus manos, la actriz lanzó al público: «Yo no sé si yo le he hecho falta al cine francés, pero yo he extrañado locamente, dolorosamente, el cine francés”, declaró. La sala entera en pie, sobrecogida por la emoción, se levantó para rendirle un largo homenaje.

    Su filmografía incluye títulos como «Los compañeros» de Mario Monicelli, «Morir de amor», de André Cayatte, «Vivir para vivir», de Claude Lelouch y «Llueve sobre Santiago», filmada en 1975 por el chileno Helvio Soto.
    Sus últimas interpretaciones en la gran pantalla fueron en dos filmes del austriaco Michael Haneke: «La profesora de piano» (2002), con Isabelle Huppert, y «Caché», (2005), con Juliette Binoche. En 1989 publica su autobiografía.

    En 2006 se hace pública la noticia que sufre de Alzheimer. Se convirtió así en un símbolo de la batalla contra la enfermedad después de que aceptara filmar el documental «Ainsi va la vie» («Así va la vida»), de Nicolas Baulieu, que la siguió durante ocho meses, retratando su pérdida de la memoria. «Ahora, Annie no sabe ya nada de Annie Girardot”, resumió el cineasta.

    La actriz murió apaciblemente en el hospital Lariboisiere de Paris a los 79 años el 28 de febrero de 2011, después de una larga batalla contra el mal de Alzheimer.