ANA BELÉN

    Pilar Cuesta Acosta, conodida artísticamente como Ana Belén, nacio en la calle del Oso del madrileño barrio de Lavapiés el 26 de mayo de 1951 en el seno de una familia humilde. Es la mayor de tres hermanos. Su padre era cocinero en el Hotel Palace y su madre portera de una finca. Pasaba los veranos de su niñez en Cabezuela (Segovia), de donde es su padre y de donde era su abuela, Matilde Bravo, que ejercía de maestra en la escuela del pueblo.

    Estudió en el colegio de las Damas Apostólicas; allí tuvo su primera salida a escena para actuar en un cuento que se titulaba «El enanito saltarín». Desde muy pequeña sintió una vocación artística y por ello, al mismo tiempo que estudiaba solfeo y piano con el maestro Estebarena, que vivía en su misma calle, comenzó a inscribirse en concursos radiofónicos infantiles, algunos como «Gran Vía» o «Conozca usted a sus vecinos». Participó en un concurso de Radio España a los diez años que se llamaba «Vale todo», dirigido por Bobby Deglané en la Gran Vía madrileña; se inscribió en el apartado de música moderna e interpretó «La novia». Ese año no ganó el concurso, pero sí al año siguiente, con la canción «La flor de la canela», famosa canción de la cantautora peruana Chabuca Granda que cantaba por entonces con una gran repercusión María Dolores Pradera. Estuvo en otros concursos con Juan de Toro, en Radio Madrid, donde cantó cuatro canciones acompañada del maestro Aguayo.
    En 1964 ya era conocida en las emisoras de radio como una nueva niña prodigio, con el nombre de Mari Pili Cuesta, al estilo de Rocío Dúrcal o Marisol, a quien Ana Belén admiraba mucho. A los 13 años grabó sus primeras canciones , de las cuales la más promocionada fue «Qué difícil es tener 18 años». Pronto empezó a trabajar de forma fija en Radio Madrid para cubrir un hueco que había dejado Rocío Dúrcal, hasta que la productora Época Films se interesó por ella y le firmó un contrato por cuatro años para rodar cuatro películas musicales infantiles.

    Su primera intervención en el cine con Época Films en conjunción con Benito Perojo, a los 13 años, fue en la película musical infantil «Zampo y yo», trabajando con el actor Fernando Rey bajo la dirección de Luis Lucia. Mari Pili interpretó a una niña rica, hija de un empresario, que entabla una tierna amistad con un payaso de circo ambulante. En la película canta varias canciones que se llegaron a grabar en un disco con la Banda Sonora Original), que incluía canciones como «Esta noche», «Un mundo mágico» o «Muy cerca de ti». Los responsables de la música original de la película fueron Augusto Algueró y Adolfo Waitzman. La cinta, estrenada en 1965, no tuvo el éxito esperado, hecho que impidió la realización de las otras tres películas que estaban previstas en el contrato con Época Films. Fue esta productora la que le otorgó el nombre artístico de Ana Belén, después de pensar para ella otros muchos nombres como María José.

    A partir del fracaso de «Zampo y yo», Ana Belén emprendió una carrera personal como actriz dramática de teatro de la mano de Miguel Narros, reconocido decorador y director teatral que se fijó en ella durante el rodaje de la película. Con él tuvo uno de los encuentros más influyentes de su carrera profesional. Comenzó a estudiar en el TEM (Teatro Estudio de Madrid), primero asistiendo de oyente y después empezó a estudiar interpretación y en particular arte dramático.
    Siendo una adolescente, interpretó su primera obra en 1966, a los quince años, en el Teatro Español, cuyo director era Narros. La obra representada fue «Numancia», de Cervantes, Después, «El Rey Lear», «Las mujeres sabias», «El burlador de Sevilla», «El condenado por desconfiado», «El rufián castrucho», «Don Juan Tenorio», «Medida por medida» y «El sí de las niñas», hasta llegar finalmente a «Los niños» y «Te espero ayer» en 1970. Participó como actriz secundaria en diversas piezas teatrales de autores como Shakespeare, Molière, Lope de Vega o José Zorrilla en distintos escenarios de Madrid, como los del Teatro La Latina o el Teatro María Guerrero. Con dichas obras comenzó a trabajar en la compañía del Teatro Español durante gran parte de su juventud, guiada por Berta Riaza y Julieta Serrano, las dos actrices a quienes su madre la había dejado a cargo, y conoció a actores muy respetados en el mundo del teatro y el cine de entonces como María Luisa Ponte y Agustín González entre otros, con los que hizo sus primeras giras por España.

    Paralelamente, su encuentro con Narros le permitió aprender y estudiar teatro de otros maestros como William Layton, quien dirigía el TEM junto a Narros. La hija de Ana Belén, Marina San José, ha empezado su carrera como actriz en el estudio de este director teatral.
    En esa época, finales de los años sesenta, comienza a trabajar en Televisión Española con pequeñas apariciones en Estudio 1, en las que llegó a colaborar con profesionales de la cultura española como la cineasta Pilar Miró, con quien filmó «La pequeña Dorrit». La primera de esas colaboraciones fue en 1967 con «Ligazón» de Valle Inclán y tras ella, rodó muchas y diversas piezas teatrales como «Eleonora».

    En 1970, el por entonces director novel Roberto Bodegas le propuso un papel en la película «Españolas en París», en la que trabajaban Laura Valenzuela, Máximo Valverde y Tina Sainz. Sería su segunda película tras «Zampo y yo»-

    En 1971 vuelve al teatro protagonizando la obra «Sabor a miel» de Shelag Delaney junto a Laly Soldevilla y Eusebio Poncela. Con esa obra realiza una gira por España en la que coincide con el cantautor asturiano Víctor Manuel, en Galicia mientras este cantaba con Julio Iglesias. En aquel año realizó las películas «Aunque la hormona se vista de seda» de Vicente Escrivá junto a Manuel Summers y «Morbo» de Gonzalo Suárez, en la que también trabajaba Víctor Manuel. En esa película, por la que recibió una mención especial en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, iniciaron una relación sentimental y posteriormente se casaron, rodeados de polémicas, el 13 de junio de 1972 en Gibraltar.

    En aquellos años continúa trabajando para Televisión Española con obras como «Romeo y Julieta» o «Retablo de las mocedades del Cid». Después de la película «Al diablo con amor» de Gonzalo Suárez en 1972 (también junto a Víctor Manuel, de la que sale un disco con la BSO que incluye «Canción del oro», con letras de Gonzalo Suárez y música de Víctor Manuel) hizo películas de mayor repercusión como «Separación matrimonial» de Angelino Fons y «Vida conyugal sana» de Roberto Bodegas en 1973 con José Sacristán y Antonio Ferrandis, producida por José Luis Dibildos y escrita por José Luis Garci. La película fue muy transgresora en aquellos momentos, ya que fue de las primeras que abordó explícitamente el uso de la píldora anticonceptiva.
    En 1974 rueda un cortometraje de Luis Eduardo Aute llamado «A flor de piel», «El amor del capitán Brando» de Jaime de Armiñán junto a Fernando Fernán Gómez, que permanece más de un año en cartel en la Gran Vía de Madrid, y «Tormento» de Pedro Olea, en la que pudo protagonizar una obra de Benito Pérez Galdós con compañeros de reparto como Francisco Rabal, Rafael Alonso o Concha Velasco.

    Tras esta etapa cinematográfica y junto a Víctor Manuel, alcanzó la fama y la popularidad entre el público español. Además, su carrera como actriz de cine y teatro se consolidaba, trabajando con algunos de los grandes cineastas españoles del momento y con compañeros de reparto muy veteranos que ocupaban un privilegiado lugar en el cine y teatro español.

    En 1973 retomó su carrera como cantante después de «Zampo y yo», publicando discos de escasa repercusión como «Tierra» y «Calle del Oso», con canciones mayoritariamente compuestas por Víctor Manuel, algunas de ellas con un claro contenido político y social. En esa época Víctor y Ana comenzaron a tomar posiciones políticas de forma pública hacia la izquierda política progresista española, y el franquismo fue en repetidas ocasiones bastante restrictivo con ellos, al igual que con muchos otros profesionales de la música. En este sentido, el mayor problema que tuvieron fue en 1974 cuando representaron juntos en México una obra de teatro llamada «Ravos», dirigida por Miguel Narros, con la que les acusaron de quemar una Bandera de España durante la representación, en un episodio poco claro que les obligó a permanecer seis meses de exilio en México. También sufrieron varios percances, como la explosión de dos bombas en el chalet que por entonces poseía la pareja en Torrelodones (Madrid).
    En 1975 Ana Belén representó la obra de teatro clásica «Antígona» en el Teatro Reina Victoria de Madrid. Cinco días después del estreno se produjo la primera huelga de actores en reclamación a un día de descanso en los teatros, en la que participó activamente con otros compañeros de profesión como Concha Velasco o Juan Diego y durante la cual fueron detenidas entre otras Tina Sainz y Rocío Dúrcal. Un gran número de actores tomaron el sindicato y se encerraron allí. Víctor Manuel compuso una canción escrita para los actores en la época de la huelga: «Cómicos». Al terminar la huelga, la pareja entró a formar parte del Partido Comunista de España, y militaron en él de forma clandestina durante varios años. Pasados los años, tras su salida del Partido Comunista, Ana Belén y Víctor Manuel han continuado comprometiéndose políticamente, pero no han vuelto a pertenecer a ningún colectivo político.

    En 1975 publica un nuevo LP llamado «De paso», incluyendo canciones de Luis Eduardo Aute, Pablo Milanés y Teddy Bautista entre otros, así como poemas de Fanny Rubio, Nicolás Guillén o Rafael Alberti. Este disco tuvo una mayor repercusión que los anteriores, y fue el primer álbum que alcanzó un cierto éxito, sobre todo por la canción que da título al disco, escrita por Luis Eduardo Aute y que fue su primer gran single. Ese mismo año rueda «Jo, papá» de Jaime de Armiñán, junto a los actores Antonio Ferrandis, Amparo Soler Leal, Fernando Fernán Gómez y Josep María Flotats, entre otros.

    El 13 de noviembre de 1976 Ana Belén es madre de su primer hijo, David San José, y continuó con su carrera cinematográfica, participando en varias películas: «La petición» de Pilar Miró junto a Carmen Maura y Emilio Gutiérrez Caba, «Emilia parada y fonda» de Angelino Fons y «El buscón» de Luciano Berriatúa.

    En 1977 rueda «La oscura historia de la prima Montse» de Jordi Cadena, basada en una obra de Juan Marsé, «La criatura» de Eloy de la Iglesia, junto a Juan Diego y Luis Ciges y «Sonámbulos» de Manuel Gutiérrez Aragón junto a Lola Gaos. En 1978 rueda «Jaque a la dama» de Francisco Rodríguez junto a Concha Velasco y al año siguiente un episodio de «Cuentos eróticos» que dirigió Emma Cohen.
    En 1979 se compromete con algunos compañeros de profesión en la creación del TEC (Teatro Estable Castellano) y participa en el primer montaje de este: «Tío Vania» de Chéjov, dirigido por William Layton. Tras vivir seis meses de exilio en México, desde muy jóvenes Ana Belén y Víctor Manuel tuvieron contacto con los países de América Latina y han mantenido con todos ellos, Argentina, Uruguay, Perú, Paraguay, Colombia, Chile o Venezuela entre otros, una estrecha relación hasta la actualidad.

    Precisamente fue en la década de los setenta cuando comenzaron a realizar sus primeras giras musicales en el extranjero, por países como México o Cuba, donde conocieron a integrantes de la Nueva Trova Cubana como el cantautor Pablo Milanés y al poeta Nicolás Guillén, aunque se mostraron críticos con el gobierno cubano de Fidel Castro.

    Desde entonces y hasta ahora, los discos de Ana Belén se publican siempre en dichos países y sus giras viajan por sus principales ciudades, ya sean en solitario, junto a Víctor Manuel o acompañada de otros artistas como Miguel Ríos o Joan Manuel Serrat. De hecho, América Latina sigue siendo la zona del extranjero donde Víctor y Ana gozan de una mayor fama y repercusión internacional, especialmente gracias a discos como «Mucho más que dos», «Mírame» o «El gusto es nuestro», que tuvieron una igual acogida de ventas que en España. Además, muchas de las canciones de Ana Belén y Víctor Manuel como «La muralla», «Sólo le pido a Dios» (de León Gieco), «La puerta de Alcalá», «Derroche» o «Contamíname» han obtenido muy buenas aceptaciones por parte del público latinoamericano.

    De dichas relaciones con Latinoamérica surgieron otros proyectos profesionales de carácter musical como la grabación de un disco doble, llamado «La paloma del vuelo popular» en 1976, con poemas de Nicolás Guillén musicalizados por Sergio Aschero, Víctor Manuel o Rosa León, entre otros.
    En 1979 Ana Belén protagonizó junto a Maribel Martín, Manuel Alexandre, Paco Rabal, Mary Carrillo, Fernando Fernán Gómez, Charo López y María Luisa Ponte entre otros actores, la serie «Fortunata y Jacinta», basada en la obra de Benito Pérez Galdós y dirigida por Mario Camus. La serie, emitida por Televisión Española, tuvo una importante repercusión tanto de crítica como de público. Se emitió con éxito en países como Francia, Italia, Países Bajos, República Checa, Argentina y en el resto de América Latina.

    En 1982 representa en los escenarios «La hija del aire» de Calderón de la Barca, dirigida por Lluís Pasqual, estrenada en el María Guerrero de Madrid.

    En 1982 rueda «Demonios en el jardín» de Manuel Gutiérrez Aragón, una de sus películas más conocidas; intervienen también Ángela Molina, Encarna Paso e Imanol Arias. Con Mario Camus repitió en «La colmena» en 1982, de Camilo José Cela, compartiendo el plantel actoral con José Luis López Vázquez, Fernando Fernán Gómez, José Sacristán, Paco Rabal, Agustín González y Concha Velasco. Esta película logró el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

    En 1985 interviene en el cine en «Sé infiel y no mires con quien», de Fernando Trueba, con Carmen Maura y Verónica Forqué, y en «Dolores», de José Luis García Sánchez, director con el que trabajó en repetidas ocasiones. En una de esas ocasiones se estrenó una de sus películas más populares: «La Corte de Faraón», de la cual salió un disco con la banda sonora, ya que la artista cantaba varias canciones durante la película, en la que trabajó con Fernando Fernán Gómez, Antonio Banderas y José Luis López Vázquez. Con esta película volvió a recibir una mención especial durante el Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

    Con Camus también rodó «La casa de Bernarda Alba» en 1987, basada en la obra de Federico García Lorca, que también interpretó en el teatro, en la que compartió reparto con actrices como Irene Gutiérrez Caba y Florinda Chico, entre otras. Ese mismo año vuelve a repetir con José Luis García Sánchez, protagonizando «Divinas palabras» de Valle Inclán, junto a Imanol Arias, Aurora Bautista y Paco Rabal entre otros. Con Fernando Colomo hizo «Miss Caribe» en 1988, película con la que obtuvo su primera nominación en la III edición de los Premios Goya como actriz protagonista. También rodó «Rosa rosae» años más tarde junto a la actriz María Barranco en 1992. Al año siguiente de estrenar «Miss Caribe», volvió a estar nominada en la IV edición de los Premios Goya como actriz protagonista por «El vuelo de la paloma» de José Luis García Sánchez, en la cual trabajó con José Sacristán y Juan Luis Galiardo.
    A pesar de sus personales y diferenciadas carreras en solitario, Ana Belén y Víctor Manuel no dejaron de colaborar en espectáculos y discos en común. El ejemplo de ese éxito conjunto está en el año 1978, cuando sale a la luz el disco doble «Para la ternura siempre hay tiempo» con canciones nuevas como «Niña de agua». En realidad se trataba de dos discos, uno de ellos «Para la ternura» de Ana Belén y el otro «Siempre hay tiempo» de Víctor Manuel con canciones como «Sólo pienso en ti» o «El abuelo Vítor» pero en ambos discos aparecen temas cantados a dúo.

    Animada por José Luis García Sánchez, en 1991 Ana Belén debutó como directora de cine con la película «Cómo ser mujer y no morir en el intento», basada en una novela de la escritora Carmen Rico Godoy en la que contó con el protagonismo de Carmen Maura y Antonio Resines. Por esta ópera prima fue nominada en la VI edición de los Premios Goya de la academia del cine español como directora novel.

    En 1992, coincidiendo con la inauguración de la exposición universal de Sevilla, Ana Belén estrena en el teatro Central de la ciudad «La gallarda» de Rafael Alberti, dirigida por su maestro en el teatro Miguel Narros, junto al actor José Sacristán y la soprano Montserrat Caballé.

    Ese año vuelve a rodar con Mario Camus la película «Después del sueño» y además, ese mismo año interpreta «El mercader de Venecia» de Shakespeare en el Teatro Nacional Maria Guerrero, dirigida por José Carlos Plaza, con el que ya había interpretado con gran éxito «Hamlet» en 1989 junto a José Luis Gómez en el mismo teatro. En 1992 también estrena la película «El marido perfecto», una producción internacional en la que trabajó con Tim Roth y Aitana Sánchez-Gijón. Y en 1990 graba junto a la gran estrella del flamenco Camarón de la Isla la canción «Amor de conuco», compuesta por Juan Luis Guerra.
    En 1993 estrena la película basada en la novela «Tirano Banderas» de Valle Inclán, dirigida de nuevo por José Luis García Sánchez con la compañía en el reparto de Juan Diego y Fernando Guillén entre otros. La película fue rodada en Cuba.

    En abril de 1994 junto a Víctor Manuel graba en Gijón uno de los acontecimientos más importantes de la música española; un concierto en directo con las colaboraciones de Joan Manuel Serrat, el actor Juan Echanove, Antonio Flores, Joaquín Sabina, Manolo Tena, Pablo Milanés y Miguel Ríos. El espectáculo, organizado y dirigido por José Carlos Plaza, se produjo durante dos días en el Palacio de los Deportes de la ciudad asturiana y dio lugar a un doble álbum y un DVD titulsdo «Mucho más que dos».

    En 1994 rueda «La pasión turca», escrita y dirigida por Vicente Aranda, sobre la novela homónima del escritor andaluz Antonio Gala. La interpretación de Ana Belén en esta película fue valorada con varios galardones y con una nominación en la IX edición de los Premios Goya de la academia del cine español como actriz protagonista. Rodada fundamentalmente en Estambul, esta película cuenta la historia de una mujer que abandona toda su vida por la pasión sexual y amorosa que siente por un guía turístico turco interpretado por George Corraface. Junto a él también aparecen en el reparto Sílvia Munt, Ramón Madaula y Loles León, y destaca la música de José Nieto, ganador del Premio Goya por la banda sonora.

    Ha sabido compatibilizar desde sus comienzos cine, música, teatro y televisión. En 1995 fue galardonada con la medalla de Oro de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España en honor a su trayectoria como actriz de cine.
    En 1996 rueda, de nuevo con Vicente Aranda, «Libertarias», en la que compartió reparto con Ariadna Gil y Victoria Abril. Ambientada durante la Guerra Civil Española, esta película -rodada gran parte en Aragón- fue un éxito de público y bien recibida por la crítica. De forma casi consecutiva con «Libertarias», Ana Belén rueda «El amor perjudica seriamente la salud», dirigida por Manuel Gómez Pereira; estaba acompañada por Gabino Diego, Juanjo Puigcorbé y Penélope Cruz. La película, que fue un éxito de público y crítica, recorre la peculiar relación de una pareja de enamorados que atraviesa la historia más reciente de nuestro país. Los cuatro actores interpretaron a los mismos personajes de jóvenes y adultos.

    En 1995 Ana Belén estrena en el marco del Teatro romano de Mérida la clásica opereta «La bella Helena» de Jacques Offenbach, adaptada por Vicente Molina Foix y dirigida por José Carlos Plaza. La artista volvería posteriormente al Teatro Romano de Mérida con sus giras musicales y con la obra clásica griega «Fedra» en el año 2007.

    En 1996 y 1997 realiza junto a Víctor Manuel, Miguel Ríos y Joan Manuel Serrat la exitosa gira «El gusto es nuestro», que arrasa en toda España con más de 500.000 espectadores, y que llegó a Latinoamérica. Cuatro grandes nombres de la música española se unieron en un espectáculo -de nuevo dirigido por José Carlos Plaza-, en el que se mezclaron los repertorios de los cuatro artistas. Se cantaron sobre el escenario desde «España camisa blanca de mi esperanza» al «Himno a la alegría», pasando por «Quiero abrazarte tanto» y «Paraules d´amor». El gusto es nuestro fue premiada en los Premios de la Música en el año 1996 en la categoría de mejor gira del año.
    1998 es el año del centenario del poeta Federico García Lorca y Ana quiso conmemorarlo publicando dos discos bajo el título de «Lorquiana» en los que se recogen los poemas y las canciones populares del poeta granadino versionadas por Ana Belén y su equipo musical propio con el que realiza una gira paseando por España un personalísimo espectáculo de recitales, a caballo entre el teatro y la música, dirigido por Lluís Pascual que se estrenó en el teatro Romea de Murcia.

    Ese mismo año rueda para Tele 5 la serie policíaca «Petra Delicado» junto a Santiago Segura, una producción de Andrés Vicente Gómez dirigida por Julio Sánchez Valdés que no obtuvo el éxito esperado.

    En mayo de 2001 publica un disco de canciones inéditas titulado «Peces de ciudad», con once canciones de autores como Joaquín Sabina, Carlos Varela, Víctor Manuel, Fito Páez y Franco De Vita, entre otros. En 2001 realiza además una nueva gira multitudinaria junto a Víctor Manuel, llamada «Dos en la carretera». Con una puesta en escena dirigida de nuevo por José Carlos Plaza, el 21 de septiembre de 2001 consiguen llenar la Plaza de Toros de Las Ventas en Madrid, en un concierto al que acudieron sobre el escenario Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Miguel Ríos, Fito Páez y Pedro Guerra e invitados del mundo de la cultura como Concha Velasco, Nacho Duato, Jesús del Pozo, Cecilia Roth y Antonio Resines, entre otros.

    También en 2001 estrena la película «Antigua vida mía» junto a Cecilia Roth, una coproducción de España y Argentina. Rodada en Buenos Aires y Guatemala, esta película d
    e Héctor Olivera era la adaptación realizada por Ángeles González Sinde de una conocida novela de la escritora Marcela Serrano.

    Su vuelta al teatro se produce en 2002, con la obra «Defensa de dama», dirigida por José Luis Gómez y coprotagonizada por Antonio Valero y Juan José Otegui, en los papeles del marido y el padre del personaje de Ana Belén. Creada en base a testimonios reales de mujeres maltratadas, la obra fue escrita por Joaquín Hinojosa e Isabel Carmona, y tuvo un gran éxito de crítica y público, y se llevó a Estudio 1 con Amparo Larrañaga como protagonista femenina. La obra fue estrenada en el Teatro de La Abadía de Madrid, propiedad del director de la obra José Luis Gómez, y posteriormente inició una gira que recorrió diversas ciudades españolas, donde se representó con gran acogida.

    Su siguiente proyecto fue la gira «Una canción me trajo aquí» junto a Víctor Manuel, que comenzó el 25 de junio de 2005 junto al Acueducto de Segovia. Este espectáculo, con el que recorrieron España y Latinoamérica, repasa los más de 30 años de trayectoria musical de la pareja…

    El 7 de noviembre de 2002 se publica su primera biografía autorizada, llamada «Ana Belén. Biografía de un mito». Retrato de una generación, pensada, ideada y escrita por el periodista de El País Miguel Ángel Villena, que empezó a escribirla con la estrecha colaboración de la artista en 2001 y con la intención de contar no solo la historia personal y profesional de Ana Belén, sino también la trayectoria social que ha vivido España en los últimos años, desde el punto de vista de su generación.
    En noviembre de 2003 edita un nuevo disco: «Viva L’Italia», en el que rinde tributo a la música italiana con canciones de Domenico Modugno, Gino Paoli, Francesco de Gregori, Claudio Baglioni y Mina entre otros.

    En 2003 colabora en la plataforma cultural contra la Guerra de Irak con la ayuda de otros artistas como Juan Diego, Pedro Almodóvar, Jordi Dauder o Pilar Bardem, que salieron junto a miles de personas a la calle en protesta al apoyo del Gobierno de España a dicho conflicto. Su compromiso con ello pasó también por entrar junto a actores como Aitana Sánchez Guijón, Juan Echanove o María Barranco al Congreso de los Diputados con camisetas de protesta mientras el por entonces Presidente del Gobierno José María Aznar, uno de los líderes mundiales que apoyaron a George Bush en la Guerra de Irak, comparecía en el hemiciclo.

    El 18 de febrero de 2003 recibe un homenaje en el Instituto Cervantes de Toulouse por su carrera cinematográfica, al que acudió para realizar varias conferencias y coloquios. En el homenaje, durante una semana se proyectaron algunas de sus películas.

    En junio de 2004 colabora y participa activamente en un concierto realizado en homenaje a los republicanos que sufrieron el impacto de las consecuencias de la Guerra Civil Española. El recital se celebró en la localidad de Rivas Vaciamadrid, llevando como nombre «Recuperando memoria». Ese mismo año colabora en un disco homenaje a Pablo Neruda producido por su marido Víctor Manuel: «Neruda en el corazón».

    Ana Belén fue una de los integrantes de la «Plataforma para el Apoyo de Zapatero», apoyando la candidatura socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para para la presidencia del Gobierno, una plataforma en la que participaron actores, deportistas, cantantes y españoles destacados, entre los que se puede citar a Concha Velasco, Fran Perea, Álvaro de Luna, Joan Manuel Serrat y David Meca, entre otros.
    En 2004 estrena la película «Cosas que hacen que la vida valga» la pena de Manuel Gómez Pereira, escrita por Joaquín Oristrell y Yolanda García Serrano, que le reporta muchos triunfos profesionales. Fue nominada en la XIX edición de los Premios Goya de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España como actriz protagonista.

    En esa película, ganadora del Premio del Público en el Festival de Cine Español de Málaga, compartió protagonismo con Eduard Fernández y en ella interpretan a Hortensia y Jorge, dos personas desencantadas de la vida que se enamoran y deciden iniciar una nueva vida en común. En el reparto también figuran María Pujalte y José Sacristán y la banda sonora de la película incluye canciones originales cantadas por Joan Manuel Serrat, Joaquín Sabina, Pasión Vega y Miguel Ríos.

    El 13 de febrero de 2004 vuelve al teatro con la obra de Gabriel García Márquez «Diatriba de amor contra un hombre sentado», la única pieza teatral del autor, y el primer monólogo de la carrera interpretativa de Ana Belén.

    El 12 de julio de 2007 se estrenó en la inauguración de la LIII edición del Festival de Teatro Clásico de Mérida la tragedia griega Fedra, con versión del dramaturgo Juan Mayorga y bajo la dirección de José Carlos Plaza. La obra, un clásico inmortalizado por Eurípides y Séneca entre otros, batió récords con más de 22.000 espectadores, lo que la convierte en la segunda obra con más público en la historia del festival. Después, la obra emprendió una gira que recaló el 1 de agosto en el Festival Grec de Barcelona.
    En junio de 2007 se le concedió la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes, galardón anual honorífico a toda la trayectoria artística, otorgado por el Consejo de Ministros y entregado en la Catedral de Toledo el 12 de diciembre de 2007, en un solemne acto presidido por los Príncipes de Asturias. Ese mismo año, este premio también se lo concedieron a diversas personalidades del mundo de la cultura como el cantautor Paco Ibáñez, la actriz Nati Mistral, el cineasta Bernardo Bertolucci, el torero Enrique Ponce, el cocinero Ferran Adriá o la presentadora y actriz Cayetana Guillén Cuervo.