YO, TAMBIÉN

    19
    Titulo original: Yo, también
    Año: 2009
    País: España
    Duración: 103 min.
    Dirección: Álvaro Pastor y Antonio Naharro
    Guión: Álvaro Pastor y Antonio Naharro
    Música: Guille Milkyway

    Intérpretes

    Pablo Pineda, Lola Dueñas, Antonio Naharro, Isabel García Lorca, Pedro Alvárez Ossorio, Consuelo Trujillo, Daniel Parejo, Lourdes Naharro, Catalina Lladó, María Bravo, Joaquín Perles, Teresa Arbolí, Susana Monje, Ramiro Alonso, Ana Peregrina, Ana De los Riscos, Pepe Quero, Roma Calderón y Tania Román

    Premios

    Concha de Plata al Mejor Actor (Pablo Pineda) y Concha de Plata a la Mejor Actriz (Lola Dueñas) en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián. Goya a la Mejor Actriz Protagonista (Lola Dueñas) y a la Mejor Canción Original (“Yo también”). Nominada al Goya al Mejor Actor Revelación (Pablo Pineda) y a la Mejor Dirección Novel.

    Sinopsis

    Daniel, un joven sevillano de 34 años, es el primer europeo con síndrome de Down que ha obtenido un título universitario. Comienza su vida laboral en la administración pública donde conoce a Laura, una compañera de trabajo de oscuro pasado. Ambos inician una relación de amistad que pronto llama la atención de su entorno laboral y familiar. Esta relación se convierte en un problema para Laura cuando Daniel se enamora de ella. Sin embargo esta mujer solitaria que rechaza las normas encontrará en él la amistad y el amor que nunca recibió a lo largo de su vida. A la vez, en el centro de servicios sociales en el que trabajan, otras dos personas jóvenes con síndrome de Down, se enamoran y huyen juntos, lo que provoca una pequeña crisis en el centro laboral.

    Comentario

    Un ejercicio tan aventurado, como es este de retratar las frustraciones más íntimas de Daniel, sólo puede alcanzar el éxito si se parte del conocimiento perfecto de la materia. Y ese es el primer logro de la película, que transmite veracidad; y paralelamente, por qué ocultarlo, transmite también la inquietante sensación de que estamos apenas ante la versión más amable de una cruda evidencia: la invisibilidad de un grupo de personas que claman por sus necesidades afectivas. “Yo, también” tiene el mérito de implicar a cualquier espectador, desde el más distante al más comprometido con el tema. La película trata de atraer al primero con sobriedad para finalmente ponerle frente a una verdad, tal vez lejana para él, pero cotidiana, real. Alvaro Pastor y Antonio Naharro no están reclamando compasión, no serviría de nada; sólo requieren comprensión... y un poco de cercanía. Por encima del dolor (que lo hay) y de la zozobra, que se palpa y se vive cada día, en esta apasionada y apasionante historia se impone la vitalidad y la alegría de unos seres humanos diferentes no tanto en el fondo como en la forma. Verlos de cerca, tal y como son, es la mejor manera de apreciar sus capacidades, que son muchas. En el caso de Pablo Pineda, se nos dirá, muchísimas. Y es verdad. El es excepcional, sin duda; y maravilloso, el trabajo que saca adelante; sus magníficas escenas con Lola Dueñas son fruto de esa excepcionalidad. Y también de la sensibilidad de una gran actriz, en perfecta sintonía con una pareja especial y desde luego única.