YO SOY EL AMOR

    16
    Titulo original: Io sono l'amore
    Año: 2009
    País: Italia
    Duración: 120 mn
    Dirección: Luca Guadagnino
    Guión: Luca Guadagnino, Barbara Alberti, Ivan Cotroneo y Walter Fasano, basado en un argumento de Luca Guadagnino
    Música: John Adams

    Intérpretes

    Tilda Swinton, Flavio Parenti, Edoardo Gabbriellini, Alba Rohrwacher, Pippo Delbono, Diane Fleri, Maria Paiato, Marisa Berenson, Waris Ahluwalia, Gabriele Ferzetti, Martina Codecasa y Mattia Zaccaro.

    Sinopsis

    La casa de los Recchi es un edificio coherente con la alta burguesía industrial que la habita entre espejos, flores, dinero y frialdad. Es Navidad y Emma (Tilda Swinton) y Tancredi (Pippo Delbono), sus hijos: Edoardo (Flavio Parenti), Gianluca (Mattia Zaccaro) y Elisabetta (Alba Rohrwacher), los parientes, amigos, abuelos, celebran, entre las referencias a las generaciones anteriores y a las futuras, entre las estancias y los corredores, los jardines nevados, las grandes cocinas de Villa Recchi, el traspaso de funciones en el liderazgo de la empresa y la búsqueda de la consolidación de los papeles dentro del esquema de la clase a la que pertenecen. Tanto Emma, la dueña de la casa, de origen ruso y que con los años se ha mimetizado con la familia de su marido, como Antonio Biscaglia (Edoardo Gabbriellini), amigo de su hijo Edoardo, un joven cocinero poco amigo del compromiso y que concentra sus emociones en los platos que no le acepta su padre para el restaurante de la familia, son dos criaturas inorgánicas para los universos en los que gravitan. La pasión que los lleva a colisionar destroza todos los vínculos y los pone en contacto directo con la naturaleza, de la que Antonio extrae la vida para sus creaciones, y de la cual Emma se había alejado para construir su identidad. El precio que tendrá que pagar es muy alto, y sólo habrá una posibilidad de redención: el amor.

    Comentario

    Un conmovedor melodrama que firma el director de cine y de teatro, guionista y productor, Luca Guadagnino (Palermo, 1971), que protagoniza Tilda Swinton con la que el director ya había hecho “Tilda Swinton: The Love Factory”, en la que el rodaba mientras ella conversaba libremente acerca del amor. Fue Tilda la que propuso al director hacer esta película. El lenguaje de los personajes es el de la alta burguesía, que habita en el silencio de las palabras, donde la voz de las mujeres se mantiene en segundo plano. Pero son precisamente las dos mujeres de la familia protagonista, las que subvierten la posición invisible en la que a menudo se ven relegadas.