YAKUZA

    201
    Titulo original: The Yakuza
    Año: 1975
    País: EE.UU. - Japón
    Duración: 123 min.
    Dirección: Sydney Pollack
    Guión: Paul Schrader y Robert Towne
    Música: Dave Grusin

    Intérpretes

    Robert Mitchum, Ken Takakura, Brian Keith, Herb Edelman, Richard Jordan, Keiko Kishi, Eiji Okada, James Shigeta, Kyosuke Mashida, Christina Kokubo, Eiji Go, Lee Chirillo, M. Hisaka y William Ross.

    Sinopsis

    Un ex combatiente de la II Guerra Mundial llamado Harry Kilmer (Robert Mitchum), que formó parte de las tropas de ocupación estadounidenses en Japón tras la guerra, viaja inmediatamente a aquel país cuando su íntimo amigo George Tañer (Brian Keith) le pide ayuda para salvar la vida de su hija, que ha sido secuestrada. Al llegar al país nipón, Kilmer descubre que la muchacha está en manos de la Yakuza, una milenaria sociedad secreta del Japón, que tiene su origen en los samuráis y que ahora es una mafia dedicada a los negocios ilegales. Kilmer sabe que se enfrenta a un enemigo cruel, capaz de asesinar a sangre fría, por lo que decide acudir a Tanaka (Ken Takakura), un viejo enemigo y ahora influyente gangster nipón. En Japón Kilmer se reencuentra con su pasado pero también con un antiguo amor imposible.

    Comentario

    Yakuza es el término que se emplea para denominar a la mafia japonesa. Su origen se remonta a los samurais de quienes conserva un estricto y brutal código de honor. Sydney Pollack (“Tal como éramos”, “Memorias de África”, “La tapadera”), dirigió esta película, inspirada en las actividades de éstos peligrosos clanes. Un thriller muy elaborado en donde Sydney Pollack entremezcló la habitual historia policiaca a la manera occidental, con la estética de los thrillers japoneses, muy cerrados y llenos de claves. La película alterna momentos de gran intimismo y otros de manifiesta espectacularidad a través de la historia de un investigador norteamericano que se traslada al Japón para colaborar junto a un ex Yakuza nipón en la búsqueda de la hija de un magnate norteamericano secuestrada por una mafia japonesa. El guión está escrito entre Robert Towne y el también director Paul Schrader. Destaca sobre todo la magnífica interpretación de Robert Mitchum, que recrea con elegancia y estilo el típico detective perdedor que ya ha llevado a la pantalla varias veces desde ópticas muy diferentes.