YA NO PUEDO ESPERAR

    32
    Titulo original: Can’t hardly wait
    Año: 1998
    País: EE.UU.
    Duración: 100 min.
    Dirección: Harry Elfont y Deborah Kaplan
    Guión: Deborah Kaplan y Harry Elfont
    Música: David Kitay y Matthew Sweet. Temas musicales: “Graduate”, interpretado por Third Eye Blind; “How’s It Going To Be”, interpretado por Third Eye Blind; “Semi-Charmed Life”, interpretado por Third Eye Blind; “London”, interpretado por Third Eye Blind; “Can’t Hardly Wait”, interpretado por The Remplacements; “Mandy”, interpretado por Barry Manilow; “Paradise City”, interpretado por Guns’n’ Roses; “I Walked In”, interpretado por Brougham; “Caress Me Down”, interpretado por Sublime; “Romeo & Juliet”, interpretado por Dire Straits; “6 Underground”, interpretado por The Sneaker Pimps; “Dammit”, interpretado por Blink 182; “Only You”, interpretado por Yaz; y “It’s Tricky”, interpretado por Run-DMC.

    Intérpretes

    Jennifer Love Hewitt, Ethan Embry, Charlie Korsmo, Lauren Ambrose, Peter Facinelli, Seth Green, Michelle Brookhurst, Alexander Martin, Erik Palladino, Channon Roe, Sean Patrick Thomas, Freddy Rodríguez, Joel Michaely, Jay Paulson, Brian Hall, Brandon Williams, Bobby Jacoby, Johnny Zander, Donald Adeosun Faison, Alaa Khaled, Jaime Pressly, Tamala Jones, Jennifer Lyons, Seth Peterson, Angelo Vacco, Nick Paulos, Chris Owen, Vicellous Shannon, Victor Togunde y Monica McSwain.

    Sinopsis

    Una vez superada la ceremonia de graduación en el instituto, llega la hora de las fiestas, donde todo puede ocurrir. El aspirante a escritor Preston Meyers (Ethan Embry) está enamorado de Amanda Beckett (Jennifer Love Hewitt) desde la primera vez que la vio, un amor que se ha ido intensificando durante los cuatro años que han compartido la misma escuela. Preston está decidido a declararse en la fiesta de fin de curso, que la considera como su última oportunidad antes de irse a la Universidad de Boston, y el momento más adecuado ahora que ella acaba romper con su novio. Sin embargo las cosas no resultan tan fáciles como él esperaba y todo se le complica cada vez más.

    Comentario

    La gran fiesta de graduación, la despedida de los estudios que preceden al ingreso en la Universidad, es la excusa elegida por Harry Elfont, Deborah Kaplan para desarrollar esta comedia. Se trata de un momento especial largamente esperado por todos los estudiantes, en el que concluyen numerosas historias, y que sirve perfectamente en esta ocasión para dar reflejo de las inquietudes, ilusiones y amores de un grupo de jóvenes norteamericanos. Eso sí, desde una perspectiva algo más seria que los largometrajes más recientes de Hollywood sobre adolescentes, buscando emular lo que “El club de los cinco” supuso en la década de los ochenta.