Y LA VIDA CONTINÚA

    11
    Titulo original: Zendegi Edame Darad / Zendegi Va Digar Hich / And Life Goes On
    Año: 1991
    País: Irán
    Duración: 91 min.
    Dirección: Abbas Kiarostami
    Guión: Abbas Kiarostami
    Música: Popular iraní

    Intérpretes

    Farhad Kheradmand, Buba Bayour, Hocine Rifahi, Ferhendeh Feydi, Mahrem Feydi, Bahrovz Aydini, Ziya Babai, Mohamed Hocinerouhi, Hocine Khadem, Maassouma Berouana, Mohamed Reda Berouana, Chahrbanov Chefahi, Youssef Branki, Chahine Ayzen, Mohamed Bezdani, Ferhed Kadimi, Maha Bano Chikfouad, Kalsim Sada y Fartkiss Darabi.

    Premios

    Premio a la Mejor Película de la Sección Certain Regard del Festival Internacional de Cannes.

    Sinopsis

    En el momento en el que Brasil marcó un gol contra Escocia en el mundial de Italia (1990), la tierra comenzó a moverse. Es la forma en la que los habitantes del valle de Koker, situado en el norte de Irán, explican el momento en el que un terremoto hizo temblar su región. Tras el terrible terremoto que sacudió el norte de Irán en 1990, un padre, director de cine, y un hijo deciden atravesar zonas destrozadas donde la necesidad de seguir viviendo es tan clara y precisa, para descubrir el destino de los dos jóvenes actores de la película «¿Dónde está la casa de mi amigo?”. Ya en la ciudad, los dos visitantes, descubren asombrados que pese al desastre, los supervivientes continúan su vida llenos de esperanza.

    Comentario

    Tres años después de filmar “¿Dónde queda la casa de mi amigo?”, del iraní Abbas Kiarostami, un terremoto destrozó Koker, donde se había rodado. El director de aquella película (aquí un director que representa a Kiarostami) viaja con su hijo a esa zona para encontrar a los niños que actuaron en la película. “Y la vida continúa”, galardonada en Cannes con el premio a la mejor película en la Sección Certain Regard, es el segundo film de la trilogía de Koker, nombre de la zona devastada por un terremoto en 1991. Años después Kiarostami hará la tercera parte (“A través de los olivos”) sobre el rodaje de ésta e incorporando una historia de amor. “Y la vida continúa” retoma de otra manera el mismo asunto que “¿Dónde está la casa de mi amigo?”, esta vez, alguien busca a sus amigos después de un terremoto que asoló la región. La aventura ya no es para niños, ahora es el director quien va preguntando a todo el que se cruza en su camino a Koker cómo se salvó del terremoto. Avanza hasta el final mediante el mecanismo de pregunta-respuesta. Algunos la han considerado una gran entrevista, más que una película. Toda la información que se suministra al espectador se le suministra de esta manera. O bien el niño pregunta al padre y éste responde, o bien el padre pregunta a cualquier persona que se encuentre por el camino. Una escena, donde un joven campesino habla de su decisión de casarse en medio de tanta muerte, sería luego el núcleo de un film “A través de los olivos”.