Y DIOS CREÓ A LA MUJER / Y DIOS CREÓ LA MUJER (1956)

    120
    Titulo original: Et Dieu créa la femme
    Año: 1965
    Fecha de estreno en España: 11-04-1971
    País: Francia - Italia
    Duración: 92 min.
    Dirección: Roger Vadim
    Guión: Roger Vadim y Raoul Lévy
    Música: Paul Misraki. Temas musicales: "Dis-moi Quelque Chose de Gentil", interpretado por Solange Berry.

    Intérpretes

    Brigitte Bardot, Curd Jürgens, Jean-Louis Trintignant, Jane Marken, Jean Tissier, Isabelle Corey, Jacqueline Ventura, Jacques Ciron, Paul Faivre, Jany Mourey, Philippe Grenier, Jean Lefebvre, Leopoldo Francés, Marie Glory, Georges Poujouly, Christian Marquand, André Toscano, Roger Vadim, Lucien Callamand, Jadir de Castro, Guy Henry, Raoul Lévy, Carlos Valdes y Claude Véga.

    Sinopsis

    En St. Tropez, Juliette Hardy (Brigitte Bardot) es una chica huérfana de dieciocho años, sexualmente muy precoz y activa es adoptada por una familia con tres actrivos hijos, que mantiene turbias relaciones con hombres mucho mayores que ella. Eric Carradine (Curd Jürgens), un hombre rico y maduro, se siente muy atraído por Juliette. Pero ella está enamorada de Antoine Tardieu (Christian Marquand), un joven que trabaja en Toulon y es el hijo mayor de una familia humilde que posee un pequeño astillero. El problema es que Antoine sólo quiere tener una breve aventura con ella. Cuando los padres adoptivos de Juliette deciden, en vista de la mala reputación de la chica, que vuelva al orfanato, el hermano de Antoine, Michel Tardieu (Jean-Louis Trintignant), un joven tímido, le propone casarse, y ella acepta y comienza a amarlo. Pero cuando la familia Tardieu decide vender el astillero a Eric, Antoine vuelve a Saint-Tropez y renace la pasión de Juliette por él.

    Comentario

    Drama romántico, ópera prima de Roger Vadim, que fabricó el mito de BB (Brigitte Bardot). Lo malo es que cuando acabó el rodaje, la actriz se había divorciado de Vadim y se había enamorado de Jean-Louis Trintignant, el protagonista masculino del filme. En el filme, Brigitte Bardot brilla con todo el esplendor de su juventud interpretando a una jovencia desinhibida, ingenua y precoz, en un filme luminoso y melodramático, escandaloso en su momento por la insinuación de desnudos de la actriz (hoy tremendamente pudoroso), y por su comportamiento promiscuo, ambientado en Saint-Tropez y otros escenarios de la Costa Azul francesa.