VIVIR RODANDO

    Titulo original: Living in Oblivion
    Año: 1995
    País: EE.UU.
    Duración: 86 min.
    Dirección: Tom DiCillo.
    Guión: Tom DiCillo.
    Música: Jim Farmer.

    Intérpretes

    Steve Buscemi, Catherine Keener, Dermot Mulroney, Danielle von Zerneck, James LeGros, Rica Martens, Peter Dinklage, Kevin Corrigan, Hilary Gilford, Robert Wightman, Tom Jarmusch, Michael Griffiths, Matthew Grace, Ryan Bowker, Francesca DiMauro, Norman Field, Lori Tan Chinn, Vincenzo Amelia y Laurel Thornby.

    Sinopsis

    El rodaje de una película independiente de bajo presupuesto comprende tres historias, dos sueños y una de verdad. La primera nos sitúa en el plató, con todos preparados para rodar la escena en la que “Nicole Springer” (Catherine Keener), la prometedora actriz sensible, habla con su madre. Todo empieza a salir mal: El micrófono se ve, falla el sonido, se rompe un foco, las actrices olvidan su papel, el cámara, «Lobo» (Dermot Mulroney), se equivoca hasta que al final suena una alarma de reloj en la escena. Entonces el director que se cree genial, Nick Reve (Steve Buscemi), se vuelve loco y empieza a romper todo lo que ve para dar con el reloj. Por suerte, todo había sido un sueño. Después vemos como Catherine Keener, la prometedora actriz, se ha acostado con James Legros, el actor principal que en la ficción es “Chad Palomino”, dejándola claro (el a ella) que solo había sido rollo de una noche. Cuando llegan a plató, toca rodar la escena en la que ella (“Nicole Springer”) se declara a él (“Chad Palomino”). Pero el actor empieza a improvisar y a no respetar las marcas que le ponen, pero siempre alabando al director. James Legros, aprovechando un descanso, termina insultando a Catherine Keener entre bastidores. Ella lo escucha por casualidad, mientras está oyendo la prueba de grabación hecha anteriormente. Al volver a rodar la escena, ella empieza a «improvisar» y a decir «Sabes, nunca aprecié tu trabajo, me pareces un gilipollas integral que está en esta película porque se cree famoso pero que lo único que sabe hacer es acostarse conmigo y mal, por cierto».Ante esta contestación, el actor pierde los nervios y empieza a insultar al director («tus películas me parecen una mierda, sólo estoy aquí porque mi agente me recomendó que hiciera algo independiente»), que ya totalmente rabioso se lanza a por él y empiezan a pelear en la cama de atrezzo. Al final el actor se va y el director decide hablarle a Keener, a la que acaba por confesarle su amor total y absoluto. Pero en ese momento se despierta ella, y comienza la esc

    Comentario

    Escrita y dirigida por Tom DiCillo (Monk, Doble contratiempo, Una rubia auténtica, Johnny Suede), Vivir rodando, su segundo largometraje, es una película dentro de una película, con repeticiones de tomas y encuadres que son una demostración de dominio del lenguaje cinematográfico. Vivir rodando recuerda a las comedias de enredo clásicas, en las que los actores tienen su adecuada participación y su obligada escena de lucimiento. Para ello, DiCillo emplea de un modo muy original tanto el blanco y negro como el color. La historia, premio al mejor guión en el Festival de Sundance, nos muestra el día a día de un rodaje y corrobora la máxima de que lo que pasa detrás de la cámara es siempre mucho más interesante que lo que pasa delante de ella. Entre sus intérpretes cabe destacar a Steve Buscemi, (Pulp fiction, Fargo, El señor de los anillos) que ha dirigido Trees Lounge (Una última copa); Catherine Keener (Como ser John Malkovich, Una rubia auténtica) y James LeGros (la teleserie Ally McBeal, Phantasma II, Drugstore cowboy).