VIVIR DE PIE. LAS GUERRAS DE CIPRIANO MERA

    7
    Titulo original: Vivir de pie. Las guerras de Cipriano Mera
    Año: 2009
    País: España
    Duración: 124 min.
    Dirección: Valenti Figueres
    Guión: Valenti Figueres y Helena Sánchez
    Música: Ian Briton

    Sinopsis

    La vida para Cipriano ya había empezado como una batalla antes de decidir por qué quería luchar. Cipriano Mera (1897 Tetuán de las Victorias-1975 París) a principios del siglo XX era trapero, analfabeto y cazaba en El Pardo para poder comer. En el Madrid de 1910 se hizo albañil para mejorar su desesperada situación económica. Inmediatamente se sindicó en la asociación «El Trabajo» de la UGT de Largo Caballero, ya empezaba a dirigir sus esfuerzos a la lucha colectiva, Pero fue a partir de 1917 cuando tomó contacto con los grupos de afinidad anarquistas que le cautivaron definitivamente. Luchó contra la Dictadura de Primo de Rivera y la prisión fue su maestra: aprendió a leer y escribir con 23 años. La CNT, entonces clandestina, será su primer gran amor junto con Teresa, su compañera fiel. El primer hijo de la pareja murió de pobreza; el amor no era suficiente. En su tiempo libre actúa en el teatro social de los ateneos para campañas de solidaridad con los presos: «Juan José» y «El Alcalde de Zalamea» le emocionaron y cuentan que fue en un actor entregado. Entre el 17 y el 19 de julio del 36 se sublevaron los militares. Mera, residente asiduo en la Modelo por ser el presidente del sindicato en la Huelga de la Construcción, fue liberado el 19 de Julio justo a tiempo para participar en la liberación de Madrid, Alcalá, Guadalajara y Cuenca. Después dirigió la defensa del Agua de Madrid en Somosierra. Su fama de hombre de acción y buen estratega se acrecienta con la legendaria escapada de la Sierra de Gredos en donde logra salvar a las columnas cercadas por las tropas moras, atravesando las montañas en una noche de lluvia. En noviembre del 36 es Cipriano quien pone freno a la huida del Gobierno de Madrid. Les detiene en Tarancón y él, con 1.000 de sus hombres, se dirige «a morir por la Defensa de Madrid» en sus horas más trágicas. La noche del 6-7 de noviembre Miaja lo asigna a la Zona de la Ciudad Universitaria-Puente de San Fernando: es el objetivo de Franco. Cipriano detiene el avance el día 8 con un contraataque hacia la Casa de Campo. Se revela como un hombre de integridad y valor incuestionables que no teme morir. Se enfrentará sucesivamente a Lister, al Campesino y a Modesto. Es mítica la liberación de la capitana Mika Etchevere a quien logra salvar personalmente de una cheka comunista con dos camiones de milicianos y un puñado de granadas de mano. Propulsado por Miaja e Indalecio Prieto a Teniente Coronel de! IV Cuerpo del Ejército del Centro, dirigirá a más de 65.000 hombres y mujeres: 4 divisiones en un frente que va desde Somosierra a los Montes Universales de Cuenca. Ante la pérdida de Cataluña y la imposibilidad de seguir la guerra participa en el Consejo Nacional de Defensa de Casado y Miaja, con todos las fuerzas políticas, para obtener un final honroso, pero Franco tiene sed de sangre, Cipriano se pondrá al frente para detener la sublevación comunista en Madrid del ó al 12 de Marzo. El día 29 e! suyo es el último frente de la guerra. Negrín, la Pasionaria, Lister, Modesto, el Campes¡no y Carrillo ya han huido desde hace un mes a Francia Largo Caballero felicita a Mera por su resistencia pero desde el exilio. Desde Valencia huye a Orán y se ve inmerso en un exilio azaroso entre campos de concentración y desiertos del Norte de África. Es capturado por los colaboracionistas de Vichy en Casablanca en 1942 cuando subía a un barco hacia México y entregado a Franco atado de pies y monos. Cipriano, en el corredor de la muerte de la prisión de Portier, no desfallece y se dedica a escribir antes de morir los 3 volúmenes de sus «Cuadernos del Norte de África» descubiertos ahora por primera vez. Las protestas de medio mundo y el respeto que le tienen muchos de los generales de Franco le salvan a cambio de 30 años de presidio. Por supuesto intenta huir pero esta vez no lo consigue. Pese a todo, Franco no se atreverá a matarle y lo indulta en 1946. cuando Hitler y Mussolini ya han muerto. En 1947 huye de España por los Pirineos con una misión: conseguir la unidad rota de la CNT en el exilio. La ironía del destino le hará morir en París 20 días antes que Franco y será en su entierro donde se vea a la CNT unida por última vez. Acudirán filósofos como Agustín García Calvo, Simón de Beauvoir, Sartre, el presidente Tarradellas, el presidente de la II República en el Exilio, cadenas de TV como la BBC,… Cipriano fue traicionado, encarcelado, condenado y abandonado, pero siempre fue respetado. Está enterrado en una tumba sin lápida ni cruz.

    Comentario

    Un documental sobre Cipriano Mera, anarcosindicalista y combatiente en la guerra civil, explorando sus ideales y hechos que hicieron de su vida una gran aventura de la utopía, protagonista privilegiado de un intenso viaje de la Historia. Es la historia de un hombre libre que se negó a elegir entre vivir de rodillas o morir de pie; pero no estuvo solo. Junto a él, todos aquellos que enarbolaron las banderas de "la Idea". A todos ellos que lucharon sincera y energicamente, les atrapó la esperanza en "un Mundo Nuevo".