VIVE Y DEJA MORIR (1973)

    19
    Titulo original: Live and Let Die
    Año: 1973
    País: Gran Bretaña
    Duración: 121 min.
    Dirección: Guy Hamilton
    Guión: Tom Mankiewicz, inspirado la novela creada por Ian Fleming
    Música: George Martin Temas musicales: “Live and Let Die”, interpretado por Paul McCartney; “Just A Closer Walk With Thee”; “New Second Line”; “Live and Let Die”, interpretado por Brenda Arnau; y “James Bond Theme”.

    Intérpretes

    Roger Moore, Yaphet Kotto, Jane Seymour, Clifton James, Julius Harris, Geoffrey Holder, David Hedison, Gloria Hendry, Bernard Lee, Lois Maxwell, Tommy Lane, Earl Jolly Brown, Roy Stewart, Lon Satton, Arnold Williams, Ruth Kempf, Joie Chitwood, Madeline Smith, Michael Ebbin, Kubi Chaza, Brenda Arnau, Alvin Alcorn, Lewis Alexander, Irvin Allen, Robert Dix, James Drake, Dennis Edwards, Stocker Fontelieu, Keith Forte, Lance Gordon, Stephen Hendrickson, Leroy E. Hollis, Dan Jackson, Robert La Bassiere, Aileen Lewis, Louis Mahoney, Della McCrae, Olympia Brass Band of New Orleans, Shane Rimmer, Corinne Skinner-Carter, Marc Smith, Don Topping, Nikki Van der Zyl, Gabor Vernon y Sylvia Kuumba Williams.

    Premios

    Nominada al Oscar a la Mejor Canción ("Live and Let Die").

    Sinopsis

    En sólo veinticuatro horas, tres agentes del servicio secreto británico que investigaban una red de tráfico de drogas aparecen asesinados en extrañas circunstancias. Todas las pistas conducen a Mister Big y a un diplomático de una pequeña nación caribeña llamado Kananga que es también un criminal que planea saturar los Estados Unidos con toneladas de heroína gratuita. El agente 007, James Bond, es enviado a Nueva York para investigar al enigmático personaje y detener el plan…

    Comentario

    Tercera película oficial -las producidas por Eon- del agente británico creado por Ian Fleming y primera ocasión en la que Roger Moore interpreta a James Bond. Producida por Albert R. Broccoli y Harry Saltzman, "Vive y deja morir" es la tercera película de la serie dirigida por Guy Hamilton. Los productores querían que Sean Connery volviera a dar vida a Bond -después de su interpretación en "Diamantes para la eternidad"- pero, ante la negativa del actor británico, tuvieron que buscar a un sustituto.