VIVE COMO QUIERAS

    Titulo original: You Can't Take It With You
    Año: 1938
    País: EE.UU.
    Duración: 126 min.
    Dirección: Frank Capra.
    Guión: Robert Riskin, basado en la obra de teatro de George S. Kaufman y Moss Hart.
    Música: Dimitri Tiomkin.

    Intérpretes

    James Stewart, Jean Arthur, Lionel Barrymore, Edward Arnold, Mischa Auer, Ann Miller, Spring Byington, Samuel S. Hinds, Donald Meek, H.B. Warner, Halliwell Hobbes, Dub Taylor, Mary Forbes, Lillian Yarbo, Eddie Anderson, Clarence Wilson, Josef Swickard, Ann Doran, Christian Rub, Bodil Rosing, Charles Lane, Harry Davenport, Jimmy Anderson e Irving Bacon.

    Sinopsis

    Los Vanderhof son una familia numerosa, un tanto excéntrica, que viven bajo el mando del abuelo (Lionel Barrymore), un hombre que se retiró de los negocios hace años pensando que ya tenía suficiente dinero ahorrado como para poder vivir sin trabajar. Su hija, Penny (Spring Byington), se hace primero pintora y después se ocupa de escribir dramas, mientras que su marido invierte sus horas libres en preparar fuegos artificiales. La hija de ambos estudió ballet con un maestro ruso de extraña procedencia, que primero fue boxeador, y su marido ha descubierto que el instrumento más musical es el xilofón. Alice (Jean Arthur), la más cuerda de las nietas, trabaja como secretaria de Tony Kirby (James Stewart), de quién está enamorada. Un día Tony, en compañía de sus acaudalados padres, acude a cenar a casa de Alice. Al entrar se quedan sorprendidos de la extraña forma de vivir que tiene la familia, pero su sorpresa alcanza el grado máximo cuando la residencia de los Vanderhof es asaltada por la policía. Todos sus miembros son encarcelados, incluso los padres de Tony, acusados de actividades anarquistas. Aunque todo se aclara favorablemente después, Alice y Tony rompen sus relaciones, pero el padre de Tony, Anthony P. Kirby (Edward Arnold), quiere ampliar sus fábricas y necesita el solar donde está levantada la casa de los Vanderhof para demoler el edificio.

    Comentario

    Una de las comedias más conocidas del cine norteamericano de los años 30, que arremete contra la agresiva avaricia capitalista y propone la defensa del libre albedrío, con la que Frank Capra hacía suyo el New Deal del Presidente Rooswelt. En Nueva York, la joven Alice, miembro de la tribu Vanderhof, una feliz, libre y excéntrica familia que vive al margen de cualquier reglamentación social, se enamora de un joven hijo de un capitalista bastante odioso.