VESTIDA PARA UN ASESINATO

    Titulo original: Dressed to Kill
    Año: 1946
    País: EE.UU.
    Duración: 72 min.
    Dirección: Roy William Neill
    Guión: Leonard Lee, basado en la novela de Arthur Conan Doyle, adaptada por Frank Gruber.
    Música: Richard Hageman, William Lava, Charles Previn, Hans J. Salter, Paul Sawtell y Frank Skinner. Tema musical de Jack Brooks.

    Intérpretes

    Basil Rathbone, Nigel Bruce, Patricia Morison, Frederick Worlock, Edmund Breon, Carl Harbord, Patricia Cameron, Holmes Herbert, Harry Cording, Leyland Hodgson, Mary Gordon, Ian Wolfe, Frank Baker, Guy Bellis, Wilson Benge, Marjorie Bennett, Ted Billings, Lillian Bronson, Tom Dillon, Topsy Glyn, Charlie Hall, Olaf Hytten y Delos Jewkes.

    Sinopsis

    Tres cajas musicales idénticas fabricadas por un interno en la prisión de Dartmoor se venden a tres coleccionistas al azar en una casa de subasta en Londres. Sin embargo, en ellas están las claves puestas por un ladrón para localizar el botín robado a un banco. Una mujer llamada Hilda Courtney (Patricia Morison) y sus cómplices procurarán recuperar las cajas musicales usando todos los medios posibles, incluso asesinato. Un viejo compañero de clase del doctor Watson, Julian Stinky Emery (Edmund Breon), compra una de las cajas. Tras pasar una tarde en compañía de Sherlock Holmes (Basil Rathbone) y el doctor Watson (Nigel Bruce), Emery es asesinado para robarle la caja musical que acababa de comprar. Holmes y Watson investigan y descubren que en las cajas está la clave para encontra un tesoro robado. Él y Watson deberán adelantarse a los ladrones para recuperar las cajas restantes.

    Comentario

    La última de la serie de catorce películas de Sherlock Holmes, protagonizada por Basil Rathbone. En Vestida para un asesinato, el famoso detective y su fiel compañero, el doctor Watson, deberán resolver un nuevo caso relacionado con un dinero robado en el Banco de Inglaterra cuando investigan el misterioso robo de una caja de música. Holmes deberá poner en práctica sus habilidades musicales para encontrar el mensaje secreto tras una inocente melodía australiana. Un Watson más tonto de lo común aporta, sin quererlo, las pistas esenciales para la resolución del caso