VÉRTIGO (DE ENTRE LOS MUERTOS) (1958)

    Titulo original: Vertigo
    Año: 1958
    País: EE.UU.
    Duración: 129 min.
    Dirección: Alfred Hitchcock
    Guión: Samuel A. Taylor y Alec Coppel según la novela "De entre los muertos", de Pierre Boileau y Thomas Narcejac.
    Música:

    Bernard Herrmann.


    Intérpretes

    James Stewart, Kim Novak, Barbara Bel Geddes, Tom Helmore, Henry Jones, Raymond Bailey, Ellen Corby, Konstantin Shayane, Lee Patrick, Isabel Analla, Jack Ano, John Benson, Margaret Brayton, Paul Bryar, Roxann Delman, Mollie Dodd, Carlo Dotto, Bess Flowers, Joanne Genthon, Don Giovanni, Roland Gotti, Fred Graham, Buck Harrington, Alfred Hitchcock, June Jocelyn, Miliza Milo, Julian Petruzzi y William Remick.

    Premios

    Oscar: Nominada al Oscar a la Mejor Dirección Artística y al Mejor Sonido.
    Festival Internacional de Cine de San Sebastián: Concha de Plata del Festival Internacional y Premio Zulueta al Mejor Actor (James Stewart).


    Sinopsis

    Durante la persecución de un delincuente por los tejados de los edificios de una gran ciudad, el detective Scottie Fergusson (James Stewart), cae y queda suspendido de una cornisa sobre el vacío; al intentar socorrerle un agente muere al precipitarse al vacío. Atormentado por el recuerdo del incidente, Scottie abandona la policía pero permanece prisionero de su acrofagia. Algún tiempo después, Gavin Elster (Tom Helmore), antiguo compañero de la policía, le telefonea para pedirle que vigile a su mujer Madeleine (Kim Novak), cuyo extraño comportamiento le hace temer un suicidio. Madeleine, en efecto, es víctima de extrañas fijaciones y se cree la reencarnación de Carlotta Valdés, una bisabuela suya. Scottie la sigue en su extraño vagabundear, la salva cuando intenta ahogarse y se enamora perdidamente de ella, olvidándose de su prometida Midge (Barbara Bel Geddes). Un día Madeleine huye y corre al campanario de una antigua iglesia española. Scottie trata de detenerla, luchando contra el vértigo, pero solo consigue verla caer al vacío. Pasa el tiempo y Scottie ha debido superar una grave depresión nerviosa por lo sucedido. Un día se cruza por la calle con una muchacha pelirroja, Judy Barton (Kim Novak), que se parece extraordinariamente a Madeleine. Intenta revivirla y revivir su amor a través de Judy, transformándola gradualmente en una doble de la rubia muerta. Irónicamente, Judy no es otra que la Madeleine que Scottie conoció, amante de Gavin, al que ayudó para que el asesinato de su legítima esposa pareciera, con la inocente complicidad del vértigo de Scottie, un suicidio. Al descubrir la verdad, el enfurecido detective arrastra a Judy

    Comentario

    Una de las grandes obras maestras de Hitchcock que realiza una incursión en el inconsciente de un individuo atormentado por el vértigo y por un terrible complejo de culpabilidad, representado además la culminación de las obsesiones del director por las mujeres rubias. Hitchcock crea una tensa y extraña atmósfera alrededor de sus personajes. El misterio, ciertas influencias de lo fantástico o lo sobrenatural planean sobre el filme dividido en dos partes (cada una de ellas con un final) y con Kim Novak interpretado dos diferentes caras de un mismo personaje. Stewart hace aquí su cuarta y último trabajo para Hitchock, que parte de una novela de los franceses Pierre Boileau y Thomas Narcejac (el mismo tandem que escribió "Las diabólicas", que dirigió Henry Georges Clouzot). A destacar igualmente la espléndida banda sonora de Bernard Herrmann, el músico habitual de Hitchcock.