VANIA EN LA CALLE 42

    Titulo original: Vania on 42nd Street
    Año: 1994
    País: Gran Bretaña - EE.UU.
    Duración: 119 min.
    Dirección: Louis Malle
    Guión: David Mamet y Andre Gregory.
    Música: Joshua Redman.

    Intérpretes

    Phoebe Brand, Julianne Moore, Lynn Cohen, George Gaynes, Jerry Mayer, Larry Pine, Brooke Smith, Wallace Shawn, Andre Gregory, Madhur Jaffrey y Oren Moverman.

    Sinopsis

    Un grupo de actores, el grupo de teatro de André Gregory (Andre Gregory), ensaya la representación teatral de Tío Vania, de Anton P. Chejov. El teatro donde ensayan está abandonado y la compañía ha prescindido de la ambientación y del vestuario. La obra cuenta cómo una familia y sus amigos se reúnen en torno al profesor retirado Alexander Serebryakov (George Gaynes), un hombre pomposo y encopetado que intenta escribir su obra maestra junto a su joven segunda esposa, Yelena (Julianne Moore). Los personajes principales son Sonya (Brooke Smith), la hija de su primera mujer, la madre de ésta y su hermano, el tío Vania (Wallace Shawn), que cada vez soporta peor la actitud de superioridad del profesor. El texto original y las relaciones personales entre los intérpretes se enredarán inevitablemente conforme avancen los ensayos.

    Comentario

    Louis Malle (Atlantic City, Herida, Adiós muchachos, La pequeña, Un soplo al corazón, Viva María, Los amantes) homenajea al escritor ruso Anton Chejov en la que fue su última película como director. Vania en la calle 42, una metáfora sobre los ensayos y avatares de una compañía teatral en Nueva York, que trata de poner en pie una representación de Tío Vania, de Chejov. Para realizar Vania en la calle 42, Malle se basó en una excepcional adaptación del original realizada por David Mamet, uno de los dramaturgos contemporáneos norteamericanos más importantes cuya participación en el cine ha ido a más durante los últimos años, tanto como escritor como director. Malle rueda Vania en la calle 42 como si fuese un espectador. La cámara casi no se mueve, permanece fija, estática, como si de un espectador más se tratase. Tan sólo se desliza de vez en cuando buscando realzar aún más, si cabe, las interpretaciones que estamos contemplando.