VALENTINA. CRÓNICA DEL ALBA (1982)

    675
    Titulo original: Valentina. Crónica del alba
    Año: 1982
    Fecha de estreno en España: 12-11-1982
    País: España
    Duración: 92 min.
    Dirección: Antonio J. Betancor
    Guión: Antonio Betancor, Lautaro Murúa, Carlos Escobedo y Javier Moro, basado en la novela "Crónica del alba", de Ramón J. Sender.
    Música:

    Riz Ortolani.


    Intérpretes

    Intérpretes: Anthony Quinn, Jorge Sanz, Paloma Gómez, Saturno Cerra, Concha Leza, Alfred Lucchetti, Marisa de Leza, Eusebio Poncela, Concha Hidalgo, Luis Ciges, María Rubio, Emilio Fornet, Antonio Canal, Teresa González, Rafael Vaquero, Guillermo Carmona, Cristina Durán, Margarita River, Alicia Sáinz de la Maza, Isabel Arce, Felipe Castellanos, Javier Gómez y Damián Jareño.

    Sinopsis

    José Garcés, prisionero en el campo de concentración de Argéles (Francia), se aferra a sus recuerdos. Un amigo suyo (Eusebio Poncela) regresa años después a España para entregar a una mujer llamada Valentina (María Rubio), su manuscrito de memorias. Sobre todo al recuerdo de su primer e imposible amor por Valentina (Paloma Gómez), la hija del notario, una niña rubia y angelical. Hacia 1911, ambos vivieron una historia de amor en un pueblo de de Aragón. A los doce años, José Garcés (Jorge Sanz) era un niño lleno de vitalidad que dudaba entre ser héroe, santo o poeta, y que inventaba lo que fuera necesario para estar con Valentina, pese a las amenazas familiares y a la sombra inquietante de los padres de la novia. Mosén Joaquín (Anthony Quinn), profesor del niño, era el único en comprender la fuerza de su pasión.

    Comentario

    Primera entrega del díptico que forma junto a "1919. Crónica del alba", la adaptación de la novela de Ramón J. Sender "Crónica del alba", con una cuidada recreación de la España de la segunda década del siglo XX. Una historia de iniciación y descubrimiento, que muestra el difícil aprendizaje de un muchacho de un pueblo de Aragón (excelente trabajo de un niño llamado Jorge Sanz), en busca de su propia identidad y del descubrimiento del mundo. Brillante también Anthony Quinn como el cura del pueblo y maestro del niño y la fotografía de Juan Ruiz de Anchía.