UNA MUJER PARA DOS

    Titulo original: Desing for Living
    Año: 1933
    País: EE.UU.
    Duración: 90 min.
    Dirección: Ernst Lubitsch
    Guión: Ben Hecht, basado en una obra de Noel Coward
    Música: John Leipold. Temas musicales: "The Star Spangled Banner"; y "Concierto para Violin en E Minor, Op.64", de Felix Mendelssohn-Bartholdy.

    Intérpretes

    Frederic March, Gary Cooper, Miriam Hopkins, Edward Everett Horton, Franklin Pangborn, Isabel Jewell, Jene Darwell, Wyndham Standing, Lionel Belmore, Thomas Braidon, Nora Cecil, Emile Chautard, Mathilde Comont, Adrienne D’Ambricourt, Cosmo Kyrle Bellew, James Donlan, Harry Dunkinson, Charles K. French, Mary Gordon, Grace Hayle y Olaf Hytten.

    Sinopsis

    Tom Chambers (Frederic March), un autor dramático con sueños de grandeza, y George Curtis (Gary Cooper), un pintor que se valora a sí mismo más que a sus cuadros, se enamoran casi a la vez, de la misma mujer, Gilda Farrell (Miriam Hopkins), una chica que trabaja en una agencia de publicidad. Ella, que no es capaz de decidirse por ninguno de los dos al tener que rechazar al otro, acepta el hecho y decide proponerles que vivan los tres juntos, sabiendo utilizar adecuadamente a sus dos novios en beneficio propio. Tanto Tom con George acabarán aceptando la proposición de Gilda para vivir de forma amistosa juntos.

    Comentario

    Una de las grandes obras de Lubitsch, que muestra con un humor cáustico nada moral, un menage a trois. Se trata de la adaptación de una obra de teatro de Noel Coward, que el propio autor había representado en los escenarios, con guión y adaptación para la pantalla de Ben Heach, que posteriormente seguirá desarrollando este humor cínico en sus obras de teatro y guiones para Billy Wilder. Pese a los numerosos problemas con el Código Hays de censura, imperante en la época, Heach, realiza una modélica adaptación, que fiel a su maestra, insinúa más que muestra, y que según se vanagloriaba el propio guionista, solo hay una línea de diálogo rescatado de la obra de Coward, sustituyendo el resto por gags.