UNA HISTORIA DE LOCOS (2015)

    25
    Titulo original: Une histoire de fou
    Año: 2015
    País: Francia
    Duración: 134 min.
    Dirección: Robert Guédiguian
    Guión: Robert Guédiguian y Gilles Taurand, basado en la autobiografía de José Antonio Gurriarán
    Música: Alexandre Desplat

    Intérpretes

    Ariane Ascaride, Syrus Shahidi, Grégoire Leprince-Ringuet, Simon Abkarian, Razane Jammal, Robinson Stévenin, Serge Avedikian, Hrayr Kalemkerian, Siro Fazlian, Amir El Kacem, Rodney El Haddad, Lola Naymark, Jürgen Zwingel, Jurgen Genuit, Wolfgang Pissors, Gerald Papasian, Alain Lenglet, Sylvie Degryse, Christian Benedetti, Catherine Fourty, Yann Trégouët, Pierre Banderet, Patrick Bonnel, Adrien Jolivet, Jeremias Nussbaum, Matthias-Leonhard Lang, Sarkis Atechian, Armen Catanasian, Paulo dos Santos, Maria Pitarresi, Christophe Demerdjian, Ghassan Salhab, Omar Mikati, Sarkis Donikian, Bertrand Lacy, Francis Boulme, Corinne Debeaux, Pauline Leprince-Ringuet, Rosy Kuftedjian, Etienne Seukunian y Mathieu Naert.

    Premios

    Seleccionada para la Sección Oficial en competición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci)

    Sinopsis

    París, 1981, un joven marsellés de origen armenio llamado Aram (Syrus Shahidi) hace volar el coche del embajador de Turquía en París. Gilles Tessier (Grégoire Leprince-Ringuet), que pasaba en ese momento en bicicleta, queda gravemente herido. Aram huye y se une al Ejército de Liberación de Armenia en Beirut, hogar de la revolución armenia en esa época. Anouch (Ariane Ascaride), la madre de Aram, visita a Gilles en el hospital para pedirle perdón y él exige conocer a su verdugo. Una vez recuperado, va a Marsella en busca de venganza, pero la familia de Aram le da la bienvenida y acaba quedándose con ellos. Aram no está de acuerdo con sus compañeros en Beirut y decide conocer a Gilles, que acabará convirtiéndose en su portavoz

    Comentario

    Robert Guédiguian (“Marious y Jeannette”, “La ciudad está tranquila”, ”Presidente Mitterand”) aborda el genocidio armenio y las consecuencias que arrastra. Cuenta con un prólogo en blanco y negro, ambientada en Alemania, donde se trata de contextualizar el origen del genocidio armenio por parte de los turcos y la historia, inspirada (libremente) en hechos reales y ambienta en la omnipresente Marsella de Guédiguian, durante los años 70, donde una familia de armenios vive cómo uno de sus miembros se radicaliza y decide tomar las armas contra los turcos. Curiosamente el punto de partida de esta película se encuentra en el periodista español José Antonio Gurriarán, que en 1980 fue víctima de una bomba puesta por un grupo armenio en Madrid. A consecuencia del atentado sus piernas fueron gravemente heridas. Tras el atentado empezó a investigar sobre el conflicto armenio ya que “lo importante en un atentado es por qué ha pasado, no cómo”. Tanto investigó sobre el conflicto y su experiencia, que en 1982 publicó un libro, “La bomba”, donde relataba su experiencia. La película es una adaptación muy libre de la novela, pero no ha sido la primera vez que un cineasta se ha interesado por la historia de Gurriarán. Pilar Miró estuvo muy interesada en llevar la novela al cine, pero sus diferentes compromisos se lo impidieron, aunque ya tenía incluso al actor que interpretaría a Gurriarán: José Sacristán. Posteriormente Jaime Camino intentó hacer la película, pero las desavenencias con la adaptación del guión hizo que el proyecto no prosperase. La película de Guédiguian, es una historia de izquierdas, militante y comprometida, aunque tan repleta de información que se hace difícil de digerir en momentos.